www.noticiasdealmeria.com
Antonio Llaguno: “Villaricos es uno de los enclaves que ha configurado el alma andaluza”
Ampliar

Antonio Llaguno: “Villaricos es uno de los enclaves que ha configurado el alma andaluza”

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El autor de “Villaricos: Treinta siglos de historia”, destaca que es un enclave poblado desde hace 3.000 años, recogiendo el poso del mestizaje permanente

Antonio Llaguno Rojas publica un nuevo libro, y lo hace de un entorno que conoce de primerísima mano, el Levante almeriense, y dentro de él, Cuevas del Almanzora, de donde fue alcalde doce años, y por acotar más, de la pedanía de Villaricos.

Aunque licenciado en Psicología y con estudios en Medicina y Filosofía, su pasión a la luz de su trayectoria, es la historia, lo que le llevó a ser Presidente de Honor de la Fundación por el Progreso de Andalucía, Vicepresidente de la Fundación Mahmud Kati y representante en España de los Fondos Kati de Tombuctú. Desde 1988 ha estado ligado a Tombuctú y a la etnia de los Arma, a algunos de cuyos representantes trajo a Andalucía para conocer su patria de origen. Ha sido portavoz (cualificado) de la realidad y de las necesidades de la población de la curva del Níger y de Tombuctú ante la administración andaluza, promoviendo ayuda humanitaria o haciendo posible que la Junta de Andalucía construyese una biblioteca en Tombuctú para albergar el Fondo Kati.

En “Villaricos: Treinta siglos de historia”, y editado por Arráez y presentado con la colaboración del Ayuntamiento de Cuevas, Llaguno se centra en este enclave que considera “uno de los cuatro o cinco” más importantes para comprender la historia de Andalucía, al haber sido “puerta de entrada de varias civilizaciones, algunas tan antiguas como los fenicios, los griegos, los romanos, los visigodos, los musulmanes, los cristianos… en fin, que por su situación geográfica, no solo en relación al mar, también por su proximidad a las minas de la Sierra Almagrera interesaba para acceder a la plata”.

Una de las características de Villaricos, que en invierno tiene unos 800 habitantes pero alcanza los 34.000 en verano, es que mientras otras localizaciones de culturas como el Argar o Gata “han sido lugares de gran importancia arqueológica indudable, una vez pasada esa época se han convertido en paisajes inhóspitos donde no vive nadie, pero en Villaricos desde los fenicios hasta hoy siempre ha tenido población, no como otros enclaves, que tuvieron su auge y luego murieron”.

“Villaricos siempre ha estado viva”, resume Llaguno, que destacaría como época más floreciente cuando dio su nombre a Baria “cuando los fenicios sitúan allí uno de los cinco enclaves para controlar el comercio del Mediterráneo, junto con Cádiz, Málaga, Almuñécar (Granada) y Adra (Almería)”.

Después, Villaricos fue el punto por el salía la plata, y eso dio lugar no sólo al desarrollo portuario o minero, también a la creación de fundiciones, y es otro momento de esplendor, si bien hoy día –admite Llaguno- el Festival de Música Electrónica Dreambeach es lo que la ha vuelto a poner en el mapa. Considera que “es anómalo” que a día de hoy se la conozca más por este evento, que por las culturas que han pasado por ella.

El autor, que califica a Villaricos de “puerta y puerto” contextualiza este lugar y su historia dentro de la historia de Andalucía, al considerar que su esencia abierta a nuevas culturas y al mestizaje, es algo que marca el propio devenir de nuestra identidad. Recuerda que “cuando los fenicios vienen, no se encuentran un erial, sino que ya hay población autóctona en lo que hoy es Las Herrerías, que en la Prehistoria habían tenido su importancia, y se mezclan, y de hecho en Baria había templos griegos, fenicios, basílicas con los visigodos, mezquitas, fue una tierra de acogida”.

Llaguno encuadra a Villaricos entre los lugares “que han configurado el alma andaluza” y lo apunta por esa situación portuaria que le permite la fluidez en las relaciones con distintos pueblos, pero a la vez porque en este enclave se ha ido produciendo un poso de todos esas civilizaciones que, a la postre han acabado dando lugar a lo que hoy somos los andaluces.

Admite el investigador que “hace falta más conocimiento” por parte de los almerienses y los andaluces de su propia historia, por lo que destaca la exposición de la Junta de Andalucía que puede verse en el Museo Arqueológico sobre Baria, “que ayuda muy bien a comprender la importancia de estas civilizaciones”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Noticias de #Almeria

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.