www.noticiasdealmeria.com

Pasión por las personas y la formación

domingo 24 de marzo de 2019, 12:59h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

“Pasión por las personas” es el acertado título con que se presenta el II Afterwork de APD en Málaga el próximo 5 de abril. Pasión, en esta ocasión, es la palabra adecuada para definir el interés que despliegan los magníficos y expertos ponentes que participan en los interesantes cursos, jornadas, seminarios y otras actividades de la veterana APD (Asociación para el Progreso de la Dirección), como igualmente apasionados son los ejecutivos y directivos de las principales empresas españolas que acuden a recibir e intercambiar formación del más alto nivel.

A tales eventos concurren normalmente expertos con un especial interés en la materia, dotados por lo general de una gran preparación. No olvidemos que talento atrae a talento, y por ende, predispone a crecer. La influencia de aquellos con los que nos relacionamos, dice y determina nuestra categoría profesional, que normalmente proviene de la importancia que otros quieran otorgarnos. No somos nosotros los que nos adjudicamos tal rango de expertos, sino la que nos conceden los demás. Perseguir la popularidad tratando de resultar original pero careciendo del talento necesario, predispone al fracaso convirtiéndose en una lamentable pérdida de tiempo.

El criterio que en gran parte sostiene nuestras expectativas de prosperar, proviene de la calidad de formación recibida, justo la que nos permite asumir responsabilidades superiores. Lo fácil y banal es quejarse y criticar a terceros pero que no sirve para nada. Un buen futuro solo es alcanzable a través de una auténtica voluntad de aprender, formarse y apasionarse. Única forma de acceder al perfeccionamiento y la especialización.

Días atrás, escuchando en Málaga una magnífica conferencia pronunciada por el veterano jurista y ex político, Miquel Roca Junyent, promovida y organizada por APD, uno de los aspectos más destacados de su exposición consistió en glosar y descalificar los falsos lideratos, pretendiendo eliminar las instituciones, proponiendo “insultar menos y escuchando más”. En definitiva se trata de buscar el dominio del mercado y como adaptarnos a él, lo que demanda un entrenamiento permanente.

Como final, resulta apasionante el interés dedicado por los mencionados asistentes a los actos organizados por APD, como toman notas, se concentran e intercambian puntos de vista, así como el encomiable esfuerzo didáctico realizado por sus expertos ponentes, expresándose con una naturalidad y claridad dignas de mención. Actitud que en definitiva viene a demostrar su entrega y “pasión por las personas”. ¡¡Tiempo al tiempo!!