www.noticiasdealmeria.com

¿A qué leches juega el PP con Vox?

Por Víctor Hernandez Bru
martes 27 de julio de 2021, 18:12h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia

Sinceramente, observando la estrategia del Partido Popular en relación a lo que está pasando en Ceuta con Santiago Abascal y Vox, la única pregunta que se me viene a la cabeza es, ¿a qué juega el PP?

Salvo que haya circulando por ahí, a la que tan sólo tengan acceso los miembros de la formación popular, las encuestas dicen que el PP necesita a Vox para expulsar de una vez por todas a este infecto gobierno social-comunista de La Moncloa. Lo cual se une a la realidad incontrovertible e innegable de que el PP gobierna con Vox en Madrid, dentro del mismo equipo gestor, y con el apoyo de esta formación en otros lugares, como por ejemplo aquí mismo, en Andalucía, sin ir más lejos.

Que el PP se abstenga en una moción que propone (y a la postre consiguió) la reprobación y declaración como persona no grata del líder de Vox, Santiago Abascal, entiendo que significa que los populares consideran no grato a Abascal, que les parece bien que sea considerado como tal en Ceuta y, supongo, en cualquier sitio. Lo cual querrá decir que no quieren saber nada de él y, por supuesto, no quieren relacionarse gubernativamente con él.

Pero entonces, a los que pedimos cada día al cielo que esta pesadilla social-comunista se acabe cuanto antes, ¿qué nos queda?

Y si no es así, ¿qué piensan en el PP? Acaso creen que un partido puede apoyar a otro que apoya la reprobación de sus líderes, que se junta con los socialistas y con un partido pro-marroquí, cuya representante acude a los plenos con un velo y luego va por ahí dando clases de feminismo. Es más, ¿apoyaría el PP a un partido que tuviera ese tipo de comportamiento para con él?

Podría haberse dado el caso de que en Ceuta, el Partido Popular tuviera a un cencerro como portavoz, a un tarugo de pura cepa, que sin duda lo es, que se hubiera echado al monte por lo de siempre, porque los de Vox no tiran de la cadena cuando van a baño en la sala de comisiones; o porque no les saludan con la suficiente amabilidad en los pasillos; o porque no recogen sus platos la taberna de la sede de la Ciudad Autónoma.

Pero ante esa circunstancia, el PP lo tenía fácil; lo hacen todos los días, envían consignas hasta los confines de su propio partido, como hacen todos los demás, para tratar de controlarlo todo. Y en este caso se trataba de pedirle al propio que saliera a la palestra a decir que tuvo un mal día, que se le entendió mal, que le dio al botón por equivocación o que simplemente había discutido con la parienta y la pagó con Santiago.

Pero no, en lugar de ello, el PP ratificó ayer su postura y apoyó al tal Vivas. Aquí, en Almería, Ramón Herrera había rechazado, en #esLaMañana, este tipo de reprobaciones, pero el PP a nivel nacional la ratificó.

No puedo por más que reiterarme: ¿a qué leches juega el PP?

Víctor Hernandez Bru

Periodista, director de EsRadio Almeria y Radio Marca Almería

Valora esta noticia
0
(0 votos)