www.noticiasdealmeria.com
Final ‘de película’ para el Curso ‘Bienestar integral en tu vida personal y profesional’

Final ‘de película’ para el Curso ‘Bienestar integral en tu vida personal y profesional’

sábado 11 de julio de 2020, 16:19h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia

Un experto formador on-line como Javier González de Dios se encarga de exponer las ultimas ideas de un seminario al que ha catalogado como “absolutamente oportuno” por la “etapa insólita que estamos viviendo”, proponiendo el cine como algo que “debe ser prescrito para vida” y enumerando dos listas con 15 películas y 10 personajes fundamentales



Tan solo quedaba poner un buen broche para completar tres días de intensa puesta en común de herramientas para lograr el ‘Bienestar integral en tu vida personal y profesional’, y se ha conseguido con el cine como la última de ellas. De la mano de Javier González de Dios, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario de Alicante, se ha mostrado cómo este séptimo arte es una ‘medicina’ extraordinaria que debe ser prescrita, ello como la cuestión de fondo de la conferencia de clausura del curso, titulada ‘La vida puede ser de cine: cuidemos el árbol de nuestra vida’. No solo ese nombre es sugerente, sino que puede ser “más clarificador el subtítulo, ‘De Hipócrates a Hollywood’, una forma gráfica y poética de relacionar la ciencia con el arte, concretamente la ciencia médica con el séptimo arte, con el cine”, ha manifestado el ponente. Sobre ello ha matizado que “son dos haches muy características que se unen con una tercera hache, que es la de ‘humanización’”, añadiendo a ese respecto que “esta ponencia procede de un proyecto que llevo abordando hace una década, denominado ‘Cine y Pediatría, una oportunidad para la docencia y la humanización en nuestra práctica clínica”, textualmente.



González de Dios ha ido a más sobre lo que persigue: “En realidad, el objetivo del proyecto y de la ponencia es que nos atrevamos a prescribir películas, igual que prescribimos antibióticos, o prescribimos corticoides, o prescribimos radiografías, y en concreto lo que vamos a intentar es prescribir 15 películas para que nuestra vida sea de cine por los valores que atesora, y 10 personajes de estas películas para mejorar nuestro árbol de la vida”. A través de esa enumeración narrativa ha pretendido que los alumnos “se queden con cuatro ideas básicas”, que son las siguientes: “La primera, que el cine es un arte exquisito para la docencia y la humanización, en sanidad en particular y para la vida en general; la segunda, que el cine es un gran recurso pedagógico con el que concienciar y sensibilizar ante determinadas enfermedades, pues hace visible lo invisible; la tercera, que es posible y es bueno prescribir películas y que animo a que nos atrevamos a hacerlo en nuestros lugares de trabajo, principalmente si somos sanitarios, en nuestro hospital o centro de salud, o si somos educadores, en nuestro centro educativo y, sin duda, todos en nuestras familias, a nuestros hijos y a nosotros mismos, porque hay películas que merecen la pena para mejora el árbol de nuestra vida; la cuarta, la vida puede ser de cine si cuidamos el árbol de nuestra vida, y viene a colación porque no estamos viviendo unos momentos fáciles, y todo valor positivo lo podemos tener a nuestro alrededor, y también en el arte, y también el séptimo arte”.



Las cintas reunidas por el ponente en su presentación están repartidas según las diferentes temáticas que abordan, todas sobre lo que las personas deben afrontar en su día, como son adolescencia, adopción, autismo, bullying, cáncer, educación, embarazo en adolescentes, malos tratos, enfermedades raras, problemas sociales, Síndrome de Down, psiquiatría infanto-juvenil o trastornos del neurodesarrollo. De entre todas ellas, algunas “para que la vida sea de cine” son, ordenadas cronológicamente, ‘Cinema Paradiso’, ‘Forrest Gump’, ‘El octavo día’, ‘La vida es bella’, ‘Patch Adams’, ‘Cadena de favores’, ‘Un puente hacia Terabithia’, ‘El curioso caso de Benjamin Button’, ‘La invención de Hugo’, ‘El árbol de la vida’, ‘La vida de Pi’, ‘Del revés’, ‘El Principito’, ‘Un monstruo viene a verme’ y ‘Wonder’.

Ha abogado por el éxito de este seminario y de los XXI Cursos de Verano de la Universidad de Almería, al ser un gran especialista en formación on-line: “Una de las enseñanzas de la pandemia, del confinamiento y de otras tantas circunstancias que estamos viviendo es la obligación de valorar la importancia de Internet y de todas las aplicaciones asociadas, el teletrabajo o la docencia on-line, y yo afortunadamente tengo esto último como algo muy próximo y que forma parte de m trabajo desde hace siete años, ya que soy uno de los dos codirectores de la plataforma de formación virtual de la Federación Española de Pediatría, bajo el nombre de ‘Continuum’, y que es un modelo de éxito porque en esos siete años hemos tenido aproximadamente 40 millones de visitas, eso solamente en docencia para pediatras de España, y que ahora estamos extendiendo a Latinoamérica y que posiblemente hagamos una fusión con el resto de Europa”. Eso sí, ha echado en falta “volver a Almería y conocer a los demás ponentes”, deseando que la situación sea distinta el próximo año y que a la docencia on-line se le sume una parte presencial.



Por último, en relación a sus compañeros en la faceta de conferenciantes y al propio curso ‘Bienestar integral en tu vida personal y profesional’, se ha mostrado encantado de ser parte y aportar: “Ciertamente, estamos viviendo una etapa insólita en nuestras vidas, como insólita es esta pandemia de la COVID-19, una situación que probablemente solo la podamos superar sacando todo lo mejor de cada uno de nosotros, y por ello un curso con este formato y con este título creo que es absolutamente oportuno, un curso en el que habla de talento y liderazgo, de compasión, de bienestar integral, de emociones, de felicacia, neologismo tan interesante de unir felicidad y eficacia en el trabajo, de motivación… y que tengo la oportunidad de clausurar con mi ponencia, para mí es, sin duda, magnífico”. Ha hecho una referencia directa a Antonio Casimiro, uno de los directores, al afirmar que “es el responsable” de su participación, lo que se viene fraguando desde hace dos años, y al que escuchó con mucho interés en la ponencia inaugural: “Recibir mensajes tan inspiradores como los suyos, como menos medicamento y más movimiento, o menos pastilla y más zapatilla, o más vale un gramo de acción que una tonelada de intención…, solo con estos mensajes inspiradores creo que el curso es de una valía enorme y solo puedo agradecer el formar parte de él”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios