www.noticiasdealmeria.com
PP, PSOE y Cs se enfrenta por las inversiones en agua en Almería capital

PP, PSOE y Cs se enfrenta por las inversiones en agua en Almería capital

lunes 06 de julio de 2020, 16:29h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia

Cazorla habla de una subida de casi el 19% y Margarita Cobos afirma que “No vamos a contribuir a que se sequen los Pozos de Bernal y sí a invertir y garantizar que Almería tenga agua en el futuro”

La concejala de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos, ha defendido hoy la “política medioambiental” del Equipo de Gobierno y la mejora “en términos de sostenibilidad” que supone la aprobación inicial de la modificación de las ordenanzas reguladoras de la prestación Patrimonial de Carácter Público no Tributario por suministro de agua potable y alcantarillado, que conlleva la decisión de aumentar la producción de agua desalada para consumo y la puesta en marcha de tres bastidores adicionales de la planta desaladora de Almería, que se suman a los dos ya en funcionamiento.

Una decisión que, ha insistido, se fundamenta en razones de índole “medioambiental, legislativa, sanitaria y económica”, con el objetivo de preservar de su sobreexplotación los Pozos de Bernal del acuífero del Poniente y que, ha asegurado, “no repercutirá en el bolsillo de los almerienses”. Contestaba así a las críticas de la oposición respecto del incremento, del 19,68 y valorado en 4,2 millones de euros, en los costes de estos servicios que “asumirá íntegramente el Ayuntamiento”, ha asegurado, “para no repercutirlos en el recibo”.

“Los almerienses saben que los Pozos están sobreexplotados y con riesgo de secarse. Necesitan descansar y debemos cumplir con la responsabilidad y el deber que una decisión así conlleva”, ha defendido Cobos que, en el caso del Ayuntamiento, significa “intercambiar el uso de las fuentes de agua, de tal forma que el consumo de agua procedente de la desaladora alcance el 80%, frente al 30% que hoy se utiliza”.

“El Ayuntamiento no va a contribuir a que los Pozos de Bernal se sequen. Tampoco renunciaremos al agua de esos pozos”, ha insistido Cobos, recordando que la decisión de “preservar” la supervivencia de los pozos y “redoblar” el uso de la desaladora, con la puesta en marcha de tres bastidores, poniendo así en funcionamiento cinco de los siete con los que cuenta, responde a la “responsabilidad política y ambiental con la que se debe afrontar el futuro del agua en esta ciudad”.

La edil popular ha explicado que la adecuación de los costes del servicio municipal de abastecimiento y distribución de agua potable y saneamiento supone además una actualización “obligada” de las condiciones del contrato con la concesionaria del servicio, Aqualia, insistiendo en que ese sobrecoste “no va a recaer en el bolsillo del ciudadano. Aquí estamos para resolver los problemas y no para trasladárselos a nadie”, redundando en que “el problema será si no garantizamos el uso de los pozos a futuro”.

La Junta como aliada

Respecto a esta decisión, ha aludido también Cobos al “compromiso” de inversión de la Junta de Andalucía en infraestructuras hidráulicas, con más de 25 millones de euros comprometidos, vía convenio, para la ejecución de obras que permitirán, entre otras inversiones, la nueva conexión entre los depósitos de La Pipa y San Cristóbal. “Sin la ayuda y el refuerzo que ahora sí ha dado la Junta nunca hubiéramos podido dar el paso que vamos a dar, conectando todas las infraestructuras hidráulicas de nuestra ciudad, nuestros principales depósitos y garantizando que los 12,5 hectómetros de agua desalada y el aporte que pueda seguir llegando de los Pozos de Bernal, reducidos a una extracción de 3,5 hectómetros, puedan mezclarse y llegar por igual a todos los barrios de la ciudad”.

“Sin agua no vivimos y si no apuntalamos este recurso, también invirtiendo en infraestructuras, será difícil mejorar las condiciones del Ciclo del Agua”, ha argumentado también la edil respecto de la inversión que “ahora sí va a llegar de la mano de la Junta de Andalucía, aportando en la mejora de un recurso esencial para Almería y su Provincia, como es el agua”.

Tras recordar que el recibo de agua y alcantarillado van “unidos”, Cobos ha asegurado que “Almería seguirá por debajo de la media de España y manteniendo la segunda tarifa de agua más económica de Andalucía, la primera si no contamos la extracción de agua desalada”, reiterando el compromiso municipal para mantener una política que contribuya a reducir el impacto ambiental que puede suponer la sobreexplotación de los Pozos de Bernal.

La concejal de Sostenibilidad Ambiental ha querido tranquilizar, frente a los discursos catastrofistas de la oposición, sobre la calidad del agua que consume la ciudad y de su procedencia, como así se recoge en los obligados análisis y control que de esta se realizan. Del mismo modo, ha destacado que la extracción de agua desalada “beneficie medioambientalmente”, como ha demostrado un reciente estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Almería y el Servicio Geológico de Israel. “El estudio, basado en las extracciones de agua salina por parte de la Planta Desaladora de Almería en el Delta del Andarax, evidencia una mejora en la calidad del agua de los acuíferos aguas arriba, así como un beneficio contra la intrusión marina”, ha explicado.

CIUDADANOS

El PP certifica la subida del agua a los almerienses un 20 por ciento con el único respaldo del concejal no adscrito”. Así lo ha aseverado el portavoz del grupo municipal de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Almería, Miguel Cazorla, tras la votación de este punto “controvertido” en el pleno ordinario que se celebra hoy en el Consistorio. En este tema, Cazorla ha pedido la retirada de estos puntos, por considerarlo “inoportunos”. “De primeras, queremos dejar claro que estamos totalmente en contra de la sobreexplotación de los acuíferos, en este caso, de los Pozos de Bernal. No queremos que esa situación siga así”. “Pero, todo esto se tenía que haber solucionado hace más de 16 años, buscando fondos y ayudas. Este alcalde va a pasar a la historia por subirle la factura del agua a los almerienses, algo que desde su propio partido han criticado tiempo atrás”.

El edil de la formación naranja ha recordado “las eternas peticiones del PP a la Junta, para que, en el momento en el que tuviésemos que tirar del agua desalada, eso no nos afectara económicamente. El equipo de Gobierno ya pedía que esta subida en las facturas del agua no la asumieran los almerienses”.

De esta manera, Cazorla ha hecho hincapié en “que no es el momento, debido a la situación tan delicada que están pasando los hogares de nuestros vecinos. No han buscado el consenso y así se han visto en la votación, solos”. Para ello, Cs ha instado al equipo de Gobierno “a buscar soluciones, medidas y subvenciones que palíen esta subida. No estamos de acuerdo en que la asuman a los almerienses, deben trabajar para lograr financiación de otra manera”, ha subrayado Cazorla.

PSOE

“El alcalde no conoce la realidad que viven los almerienses por el COVID, al plantear subir un 20 por ciento el agua y el alcantarillado, en una crisis sin precedentes en la historia reciente de nuestro país”, ha manifestado la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, explicando la decisión de su grupo de votar en contra a que se incorpore un mayor caudal de agua desalada a la red de suministro, dado que ello lleva implícita una subida del recibo. Según ha manifestado, “a día de hoy, no sabemos por qué nos presenta el alcalde esta propuesta y si se trata de dar un descanso de los acuíferos o de dar un descanso a la polémica”.

La portavoz socialista ha querido dejar claro que “el PSOE siempre ha estado a favor de que se incorpore un mayor caudal de agua desalada y que se mejore así la calidad del agua de nuestro grifo, entendiendo, además, que desde nuestra apuesta decidida por el medio ambiente, no podemos seguir esquilmando los acuíferos”. “Ahora bien, por qué plantea la medida precisamente ahora, por qué esta subida del recibo ahora que las familias almerienses atraviesan la mayor crisis de nuestra historia reciente, por qué este tarifazo ahora al agua y al alcantarillado”, se ha preguntado Valverde.

“Nos pide que apoyemos una subida de casi un 20 por ciento en el agua y en el alcantarillado, pero usted cree, señor alcalde, que es el mejor momento de plantear esta cuestión, después de 15 años de incumplimientos por parte del PP” se ha preguntado. En su opinión, “sólo el hecho de pensarlo demuestra tener un gran desconocimiento de la realidad, de cómo viven los almerienses y de cómo está la situación en nuestra ciudad”. En este sentido, ha preguntado al alcalde si considera que es el momento de plantear esta cuestión, cuando según los últimos datos del desempleo, desde que comenzó la crisis, el paro ha subido en Almería en 5.590 personas”.

De otro lado, ha expresado sus dudas sobre la excusa esgrimida por el equipo de gobierno del PP de que la subida en el recibo no será aplicable hasta el 1 de enero de 2022 y ha recordado las declaraciones de la concejala responsable del área, en las que dijo que el agua cuesta lo que vale y que el agua desalada es más cara que la del pozo, pero que no repercutirá en los bolsillos de los almerienses porque será el Ayuntamiento el que soporte ese sobrecoste desde 2021. En relación a esto, Valverde ha enfatizado que “lo vamos a pagar los almerienses, de una manera u otra, a través del recibo del agua y del alcantarillado, a partir de enero de 2022, o a través del presupuesto municipal desde la modificación que se haga de esta ordenanza, que, al final sale del bolsillo de todos”.

A este respecto, Adriana Valverde, ha recriminado al alcalde el hecho de que, “en vez de destinar fondos, en la situación que tenemos generada por el COVID, a paliar los efectos de la crisis, venga a pedirnos a los almerienses, de manera directa o indirecta, que se pague más por este servicio”. “Por eso consideramos que se trata de una propuesta inoportuna e irresponsable, sobre todo por la forma en que lo están haciendo y el momento en que lo han planteado”, ha manifestado la líder de la oposición.

Según Valverde, “la decisión de dar un descanso a los acuíferos llega tarde y mal, pues en 2005 se alcanzó un consenso de los distintos grupos políticos que formaban el Ayuntamiento, un acuerdo para ir incorporando el agua desalada al grifo”, algo que el PP no ha hecho, a pesar de que han estado gobernando desde ese momento y han seguido haciéndolo hasta ahora.

“Me quieren decir qué ha hecho el PP durante todo este tiempo sobre esta cuestión” se ha preguntado Valverde, a lo que ha añadido que lo único que ha hecho el equipo de gobierno municipal ha sido “incumplir el acuerdo, romper el consenso en torno al agua desalada y confrontar con la Junta de Andalucía”.

Según la portavoz del PSOE,“éste es un tema vital para nuestra ciudad, para los ciudadanos y requiere el consenso de todos”, ante lo cual ha destacado que “igual que se empezó en 2005, se tendría que haber empezado al inicio de este mandato, no ahora”. “Este expediente no ha surgido de la noche a la mañana, sino que ustedes llevaban ya meses trabajándolo y demuestran una falta de participación y de opacidad que lo hayan hecho de esta forma, sin dejar participar a los grupos de la oposición”, ha indicado.

A su juicio, “ese incumplimiento del acuerdo por el Partido Popular durante esos 15 años nos ha ocasionado un retraso, que ha dado lugar a que las aguas tengan mala calidad, como dicen en sus informes los técnicos y, además, ha dejado en evidencia que lo único que han estado ustedes buscando siempre es confrontar con la Junta de Andalucía, gobernada por el PSOE”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios