www.noticiasdealmeria.com

Mar Menor: Crimen contra la Humanidad

martes 14 de septiembre de 2021, 14:31h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia



"Entre todos la mataron, y ella sola se murió".

Refrán popular




Hay un dicho que emplean en el Fez andalusí cuando quieren aludir a un lugar remoto, como nosotros decimos "de aquí a Lima"... aluden a Kartayanna (Cartagena), evocación de un sitio lejanísimo. Hoy abriremos las puertas de esa frontera tan mal conocida del 'inframundo', desde la noche de los tiempos, veremos a nuestro mediterráneo, esplendente y majestuoso Campo de Cartagena quizá con otros ojos, y a la Albufera del Mar Menor a la que se asoma, mucho más cerca del corazón.

Resulta imposible analizar los ecosistemas de la huerta murciana, sin analizar el mundo de la Cultura del agua en movimiento andalusí, que en el País del Segura deslumbra por su singular protagonismo (el Valle de Ricote, Alcantarilla, Cieza y otros lugares merecen una visita sólo por eso). Una aproximación a nuestro milenario Legado nos apartaría demasiado del objetivo de este breve artículo. Hemos de centrarnos en la sensibilización y toma de conciencia del valor de ese hermoso mar interior devastado por la brutalidad, la hipócrita desaprensión y el cinismo inhumanos.

¿Quiénes son los responsables de haber convertido la segunda albufera más extensa de Europa tras la de Venecia, el Mar Menor, literalmente en una periódica y hedionda balsa de mierda? La ignorancia, baratas ideologías varias e intereses espurios se entrecruzan, y donde todos deberíamos ayudar a encontrar una solución naufragamos en medio de la desidia, de la rastrera politización. Muchas barbaridades se han perpetrado, desde hace demasiado, pero algunas se camuflan recónditas. Ahí queda el urbanismo salvaje, la autopista de Murcia a San Javier plagada de campos de golf fantasmas. Ese aeropuerto nuevo de Corvera, vacío las más veces. Los residuos mineros en Portmán, Río Tinto S.A., Bazán, el abandono sin tren hasta Cartagena... ah, qué felices tiempos para llenarse las faltriqueras los caciquillos facinerosos, cuando los controles de contaminación, la destrucción de los entornos naturales y el porvenir de los colonizados 'subhumanos' importaban un bledo... Una generación entera hubo de emigrar presa de tristeza infinita. ¡Ojalá, Escombreras, cambies tu nombre por otro que evoque la Belleza!

Nada sorprende cuando el nacional-catolicismo imperante, pardo o colorado, aprovecha cualquier evento de actualidad para crear cortinas de humo y demonizar al adversario. Ejemplos sobran... ¿El fascismo religioso triunfa en Afganistán y los media ausentes las dos últimas décadas nos bombardean hasta la saciedad con imágenes de burkas y tiparracos fanáticos sacados de la Edad Media? Ya está, aprovechamos para atizarle a los musulmanes que viven y trabajan entre nosotros, aunque tengan que ver con esos patanes de Asia Central menos que los pingüinos con el Sáhara. ¿Una falla es indultada en Valencia por no quemar, donde tantos 'autos de fe' se han celebrado, lo que representa una mezquita, una media luna y garabatos arábigos? Perfecto, nos rasgamos las vestiduras y lo que antes se hizo con otra falla por no ofender a los hindúes, ahora nos incomoda e invocamos la 'libertad de expresión'... a la carta y con la doble moral de siempre, se entiende (la procesión del 'coño insumiso' o que una artista enseñe una teta en una vaga pose de virgen, debe llevarse a juicio o prohibirse, porque ofende los sentimientos religiosos). Por el contrario, los manejos opusinos, jesuíticos, del Yunque o de los kikos, a la hora de criticarlos a los infatigables islamófobos rojipardos les salen plumas de gallina y enmudecen. Y esto se convierte en un suma y sigue de la abyecta Ley del Embudo inconstitucional sin parar...

Causa vergüenza ajena que ciertas asociaciones ecologistas castellanas, al término de la canícula, aprovechen el cruel ecocidio del Mar Menor, con objeto de barrer para casita e instar como 'remedio' el recorte del caudal del trasvase del Tajo-Segura, agravando el problema dificultando la dilución acuosa controlada del principal elemento que ahoga el Mar Menor, sin dejar de ser esto otro parche... El envenenamiento de la tierra por la utilización de fertilizantes derivados de la megaindustria del cerdo murciana parece que les interesa menos, no vaya a ser que les tomen por 'moros' o por 'marranos' (apelación clásica al judío sefardí asumida por ellos mismos).

Nos podrán parecer una solución las plantas desnitrificadoras que poco pueden hacer en una Región donde el régimen de lluvias no pocas veces es en forma de gota fría, conduciendo los nitratos por las ramblas y contaminando acuíferos subterráneos con las primeras DANAs. Ese exceso demencial de nitratos y demás sedimentos arrastrados, sobre todo por la Rambla del Albujón y otras, derivados mayormente del estiércol, alimentan las ovas o algas que impiden la oxigenación de las aguas, exterminando la vida marina de modo indiscriminado y masivo. Además, resulta imposible combatir la eutrofización y anoxia del Mar Menor cuando los poderosos trusts del porcino, primero y tercero del E. español, están radicados en Murcia, la cual no forma parte del área húmeda de la Península Ibérica. En la misma Catalunya, con una pluviosidad abundante, los purines de las macrogranjas porcinas provocan enormes problemas de contaminación del agua. No pasa nada, para eso está la propaganda, 'periodistas' y técnicos en nómina, que lavan más blanco. Por suerte, Ecologistas en Acción ha dado la voz de alarma sobre la gravísima contaminación porcinista.

El cerdo es un animal que requiere de tres veces más agua que el ser humano - carece de glándulas sudoríparas, y precisa de agua a presión para la limpieza de las naves donde malvive hacinado -, y se ha vuelto insostenible que haya ¡tres veces más cochinos frente al Mar Menor que habitantes en el Campo de Cartagena! ¡Varios cientos de miles más de puercos que de murcianos en la Región! ¡¡¡Y el 40% va para la exportación!!!

Por si no fuese bastante este despropósito, se tiran la pelota entre Murcia y Madrid, los del Trifachito y los del Bifeminazito, como si no supiéramos que por mucho que hagan leyes de protección medioambiental, de nada sirven si la tropa vaticanista y de las JONS de los responsables de la Autonomía se las saltan a la torera. No olvidemos que el mismo presidente Sánchez es de origen lorquino, de ningún modo querrá que se le eche encima el poderoso Pork-lobby. Del Pimpollo Miras - y de su amigo Teodorín, Sº Gral del P.P. (Partido Podrido) - podemos decir lo propio, con su arte en tirar balones fuera por cuenta del turismo o lo que se tercie, mientras se deja fotografiar hasta con mascotas de cerditas rosas sonrientes para promocionar el consumo de jamones y embutidos... a los pescadores que les den. Si se inspirara en Romanones no lo haría peor, en concreto en aquella inolvidable frase del sátrapa de Guadalajara: "¡Qué otros hagan las leyes, a mí que me dejen el reglamento!". De estos, en definitiva, y de Perro Sánchez, tal para cual... ¿qué podemos esperar? Si la propia Región de sus padres les importa un comino, habrá de enderezarse este entuerto más o menos cuando a Algeciras y a Almería lleguen trenes de mercancías, es decir, cuando las ranas críen pelo.

En lo que sí están todos de acuerdo mientras engordan las papas y otros cultivos con miles de toneladas de excrementos de cerdo, e intentan en vano difuminar responsabilidades, es en privatizar las ganancias y tratar de socializar los costosos apaños para paliar sin resultado la catástrofe: los destrozos medioambientales, a costa de los impuestos de todos... el emprendimiento, ¡qué no falte! Así se las ponían a Fernando VII, aquel impresentable Borbón traidor apodado irónicamente 'el Deseado'. Proponemos por todo lo reseñado las siguientes soluciones:

1.- Vigilancia del cumplimiento de la ley, y si hacen caso omiso intervención urgente por el gobierno del Estado de la pésima e irresponsable administración local, con procedimientos por vía penal, sin olvidar recurrir a Bruselas por estos estragos. Sin descartar llevar a los causantes de esta hecatombe a la Haya, acusados de Crímenes contra la Humanidad.

2.- Implantación de Ecotasas a los que se lucran contaminando, para sufragar plantas desnitrificadoras, drenajes, etc, y en caso de no abonarlas cuantiosas multas y cierres cautelares de empresas del sector agropecuario.

3.- Los detritus masivos y proliferación masiva de algas, como la invasora y asesina Caulerpa, aceleran el Calentamiento Climático y degradan la Cuenca Algero-Provenzal del Poniente mediterráneo en su conjunto. Hacemos un llamamiento, por tanto, a Francia y Argelia para que adopten medidas de represalia por esta barbarie criminal impune, en forma de boicots a productos españoles, de forma proporcionada, con el encarecimiento del precio del gas argelino... Únicamente si persisten en la complicidad desde las más altas esferas políticas, en seguirles tapando las vergüenzas a mezquinos plutócratas sin escrúpulos ni dignidad.

4.- El abuso del cerdo en la dieta humana forma parte de la desculturación colonial castellanista e inquisitorial en Murcia y toda Al-Andalusía. Apostamos por la pedagogía para que los niños y ancianos no dañen su salud abusando de grasas y de los fosfatos presentes en los embutidos. Vale que os queráis distinguir de 'los moros' - aunque los llevéis solapados en vuestra propia sangre -, pero no al precio de atentar de forma terrorista contra la Naturaleza, e imponiendo cargas indebidas a la Sanidad pública (¿vieron ustedes el tipito del Pimpollo Miras, alias El Tocinetas? Pues eso).

5.- Exhortamos a que la ciudadanía se siga manifestando para que acabe de una vez este Terror de politicastros y 'empresarios' avarientos e impresentables. ¡Basta ya de reírse de todos con los 'comités de expertos' para marear la perdiz!, ¡presidentes Miras y Sánchez dimisión, uno por pasota y el otro por mamón!

Existe un Puente o túnel escondido geológico que nos une mucho más que el que nunca harán entre Algeciras y Ceuta, o entre Gibraltar con algún territorio costero del Estado marroquí (administrando ellos los peajes, para escarmiento de ineptos). Si imaginamos el Mare Nostrum seco por un Estrecho de Gibraltar unido por un istmo, sin entrada del aporte líquido atlántico, afloraría una cordillera magmática oculta formada hace seis millones de años, la de Alborán, que se extiende en su mayoría bajo las aguas, de norte a sur, desde las pequeñas islas volcánicas del Mar Menor hasta el Cabo Tres Forcas, y las montañas andesíticas en torno al Gurugú, donde a caballo entre Melilla y Nador puede contemplarse aún, llena de vida, a la hermana pequeña del Mar Menor, la Mar Chica. Se alza sobre la Cordillera submarina antedicha, imponente, la Sierra del Cabo de Gata.

Antaño los navegantes del oriente mediterráneo, desconocedores del sextante y la brújula, sin perder de vista la costa, quisieron descifrar por estas latitudes el enigma de la inmortalidad. Igual que el sol desaparecía cada día por el occidente, morada de Erebo, el Sagrado Lugar adonde partían sus héroes y sus dioses constituía su última esperanza de resurrección, igual que a diario resurge el Astro Rey. Quizá los egipcios, los griegos, y otros marinos del oriente recorrieran estremecidos, en una catábasis pavorosa, su exploración hacia el primer Finisterre cultural, el Cabo de Gata, donde creyeron hallar las Puertas de Hades y el Cancerbero. Antes de la Laguna Estigia y el temido barquero, tal vez mitigaron su espanto al contemplar ese oasis de incomparable fecundidad, el Mar Menor, justo al lado del Cabo Cope...

Las formaciones naturales de montañas, albuferas, salinas, marjales, bosques relictos costeros arrasados como los que recorrían de Águilas a Mazarrón y Cartagena, por donde ahora transcurre una siniestra autopista, forman parte de la Memoria no escrita de los Pueblos y la Humanidad. Si ellos se ven alterados, por la especulación, la cochambre de los 'negocios' o la miope arrogancia de ciertos gerifaltes, no podemos reconocernos en nuestra humana condición.

Llevamos al Mar Menor en lo más profundo del alma, y jamás unos miserables conseguirán destruir lo que habita en lo hondo de nuestros pechos. ¡Murcia no se rinde, adelante, el futuro nos pertenece, venceremos!

Al Hakam Morilla Rodríguez

Coordinador Nacional de Liberación Andaluza

Colectivo para la memoria y la identidad de Andalucía

Valora esta noticia
0
(0 votos)