www.noticiasdealmeria.com
El Ayuntamiento recuerda a Correos las trabas para la venta de su edificio

El Ayuntamiento recuerda a Correos las trabas para la venta de su edificio

jueves 05 de marzo de 2020, 07:52h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia

Permanece en vigor el convenio firmado pero no ejecutado que habría facilitado su enajenación





El convenio suscrito por el Ayuntamiento de Almería y la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos en el año 2013 relativo al edificio que tiene abandonado junto a la Plaza del Educador está aún vigente y habría sido la solución para su venta, que es lo que ha día de hoy quiere hacer el Gobierno de Pedro Sánchez, según ha respondido a una pregunta de los diputados Miguel Ángel Castellón y Juan José Matarí.

Desde el Consistorio se ha indicado a Noticias de Almería que, “estamos en un escenario distinto al que propició la firma del convenio, pero el convenio está ahí” y supone la única salida más viable para que Correos consiga enajenar este inmueble que abandonó en 2011 y sobre el que pesa una orden de ejecución no realizada.

La principal traba para la venta no es el estado del edificio, afectado por aluminosis, es que el suelo está calificado como “dotacional público”, o lo que es lo mismo, que solo se pueden ubicar ahí dependencias públicas, suponiendo una limitación clave para cualquier promotor privado que, sin no cambia esa calificación, no podría construir ni viviendas ni nada similar.

El convenio al que se opuso en 2012 el PSOE e Izquierda Unida, y en el que participaron directamente los entonces concejales Pablo Venzal y Miguel Ángel Castellón, se firmó en Madrid, y el objetivo era cambiar el uso de dotacional a residencial compatible con terciario, que permitiría hospedaje, oficinas o comercio, con una altura máxima de cuatro plantas más sótano, sobre una superficie construida de 3.706 metros. Otra de las cláusulas establecía que la sociedad estatal Correos cede al Ayuntamiento el 15% del aprovechamiento urbanístico de la parcela.

El PSOE quería que el Ayuntamiento le comprara el edificio a Correos o hiciera una permuta metiendo en el juego otro inmueble de la Junta de Andalucía, lo que el PP rechazaba por no ser económicamente rentable para los almerienses, al margen de que se dejó entrever en aquellas fechas, que la entidad tampoco tenía mucho interés en ello porque lo que quería era liquidez.

En cualquier de los casos, todo esto quedaría pendiente de una de las más largas serpientes informativas de la ciudad, la aprobación definitiva del PGOU, que podría darle un salida a este edificio abandonado junto al Paseo de Almería desde hace ya ocho años.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios