www.noticiasdealmeria.com
Métodos para controlar la presión arterial

Métodos para controlar la presión arterial

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

La hipertensión es una enfermedad que aumenta la fuerza del flujo sanguíneo sobre las arterias, y afecta a más de un tercio de la población. Puede ser provocada por una patología asociada o sencillamente por la edad avanzada, se manifiesta de forma silenciosa pero es relativamente fácil de diagnosticar.

La presión arterial alta se puede controlar a través de la ingesta de medicamentos que disminuyan los niveles, aparte de llevar un estilo de vida saludable, incluso es recomendable utilizar dispositivos inteligentes que permitan llevar un registro exacto de los valores de la tensión durante el día.

Ejercicio físico: la mejor prevención

Mantener una actividad física rutinaria ayuda a las personas que son hipertensas a reducir los niveles altos, lo que también contribuye a tener un peso adecuado, evita la obesidad, y produce endorfinas que funcionan como solución anti estrés y combaten la ansiedad.

Los especialistas sugieren utilizar pulsómetros para realizar cualquier ejercicio, y para ello existen modelos para la muñeca en www.mejorespulsometros.com, que permiten mantener monitorizada la pulsación cardíaca y evitan cualquier riesgo de padecer un evento cerebrovascular.

Es importante destacar que el ejercicio adecuado es el aeróbico o cardiovascular, que permite movilizar más músculos, lo que aumenta la quema de lípidos, y a su vez, promueve una buena circulación coronaria; esto no sólo es un aporte a la buena salud, sino que hasta mejora la silueta de la persona.

¿Cómo controlar las cifras de tensión arterial?

Tanto si hay una sospecha o una comprobación de hipertensión, es necesario llevar un control diario de las cifras de la presión sistólica y diastólica. Gracias a que existen equipos digitales como los tensiómetros, esta tarea resulta mucho más fácil de controlar, aparatos que se pueden adquirir en https://oximetrodedo.com/tensiometros/, donde se pueden encontrar diferentes tipos.

Estos dispositivos digitales fueron diseñados con el objetivo de la comodidad y facilidad en el uso. Lo mejor de todo es que cualquier persona puede utilizarlos, tan sólo debe colocarse uno en el brazo, pulsar un botón y el equipo hará el resto. También los números son de fácil lectura, y permiten guardar los registros, ya que llevan una memoria incorporada y se apagan de forma automática tras unos minutos sin actividad.

Tener un tensiómetro en casa puede ayudar a reducir la frecuencia de visitas al doctor, y es el principal indicador de alerta cuando algo no va bien, ya que posee alarmas que señalan que la presión está fuera de sus valores normales, lo que ayuda a tomar previsiones a tiempo ante un riesgo que puede ser mortal.

Tipos de tensiómetros

Existen muchos modelos en el mercado, entre los más utilizados están los de:

  • Brazalete: los hay manuales y digitales, se caracterizan por tener una banda acolchada que se coloca a la altura del bíceps para medir la tensión. Los digitales son de alta demanda por lo sencillo que es su uso.
  • Muñeca: la banda se ajusta a la muñeca, hay que colocarla como indican las flechas, para posicionarlas en paralelo a las arterias.
  • Con bluetooth: muchos de los tensiómetros digitales tienen bluetooth, lo que permite acceder con una sincronización para otro dispositivo digital, tipo tablet, PC o móvil, con la finalidad de descargar la información y llevar un registro más exacto y prolongado en el tiempo.
  • Pulseras de actividad: aunque se crearon en la fase inicial para deportistas, lo cierto es que ahora lo pueden usar personas hipertensas que realicen cualquier actividad física, por eso se les han incorporado funciones de medición de presión arterial.

Al utilizar un tensiómetro, se deben tener presentes las siguientes consideraciones para que la medición sea segura y acertada, porque pueden ocurrir falsos negativos o positivos.

En primer lugar, el paciente debe estar sentado y haber reposado por lo menos de 5 a 10 minutos, luego hay que posicionar el brazo en pronación, es decir, con el dorso de la mano hacia arriba. También es importante asegurarse de que a la hora de colocar el brazalete, no interfiera prenda de vestir alguna.

Luego se procede a colocar la banda en la dirección que indican las flechas; quizás el brazo más recomendado por su ubicación anatómica respecto al corazón sea el izquierdo, sin embargo, puede usarse en cualquiera de los dos.

Una hipertensión mal controlada trae consecuencias letales, que implican daño al sistema cerebrovascular, los riñones, y los ojos, así que el mejor método de controlarla es tomando medicamentos recetados por un médico, junto con la práctica de cualquier actividad física y el consumo de alimentos nutritivos.

Indudablemente, tener a mano un dispositivo digital que permita llevar un registro de las cifras relacionadas con la tensión arterial es de una gran ayuda para el control diario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Noticias de #Almeria

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.