www.noticiasdealmeria.com

Rodrigo Sánchez tiene todos los síntomas

viernes 15 de marzo de 2019, 16:11h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El parlamentario andaluz del PSOE por la provincia de Almería Rodrigo Sánchez, presenta todos los síntomas de ese sarampión que es la pérdida del poder, de entre los que destacan dos, el de la disminución selectiva de la memoria, y el de la falta de coherencia argumental.

Es esta una enfermedad asociada a la democracia, y que sufren todos los políticos en cuanto pasan de un lado al otro, del Gobierno a la oposición, o de la oposición al Gobierno, pero como en Andalucía llevaban casi 40 años sin moverse, sin que tampoco se previera un cambio, pues la convalecencia socialista está siendo más acusada. Pero todo se cura.

Sánchez tiene un problema de vista, y se lo digo yo, que tengo miopía y presbicia, pero lo suyo es como cuando te para la Guardia Civil de Tráfico, y con el fin de verificar tu estado etílico te muestra unos dedos y te pregunta “¿Cuántos ve, dos o tres?”. Y respondes… tres, y te dice “pues son dos”… o al revés.

Que dice que Sánchez, que en Andalucía hay un “tripartito”, cuando en realidad el Gobierno son dos. Quizá debiera ponerse las gafas de ver de cerca, para darse cuenta de la realidad, y acto seguido ponerse las de lejos para ver qué pasa con su compañero Pedro Sánchez en Madrid. Sí, ya sé que es cansino eso de cambiar de gafas continuamente… yo tengo que hacerlo y estoy harto, pero quiero enterarme de las cosas.

Dice Sánchez, que PP y Ciudadanos, sin Vox, “no son nada”, y tiene razón… si admite que Pedro Sánchez sin ERC, sin Bildu, sin el PNV, sin Podemos, sin PdeCat… no es nada… tan nada de nada es, que ha tenido que adelantar las elecciones generales –esas que prometió convocar nada más ganar la moción de censura y no lo hizo- porque esos, sin los cuales no habría logrado la presidencia del Gobierno español, y hubiera seguido siendo nada, no le han tomado en consideración los presupuestos generales.

Si PP y Cs no son nada sin Vox, debe admitir que el PSOE sin todos esos, tampoco es nada.

Si ahí tenemos ejemplos de la sintomatología relacionada con la vista y la coherencia de ideas, no es menos grave la relativa a la memoria. Y ésta no se soluciona ni cambiando de gafas.

Rodrigo Sánchez pide cuentas sobre los planes de empleo “que afectan a 2.000 almerienses” a un gobierno que lleva mes y medio, y no recuerda nada más, pese a haber ocupado una bien remunerada silla en el Consejo de Gobierno de Susana Díaz, la que paralizó la formación para el empleo o despidió a los ALPE (eso sí, luego los ha tenido que readmitir e indemnizar por sentencia judicial, lo que solo en Almería costó 40 millones de euros).

Aún resuenan en las hemerotecas, las denuncias de UGT -¡y eso que es UGT!- por el retraso en el pago a los Centros Especiales de Empleo, o cómo los impagos al GDR Almanzora por parte de la Junta de Andalucía les impedía pagar a la Seguridad Social y por tanto recibir ayudas europeas, hasta 10 meses de retraso en ayudas a autónomos, el retraso de tres años en los fondos FEADER… y eso por no extendernos más mientras les animamos a buscar en noticiasdealmeria.com todo esto para completar el rastro dejado por los socialistas.

Así tampoco es de extrañar que, dentro de esos padecimientos, Rodrigo Sánchez, eludiera en su rueda de prensa explicar a qué se debe ese retraso del que hablaba en el tema del empleo.

No, no les voy a cansar con la justificación, que para eso está el gobierno BIPARTITO, y tiene a gente tan bien pagada como la tenía el PSOE, para hacerlo, pero les avanzo algo… el incremento del SMI tiene algo que ver.

Bueno, sabiendo que lo de Rodrigo Sánchez solo es eso, un sarampión, nos quedamos más tranquilos… cuatro años de oposición pasan pronto.