www.noticiasdealmeria.com

De esta forma Internet funciona como primera fuente de información en salud

Escucha la noticia

Su influencia ha cambiado en gran manera la relación entre médico y paciente.

Internet ha causado una importante serie de cambios respecto a la información de todos los ámbitos, incluso en el de salud, pues los pacientes ahora pueden acceder a ella con gran facilidad y rapidez, razón por la que no resultaría extraño que se acuda a la red para verificar las indicaciones brindadas por un especialista.

Por ejemplo, en 2010 se dio a conocer que hasta un 49% de los pacientes en la Unión Europea buscó información respecto a la salud en Internet. En tanto, sólo en España este porcentaje se incrementa al 52.2%.

Aunque a primera vista la búsqueda de los pacientes en Internet puede parecer riesgosa, vale decir que más bien les permite tomar decisiones de salud con mayor información, tomar mayores medidas de prevención y alcanzar cierto nivel de autonomía. Puede encontrar información adicional en sitios web como Favorece - las opiniones que te favorecen - algo que puede contribuir a una mejor comprensión de algunos problemas. Pero, lo cierto es que para cualquier diagnóstico nunca se debe prescindir de la consulta médica.

No obstante, es innegable que el paciente se somete a un importante riesgo de desinformación, pues hay una enorme diferencia entre los contenidos al respecto en diferentes sitios web, algo que puede publicar ansiedad en él a consecuencia de diferentes recomendaciones y visiones. Esto además genera expectativas y exigencias distintas de los pacientes respecto a algún tratamiento o terapia en particular.

De otro lado, un estudio en el que participaron 337 médicos de atención primaria (MAP) y 348 médicos de hospitales (MH) dio a conocer que un 70% de los mismos admitieron que sus pacientes consultan respecto a informaciones obtenidas de la Internet. Es así que incluso un 27,6% de los especialistas llegan a recomendar páginas de la red a sus pacientes.

Sin embargo, más de la mitad de los hombres de la salud destacan que la información ofrecida en Internet puede contener errores y, además, provocar una pérdida de confianza del paciente con su especialista. Y es importante tomar en cuenta que los propios pacientes creen que la información médica a través de Internet tiene bastante utilidad y, además, la consideran bastante fiable. No obstante, consideran también que no debería ser empleada para hacerse un propio diagnóstico y mucho menos para automedicarse, para lo que prefieren las indicaciones de un auténtico médico.

Diferentes estudios llaman a los especialistas de salud a tomar mayor consideración del uso de Internet que cada día más tienen los pacientes, por lo que piden tomar especial consideración en aquellos pacientes que buscan atención primera y son, sin duda, influenciados por la información de salud que encuentran en la red. Esto, aseguran, puede ser un bloqueo en la relación convencional entre el médico y el paciente, considerando además que gran parte de las nuevas generaciones tienen un acceso habitual a Internet para conocer algo sobre un tema.

Así también, los especialistas tienen como objetivos estudiar las variables sociodemográficas entre quienes usan y no usan Internet, así como los motivos para que no accedan a esta fuente de información, con la finalidad de comparar las respuestas de cada uno respecto a esta alternativa para encontrar recomendaciones de salud y cómo afectará la relación que empiecen a tener con nuevos pacientes. Muchos de estos galenos llaman a una adecuación a estos nuevos tiempos y creen que acudir a la Internet como una nueva vía de comunicación con los pacientes será la vía más efectiva para alcanzar mejores resultados.

Valora esta noticia
0
(0 votos)