www.noticiasdealmeria.com
Síganos en Telegram: Gratis e inmediato
El CAIT Asalsido atiende a 110 menores por la nueva Ley de Atención Temprana de Andalucía
Ampliar

El CAIT Asalsido atiende a 110 menores por la nueva Ley de Atención Temprana de Andalucía

martes 24 de enero de 2023, 19:02h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia

El CAIT Asalsido, concertado con el SAS, no solo atiende a niños con síndrome de Down, sino a cualquier niño que presente trastornos en su desarrollo o riesgo de padecerlos

Los menores atendidos en el Centro de Atención Infantil Temprana (CAIT) Asalsido, uno de los 5 centros concertados con el Servicio Andaluz de Salud (SAS) que hay en Almería capital, se beneficiarán de la nueva Ley de Atención Temprana de Andalucía promovida por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, cuyo Proyecto de Ley será ratificado este miércoles 25 de enero mediante la aprobación del Dictamen de la Comisión de Salud y Consumo del Parlamento de Andalucía.

El centro cuenta con cuatro logopedas, tres fisioterapeutas y seis psicólogos, un equipo humano que atienden a menores de hasta 6 años con trastornos en su desarrollo infantil, tanto cognitivo como motor y sensorial. Aunque el centro se ubica en la sede de la Asociación Almeriense para el Síndrome de Down, Asalsido, también atiende a cualquier niño que presente trastornos en su desarrollo o riesgo de padecerlos.

Salvadora Rodríguez, psicóloga y coordinadora del CAIT Asalsido, asegura que en estos momentos se está atendiendo a una media de 110 usuarios. “El concierto funciona por un número determinado de sesiones a impartir con una media de 8 sesiones mensuales a usuarios”, aunque también hay algunos que cuentan hasta con tres sesiones semanales, dado que tienen que ser atendidos por varios de sus especialistas.

Además, algunos perfiles, como los niños prematuros, están en seguimiento, aunque no reciban sesiones programadas. “Si vemos niños que pueden correr algún riesgo en su desarrollo, se mantiene el contacto con ellos, que no tiene por qué ser una intervención directa, sino que se les da unas pautas a las familias”. En general, a los niños prematuros se los deriva a este servicio de Atención Temprana por protocolo, para asegurarse de que su evolución no presente ningún riesgo.

Con algunos de los usuarios, incluso, se ha tenido que incrementar el número de sesiones recibidas, en los casos en los que estos profesionales lo han visto conveniente para atender correctamente a los que llegan con casos más complicados.

La intensidad de las sesiones que tiene cada niño depende de sus características, y a todos hay que ir evaluándolos en función de sus necesidades. “Tenemos casos de padres a los que vemos cada cuatro meses, porque, aunque son familias que están valoradas para darles el alta, a veces tienen mucho miedo de desvincularse totalmente del centro”, explica Rodríguez. En general, por evolución favorable, son pocas las altas que se tramitan en el CAIT Asalsido.

El perfil de usuarios más común que se reciben en este centro concertado con el SAS es el del Trastorno del Espectro Autista (TEA). “Ahora mismo, es la mayoría de niños que atendemos, pero también contamos con niños con plurideficiencias, por lo general, se atiende a niños que necesitan más de una especialidad, aunque es cierto que casi todos vienen derivados inicialmente por problemas del lenguaje”, asegura Rodríguez. En todo caso, cada caso que llega al CAIT Asalsido también recibe atención psicológica por protocolo.

La atención integral que reciben en este centro los niños que lo necesitan, debe contar con la implicación de las familias en su intervención diaria. “Aunque aquí reciban sus sesiones, el trabajo debe continuarse en casa”, recuerda la coordinadora del centro, “por ello también les damos indicaciones sobre cómo pueden ir actuando con el niño, porque, además, los planes de intervención van cambiando en función de la evolución del pequeño”.

Para Rodríguez, es muy importante dentro del CAIT “la coordinación entre profesionales, porque uno puede observar algo a lo largo de la intervención con un usuario que puede competer a otra especialidad”. La disponibilidad de estos profesionales en el mismo centro facilita la pronta valoración tras la detección de problemas en el lenguaje, de comportamiento o psicomotores, lo que permite ir modificando la intervención según se precise.

Para ser atendidas en un CAIT, las familias deben plantear sus inquietudes en primer lugar al pediatra de su Centro de Salud, quien les derivará a la Unidad de Atención Infantil Temprana, donde un médico y un psicólogo evalúan cada caso y determinan su derivación a Atención Temprana.

“El principal problema que tenemos ahora son las listas de espera”, aclara Rodríguez, “tenemos concertados solamente 45 minutos por sesión y hay nuevos usuarios, recién derivados al CAIT, que deben esperar incluso varios meses para recibir su primera sesión, algo totalmente desafortunado, ya que estas edades son cruciales en el desarrollo y, cuanto antes se reciba atención, mejor pronóstico se tendrá de las personas que necesitan ayuda”. Rodríguez confía en que la nueva Ley de Atención Temprana pueda responder con eficacia las necesidades que tienen los CAIT, dotando de más recursos y personal a estos centros para evitar, precisamente, estas listas de espera.

Es una información de noticiasdealmeria.com:..
Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios