www.noticiasdealmeria.com

La solución es el problema

viernes 22 de mayo de 2020, 08:33h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Hasta la ministro de Hacienda Calviño asegura que estamos para “resolver problemas en lugar de crearlos”. La mentira permanente, ausencia total de credibilidad y arriesgadas improvisaciones con devastadores efectos son las constante vitales de una respiración asistida por el aire que insufla a Pedro Sánchez las bocanadas más fétidas y pútridas de la política más detestable.

Ver en el mismo documento (pacto para la derogación de la Reforma Laboral) los anagramas de PSOE y EH Bildu es como para remover las conciencias y las tripas de militantes y simpatizantes que ya se pueden ir olvidando de los más de “cien años de honradez”. Pedro Sánchez se ha convertido en el mayor emético para vomitar sobre su incalificable gestión. Notable, dice el insensato. Pedro Sánchez es la nueva SA (Socialismo de Autor) que ni es socialismo y, como autor, un fraude.

La Reforma Laboral, la que posibilita los actuales ERTE, puede quedar derogada como lo fue el Plan Hidrológico Nacional por el otro inútil pánfilo de Zapatero. Siempre alguien vendrá que bueno te hará.

La pretendida derogación nos puede sumir en el estigio de una recesión acrecentada a la ya crisis del COVID-19. Sólo obligar por decreto las contrataciones sería la solución -no descarten esta okurrencia- para la reactivación económica.

El espejismo de las distintas fases y el disputado “desescalamiento” nos está aportando un espejismo de “nueva normalidad”. Nos reconforta ver a niños, padres, abuelos, deportistas, ciclistas y animadas terrazas como síntoma de retorno a la normalidad. Falso. ¿Pero quién coño está trabajando? Tanto asueto, deporte, playas, paseos y apertura de comercios no es nada si no se comienza a producir, ganar dinero, dar trabajo y reactivar el tejido socioeconómico. Vanagloriarse de repartir ayudas en ERTE y a los autónomos inactivos es la mayor estupidez que sólo puede provenir del calamitoso Gabinete de Sánchez, sus arrimados podemitas… y ya sólo faltaban los herederos del terrorismo etarra.

Si derogan la Reforma Laboral del gobierno de Rajoy (2012), supongo, tendrán bien pergeñada la alternativa. ¿Ha oído o visto usted algo sobre esta nueva Ley Laboral? ¿No?... pues el gobierno, tampoco. No hay alternativa. Se ha roto el puente con la patronal, traicionada tres días antes de perpetrar el pacto con los filoetarras; los actores sociales están perplejos; los ministros pendientes de los telediarios. Ni los propios ministros del Gobierno de España sabían nada de este pacto de insondable alcance. Ya digo, lo de Sánchez es de frenopático. Y Otegi y el visitador de herriko tabernas, Pablo Iglesias, exhibiendo el documento al estilo Donald Trump o Amenofis IV: “Así lo digo, así se escribe y así ha de hacerse”.

Si se retorna al sistema anterior a la reforma de Rajoy, la que impidió la intervención de la Troika y los “hombres de negro”, sólo hay una manera de reactivar el mercado laboral: obligar a los empresarios a contratar por decreto, prohibir los despidos y aguantar hasta la extenuación en forma de quiebra o defenestración en sentido literal.

No hay nada mejor para “animar” el mercado laboral que derogar una ley por “algo” que no sabe ni el propio gobierno, cuyos ministros se enteran por la prensa y, además, con el patrocinio de Podemos y EH Bildu. Ya me dirán qué empresario o autónomo se atreve a reactivar su negocio con esta perspectiva de contrataciones, periodos de prueba, indemnizaciones, modelos legales de despido, sanciones… Todo un compendio de facilidades e incentivos para lanzarse a engrosar plantillas y firmar nóminas.

Desde sectores gubernamentales y medios estipendiados se decía que no es el momento de criticar al gobierno “por estar únicamente centrado en la solución al problema sanitario”. ¡Ja-ja-ja! Ya lo ven, Sánchez no piensa en otra cosa que en la pandemia. Dejemos la política y las críticas para otro momento. No distraigamos a este filántropo de su noble objetivo para salvar vidas y haciendas. ¡Menuda tropa de cretinos!

Antonio Felipe Rubio

Periodista
Dirige la tertulia La Luna en Interalmería TV
y la de COPE Almería