www.noticiasdealmeria.com

La tuna ‘Ciudad de la Luz’, de Eindhoven, ganadora del II Certamen Internacional

domingo 28 de octubre de 2018, 18:42h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El segundo puesto fue para la tuna de Aparejadores de Granada, tras una gala llena de sorpresas que deleitó al Maestro Padilla

El Auditorio Municipal Maestro Padilla se llenó anoche de la sonoridad inconfundible de las tunas. Agrupaciones venidas de varios puntos de España y del mundo, en el II Certamen Internacional con la participación de tunas llegadas desde Holanda, México y diferentes lugares de España, como parte del ‘Otoño Cultural’ organizado por el Área de Cultura, Educación y Tradiciones del Ayuntamiento de Almería, el 25º aniversario de la Universidad de Almería y el patrocinio de ‘Costa de Almería’ de Diputación Provincial.La noche comenzaba con la tuna de Ingeniería Industrial de Madrid. Los madrileños confesaron que se trataba de la primera vez que visitaban siquiera la ciudad y les sorprendió el calor del clima y del público. Su actuación fue brillante incluso en el sentido literal, ya que al cantar “Llorarán las estrellas” enarbolaron una bandera estrellada de la que salpicaba purpurina al público, que se quedó con la boca abierta. Su “Popurrí Madrileño” fue otro de los temas con los que consiguieron que el auditorio se emocionara más.

La Tuna de Murcia dejó lugar a dudas de lo cercanos que se sienten a la ciudad de Almería, no sólo en distancia, sino en cariño. “Somos vecinos de la Comunidad Valenciana y de Almería, pero nos sentimos mucho más identificados con vosotros”, afirmaban desde el escenario. En su actuación, entonaron la mítica canción popularizada por Rocío Jurado “Viva el Pasodoble” con tal emoción que ondearon una bandera de España preparada para la ocasión. Al finalizar, quedaron tan encantados con el público que decidieron darles ellos un aplauso desde el escenario “porque lo merecían más”. Tocaron muy conjuntados y entre los asistentes se comentaba la calidad de su interpretación.

Llegó el turno de los músicos llegados desde el otro lado del Atlántico, la Tuna del Distrito Universitario de Michuacán que por primera vez pisaban suelo almeriense. Al son de “Que se mueran los feos”, consiguieron arrancar unas sonadas palmas del público, mientras aseguraban en su canción que “ellos no lo eran”. Dedicaron una “Malagueña Salerosa” a los asistentes e hicieron alarde con ella de sus buenas capacidades vocales.

En el caso de la Tuna de aparejadores de Granada, destacaron por su alarde de experiencia. Con mayoría de miembros veteranos, esta tuna acababa de ganar en un Certamen celebrado el fin de semana anterior en La Palma los premios a Mejor Bandera, Mejor Pandereta y a la Tuna más Tuna. Hicieron un agradecimiento especial a la Tuna de Derecho de Almería. Además, muchos miembros de la tuna granadina eran en realidad almerienses, y esa cercanía con el público fue palpable.

La primera tuna de Holanda y del norte de Europa, la Tuna Ciudad de la Luz de Eindhoven, cantó en un perfecto español arrancando las palmas del público desde la primera estrofa de una canción que se dedicaba “a la alegría y el buen humor”. Uno de sus miembros contó la historia de cómo hace 60 años, dos estudiantes holandeses paseando por España, descubrieron a “un tipo que cantaba con un traje raro” y que les contó que era una buena forma de conocer chicas. “El tipo, que fue muy simpático, les regaló una cinta de casette con ocho canciones que se llevaron a Holanda, se las aprendieron, y así fue como nació la primera tuna de Holanda”, explicaba. Además, hicieron subir al escenario al Jefe de la Tuna de Derecho de Almería para regalarle un licor “producto típico holandés” para que lo pudieran compartir con sus tunos. Esto antes de concluir su última canción con una explosión de confeti.

La Tuna de Derecho de Almería dio comienzo a su actuación a base de verónicas lanzadas con una de las capas de sus trajes e hicieron que “Granada, tierra soñada” volviera a sonar en el auditorio para dedicársela a “esas personas que les aguantan en la sombra”. “Hace 25 años, eran nuestras madres. Hace tiempo ese relevo lo tomaron nuestras mujeres y novias y este ‘Granada’ va por ellas”, declararon con cariño. También, aprovecharon para dar las gracias a la Universidad, la Diputación y el Ayuntamiento de Almería por su colaboración para organizar el festival.

Premiados

Tras las diferentes actuaciones llegó el momento de nombrar a los ganadores del certamen, entrega de premios presidida por el concejal responsable del Área de Cultura, Carlos Sánchez. El premio al mejor Pasacalle se lo llevó la tuna de Madrid. El de la mejor Ronda cayó para la Tuna de Murcia, que también se llevó el de mejor Bandera.

El premio a la ‘tuna más tuna’ se adjudicó para los mexicanos de Michuacán, al igual que el de mejor Pandereta. La de Granada fue la nombrada segunda mejor Tuna de la noche y el de primera mejor tuna, galardón entregado por Carlos Sánchez, cayó en manos de los holandeses de Eindhoven, que casi echan abajo el auditorio al conocer la noticia y que celebró también el premio al mejor solista.

Si un grupo destacó por su alegría y sus ganas de descubrir los rincones de Almería, aunque no pudo mostrarlo sobre las tablas del escenario, fue la Tuna de Peritos de Málaga, que lamentablemente no pudo actuar en el certamen por no contar con suficientes miembros veteranos, pero igualmente acudieron al auditorio para disfrutar de las interpretaciones de las tunas compañeras.

Todos se mostraron muy contentos y como no podía ser de otra manera, acudieron al centro de la ciudad a presumir de trofeos e inundar las cuatro calles almerienses de música y sonidos de instrumentos de cuerda y flautas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Noticias de #Almeria

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.