www.noticiasdealmeria.com

Del reparto de carnés de demócratas

martes 07 de abril de 2020, 15:53h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia

Hoy nos desayunamos con dos buenas noticias, con dos motivos para la esperanza: el primero es la evolución de los datos de muertes y contagios en los últimos días, que parecen decrecer y eso significa que, si nos comportamientos con inteligencia en las próximas semanas, puede que a final de mes estemos empezando a hacer cosas medianamente normales. El otro es la cantidad de gente que ha entendido perfectamente que, una vez que hayamos dominado al bicho, tenemos que seguir viviendo de nuestra economía y de nuestras empresas y, por tanto, hay que fortalecerlas o, al menos, evitar al máximo que se debiliten.

Ayer asistimos a un pleno en Diputación en el que se aprobaron diferentes medidas de apoyo a las pymes. También hemos constatado medidas similares de ayuntamientos varios, desde El Ejido a Roquetas, desde Viator a Berja, desde Níjar a Adra pasando por Vera y por la capital y otros muchos.

Es la parte positiva, por supuesto, junto con toda esa cantidad de seres humanos que están aprovechando esta malditas crisis para demostrarse a sí mismos que son formidables, como decía un programa de hace ya algunas décadas, que no miran ni a quién ni cómo, sino que se dedican simplemente a ayudar a quienes pueden y de la mejor manera que entienden.

Mientras tanto, nuestros políticos, especialmente los que están en el gobierno y tienen la máxima responsabilidad, siguen dejando por los suelos al género humano.

Lo del fin de semana ha sido verdaderamente desalentador. Mientras en Italia debaten sobre si dejar en la mitad el número de cargos políticos, aquí sale a la palestra, para decir que el Gobierno no tiene nada de que arrepentirse, un ministro del Interior de un país que tiene el récord de muertos por cada millón de habitantes, cuyo gobierno ha comprado test de COVID-19 que hubo de devolver por falta de fiabilidad, que no autorizó sino que alentó manifestaciones masivas el 8 de Marzo, que ha comprado material anti-coronavirus con la misma eficacia que la TIA de Mortadelo y Filemón y que ha mantenido como responsable del control del contagio a uno que dijo que en España habría somo mucho unos pocos contagios.

Y no contentos con eso, el ministro de Transportes, cuyo currículo sería escaso en cualquier comercializadora agro de nuestro campo para conducir una traspaleta o un torillo, con todo el respeto y cariño a nuestros sensacionales traspaleteros y toreros, el mismo que hace no mucho mantuvo una reunión ilegal con una delincuente perseguida internacionalmente en el Aeropuerto de Barajas, sobre la cual dio más de una decena de versiones explicativas, a cada cuál más falsa y estúpida, se llena la boca repartiendo carnés de demócrata, exhibiendo su basta incultura al insinuar que Vox no debe estar en los nuevos Pactos de La Moncloa, ignorando, eso que se le da tan bien, que precisamente el espíritu de los Pactos de La Moncloa se basa precisamente en que nadie queda fuera, en que todo el mundo es importante.

Como os decía ayer, queridos míos, éste es el nivel; el nivel de ministros que, con este panorama, no tienen nada de que arrepentirse; o que no sienten empacho alguno en mostrar toda su incultura de manera pública. Y con todo, con todos ellos, cada día estoy más convencido de que, a pesar de ellos, ignoro en cuánto tiempo, saldremos de esto fortalecidos… y #Unidos.

Víctor Hernandez Bru

Periodista, director de EsRadio Almeria y Radio Marca Almería