www.noticiasdealmeria.com

Luis Rogelio, un alcalde garantía para Almería

lunes 18 de mayo de 2015, 08:19h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar


Almería es hoy una gran ciudad gracias, en buena medida, al impulso transformador que ha sabido dar a nuestra capital el equipo de gobierno municipal que encabeza Luis Rogelio Rodríguez Comendador. Hoy en día, la clave para un liderazgo exitoso es la influencia, no la autoridad. Y Luis Rogelio ha demostrado ser un alcalde influyente que ha cambiado el modo de hacer las cosas en el Ayuntamiento, percibido ahora por los almerienses como una administración eficaz y cercana, siempre al servicio directo de los ciudadanos. Quienes, como yo, conocen desde hace años la trayectoria de Luis Rogelio al servicio de Almería, son conscientes de su capacidad para traducir la visión de un proyecto de ciudad en realidad. Basta comparar cómo era la Almería que se encontró al llegar por primera vez a la Alcaldía en 2003 y cómo es ahora. Y no me refiero al cambio evidente de parques, infraestructuras, instalaciones y servicios que ha supuesto la gestión del Partido Popular en la transformación de Almería. Me refiero especialmente al cambio que no se ve, pero se percibe: la determinación de ofrecer servicios municipales de calidad manteniendo un equilibrio financiero saneado y razonable. Les estoy hablando del trabajo de un alcalde, pero también quiero hablarles de la labor de mi amigo. Desde su entrada al Ayuntamiento de Almería como joven concejal en la oposición hasta estos dos tres mandatos consecutivos como alcalde, pasando por los magníficos ocho años de gestión y transformación al frente de la Diputación, la vida de Luis Rogelio ha estado plenamente dedicada al servicio de los almerienses. Y no va a parar aquí. Los almerienses sabemos que nuestro alcalde es un político sereno, maduro y que está en el mejor momento de su vida. Que está cargado de experiencia y que siente verdadera pasión por las cosas de Almería y de los almerienses.

Hemos atravesado unos tiempos difíciles y complicados. La crisis, las malas perspectivas económicas y las necesidades crecientes de las ciudades han supuesto desafíos constantes a los alcaldes. Y no todos han sabido afrontarlas correctamente. No es el caso de Luis Rogelio, porque a pesar de las enormes dificultades que para la gestión diaria ha supuesto la crisis a la que nos arrojó la pésima gestión de los socialistas en el Gobierno de España y al permanente factor limitante que supone para Almería la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Almería ha sabido seguir cumpliendo con su papel sin amenazar la necesaria estabilidad económica que posibilita las inversiones y el pago a los proveedores. Y eso es lo que quieren los almerienses y lo que necesita nuestro Ayuntamiento. Almería es algo demasiado serio como para repetir incompetencias del pasado o aventurarse con experimentos de alto riesgo. Por eso estoy comprometido con el proyecto de Luis Rogelio, un alcalde que es garantía para Almería.