www.noticiasdealmeria.com
‘Cuatro corazones con freno y marcha atrás’ se representa el sábado en el Auditorio de Roquetas
Ampliar

‘Cuatro corazones con freno y marcha atrás’ se representa el sábado en el Auditorio de Roquetas

viernes 12 de octubre de 2018, 15:18h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia

Los preludios musicales antes de la representación en la cafetería del Auditorio tendrán como protagonista a Fome de Ritmo con Ruth Becerro


El Teatro Auditorio de Roquetas de Mar acoge mañana sábado, 13 de octubre a las 21:30 horas la representación de la obra ‘Cuatro corazones con freno y marcha atrás’. El preludio musical a las 20:30 horas en la cafetería del Auditorio correrá a cargo de Fome de Ritmo con Ruth Becerro.

Dos parejas de enamorados y un cartero. Una herencia imposible, una isla desierta y la fórmula de la eterna juventud. ¿Felicidad también eterna? ¿Amor inmortal? Puede que sí, puede que no o quizá todo lo contrario.

Porque todo es posible en “Cuatro corazones con freno y marcha atrás”, una de las comedias más populares y divertidas del maestro Enrique Jardiel Poncela.

“Cuatro corazones con freno y marcha atrás” es el nuevo espectáculo de Gabriel Olivares (Burundanga, El Nombre) junto a la Compañía TeatroLab Madrid). En el reparto estan César Camino, Álex Cueva, Patrick Martino, Silvia Acosta, David García Palencia, Chusa Barbero, Eduard Alejandre, entre otros.


Argumento


Emiliano es cartero y lleva todo el día esperando a que le firmen una carta certificada enviada al joven Ricardo. Misión imposible: la casa se encuentra inmersa en un lío descomunal, y todo por culpa de la herencia de un extravagante tío; el arruinado Ricardo solo podrá cobrarla al cabo de 60 años. Un drama.

Pero el doctor Bremón tiene la solución: científico revolucionario, acaba de descubrir la fórmula de la eterna juventud. Él mismo, su prometida Hortensia y la pareja formada por Ricardo y Valentina, van a disfrutar, eternamente, de la fortuna del tío. Y no solo ellos, también el cartero Emiliano, quien ha descubierto el secreto y está más que dispuesto a participar en él.

El grupito de inmortales se dispone a disfrutar de una vida completamente feliz y despreocupada, pero al correr de los años y las décadas, terminan por encontrar la existencia un aburrimiento, un latazo. Ya nada les interesa, nada les conmueve. Ni siquiera la aventura de vivir en una isla desierta, como Robinsones del tiempo.

Solo el pragmático Emiliano parece a salvo del tedio, mientras que los cuatro enamorados desesperan en lo que consideran una condena eterna. Hasta que el cerebro privilegiado del doctor Bremón descubre una nueva fórmula, un freno que pondrá fin a este tormento: dejarán de ser inmortales para ir cumpliendo años hacia atrás; es decir, serán cada vez más jóvenes, llegarán a la infancia y después, a la desaparición total, a la Nada de la que todos venimos.

¡Ahora sí que van a disfrutar de la vida! Bremón y Hortensia, Ricardo y Valentina, junto al inseparable e imprescindible Emiliano, parecen haber encontrado la felicidad verdadera: vivir como solo pueden los jóvenes; enamorados, divertidos y despreocupados, con todo el futuro por delante. Pero han olvidado que en su caso, también tienen todo el pasado por detrás.
Valora esta noticia
1
(1 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios