www.noticiasdealmeria.com
Alberto Gómez Uriol: “Almería merece mantener el CAF debido a su gran tradición con la imagen”
Ampliar

Alberto Gómez Uriol: “Almería merece mantener el CAF debido a su gran tradición con la imagen”

google+

Comentar

Imprimir

Enviar





El pasado 24 de octubre tuvo lugar la presentación en el Teatro Apolo, dentro del Ciclo de Otoño del Cine Club de Almería, “LA MIRADA SOSTENIDA, Centro Andaluz de la Fotografía 1992-2020”, el último documental del realizador Alberto Gómez Uriol y de su productora, La Línea Aazul Producciones Audiovisuales.

“La mirada sostenida” es un documental de 65 minutos que narra la trayectoria del Centro Andaluz de Fotografía a través de sus 27 años de existencia. Dicha producción ha contado con la participación de Canal Sur, la Fundación Unicaja y con la colaboración de la productora Imagen Visual Art. Esta obra está dedicada a transmitir el espíritu de universalidad y apertura de dicho centro, y a provocar en el espectador un sentimiento de reflexión y sosiego mientras contempla la memoria y la vida de los momentos que las fotografías de la selección reflejan.

Charlamos con el propio Alberto Gómez Uriol sobre la historia del CAF, por qué es especialmente importante que se mantenga en Almería, tras las recientes dudas de traslado con las que convivimos últimamente, y cuál ha sido la influencia de nuestra ciudad tanto en el movimiento fotográfico nacional como en la propia vida de Alberto, natural de Calatayud.

P: ¿Por qué os sentisteis tan impulsados a ilustrar en un documental la trayectoria del CAF? ¿Qué impulsó esta idea?

La idea surgió hace ya 2 años por el 25 aniversario del CAF. Como usuario del centro llevaba ya años implicado y quería plasmar la trayectoria del centro en documental. Intenté sacar el proyecto adelante ese mismo año, pero no pude por falta de financiación. Este año por fin entran Canal Sur y la Fundación Unicaja para dar ese impulso, tanto a nivel económico como logístico, que en su día nos faltó, y por fin podemos trasladar todo el contenido recopilado al formato adecuado. Afortunadamente no se perdió mucho trabajo del que ya habíamos realizado; ese año, el del 25 aniversario, se hizo una exposición de fotografías del Centro Imagina y estuvimos grabando todo el proceso de montaje de la exposición. La gran mayoría de material que obtuvimos fue de tanta calidad que se ha podido recuperar para incluirlo en “La mirada perdida”.

P: ¿Cómo fue el proceso de selección de imágenes para la exposición? Comentáis que, desde La Línea Azul Producciones Audiovisuales, tu actual productora, os habéis centrado en seleccionar aquellas que representan a los miembros del equipo y a los fotógrafos que han pasado por el centro, pero ¿os habéis centrado en algún estilo artístico concreto también?

El proceso de selección fue complicado. Mucha trayectoria del centro, muchos profesionales y mucho material. Consideramos en su momento que intentar dar una visión exhaustiva de dicha trayectoria tan amplia resultaría en un material muy disperso y quizá demasiado largo. En lugar de ello, nos centramos en intentar trasmitir el espíritu del centro, y de las vidas y vivencias de los profesionales que han publicado en él. Nuestro primer propósito para este documental era tratar de reflejar una imagen del CAF accesible para toda persona, sea o no profesional de fotografía. Quizá alguien pueda pensar que hemos dejado de lado a algún autor demasiado importante como para dejar de incluirlo en la selección; es lícito, obviamente, opinar así, pero nosotros estamos muy satisfechos con el resultado final.

P: Y ya que estamos hablando del propósito de las fotografías incluidas, ¿qué mensaje exactamente pretenden trasmitir las imágenes seleccionadas?

Conectamos bastante la fotografía con la vida que refleja; tanto la cotidiana como aquellos momentos que definen a las personas. Hacerlo todo muy cercano. Estilos han pasado muchos por el centro, pero abarcarlos todos, como ya he comentado antes, era imposible. El espíritu del CAF es este; estar abierto para todo aquel que quiera empaparse de fotografía.

P: Para todo aquel lector que esté interesado en informarse de la historia del CAF, ¿podrías explicarle por qué el documental “La mirada sostenida puede ser una buena opción?”

El documental se aparta de ser un mero documental de un centro cultural. Estas producciones suelen estar algo encorsetadas y normalmente padecen de un ritmo algo lento. El nuestro consideramos que no; el que realizamos desde La Línea Azul Producciones Audiovisuales es un documental vivo y emocionante que trasmite a través de esas fotografías que enseñamos, una conexión con nuestras vidas debido a los temas que reflejan. Lo mejor que se puede decir es que es un documental muy poco convencional. Además, también hemos procurado incluir las reflexiones de algunos de los fotógrafos más importantes de los últimos años. Es una obra muy enriquecedora, pero también intimista y muy personal, en la que la participación de la ciudadanía al observar las fotografías también queda muy bien reflejada, y en donde se puede sentir esa sensación de reciprocidad entre el emisor y el receptor muy claramente.

P: En 2001, por esos azares de la vida, te acabas estableciendo en Almería, donde fundas 29LETRAS y llevas a cabo, junto a tu equipo, siete documentales y seis cortometrajes de ficción, como “Afal, una mirada libre”, “De la vida a la palabra” o “El Prestidigitador”, entre otros, llegando a ganar 82 premios, entre galardones nacionales e internacionales. Está claro que esta ciudad te da suerte; coméntanos a qué se debió tu venida aquí.

Mi llegada a Almería fue algo casual. Por circunstancias de mi pareja me vine y me quedé por cuestiones familiares. Al final, resulta que me encuentro muy cómodo y me instalo hace ya 20 años. Es un lugar que considero mi sitio y que me da mucha estabilidad. Almería y la provincia tiene algo que te atrapa, y esto creo yo que nos pasa especialmente a los fotógrafos; esta tierra te ofrece un encanto que es muy difícil de encontrar en otros sitios, y a la gente de nuestra profesión nos proporciona un entorno que nos enriquece tanto laboralmente como personalmente. Además, también he hecho muchísimos trabajos relacionados con ella y ya le he cogido mucho cariño; ya soy un bilbilitano, puesto que nací en Calatayud, con alma almeriense.

P: Llevamos ya un tiempo con ciertas dudas sobre que el CAF acabe manteniéndose en Almería. Sería una pérdida bastante importante, teniendo en cuenta su valor cultural. ¿Por qué crees tú que sería importante que se mantuviese?

Primero, porque la labor de estos 25 años, es importantísima en el campo cultural y fotográfico. Con sus altibajos, claro está; nadie es perfecto, y por supuesto ninguna institución lo es tampoco. Pero si hacemos balance, yo creo que hay pocas cosas que reprochar. Segundo, porque Almería lo merece debido a su gran tradición con la imagen, sobre todo en cine y fotografía, siendo en este último campo auténtica baluarte de España en los años 50. La relación de Almería con la imagen es muy íntima; sus paisajes se prestan continuamente a ser capturados para la posteridad, y siempre ha habido muchas iniciativas en pos de fomentar el movimiento fotográfico. Además, el centro se hizo por iniciativa de Manuel Falces, y con financiación del Grupo Imagina, y se creó en nuestra propia ciudad. No encuentro ninguna razón para perder su sede. Su presencia como centro de fotografía es tremendamente singular, y proporciona a Almería de un nivel cultural que muy poca gente aprecia de verdad. Si la perdiésemos sería un antes y un después dentro de la tradición que tiene la provincia con una profesión tan antigua y bonita.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Noticias de #Almeria

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.