www.noticiasdealmeria.com

#COVID19 día 19
Laissez faire et laissez passer

jueves 02 de abril de 2020, 15:47h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia



Mientras ayudo a mi hija de sexto de Primaria con la tarea, que en este caso trata de la elaboración del presupuestos mensual de una familia, pienso en el acierto que tuvo el gobierno que consideró adecuada la introducción de conocimientos económicos en estos niveles -y ya como asignatura en la Secundaria- porque esa es una parte intrínseca de nuestra realidad a la que no se puede dar la espalda.

Bueno, sí, claro que se le puede dar la espalda si eres político, a ti no te afecta esa realidad, y como muestra, que mientras los partidos del Gobierno, en especial Unidas Podemos, arremete contra las empresas que hacen donaciones para ayudar contra la pandemia del coronavirus COVID19, en especial contra Amancio Ortega (Inditex), son incapaces de hacer ellos algo tan simple como no cobrar las dietas que les abona semanalmente y libres de impuestos, el Congreso, el Senado o el Parlamento autonómico, aunque no se mueven de su casa.

Viven apartados de la realidad, porque lo que quieren es controlarla, y por esa razón sus medidas destinadas a los autónomos –también otras- para superar esta crisis económica en la que nos ha metido son fruto de su incompetencia para abordar un problema sanitario.

A este gobierno no le gusta la libertad en general, y la económica, en particular, porque la libertad económica es la base sobre la que crecen las demás, como saben bien, por ejemplo, las mujeres maltratadas que aguantan con sus criminales compañeros porque no tienen con qué mantenerse. Su independencia económica, es fundamental para plantearse una vida en libertad, pero eso no es ni más ni menos que le pasa al resto de la ciudadanía.

Pero esto no le gusta a nuestro gobierno, por eso cuando anuncia medidas para “ayudar” a los autónomos, éstas no gustan a ninguno, porque ni responden a su realidad laboral/empresarial, ni son garantía de futuro. Por ejemplo, si tienes que dejar tu actividad, “papá Estado” se dará una miserable paguica –por la que antes habrás tenido que venir cotizando de modo extraordinario sumado a tu cuota mensual- unos meses, y luego… nada; cuando lo más sencillo y coherente sería que, habida cuenta de que no tienes ingresos por decisión del Gobierno, éste renuncie a cobrar la cuota de la Seguridad Social y a exigirte el pago del IVA de aquellas facturas no cobradas (¡¡¡que esa es otra, Cristobal Montoro… tú y tus promesas!!!), y así permitir primero que puedas comer, y segundo, que tal vez puedas tener una caja de reserva para que cuando se levante el Estado de Alarma, tengas fondos para llenar de mercaderías tu negocio.

Pero no, la voracidad de las políticas económicas de izquierdas es insaciable, y su capacidad para hacer lo contrario de lo que dicen es comparable solo al descaro con que lo justifican. De este modo, en vez de ofrecer una moratoria de tres meses o cuatro en el pago de los impuestos, o reducir aquellos que afectan al consumo eléctrico o hidrocarburos, lo que hacen es ofrecerte un aval al crédito que el autónomo pida al banco para pagarlos. Es evidente que quien va a hacer caja es el banco, que cobrará de cualquier modo, mientras que el peticionario estará endeudado por un préstamo que lastrará su actividad productiva.

Y ya, la tomadura de pelo máxima es cuando anuncian el descanso retribuido recuperable de una semana, la previa a la Semana Santa, porque según el presidente Pedro Sánchez, esa no cuenta por ser de vacaciones… ¿¡de vacaciones la Semana Santa!? ¿pero tú has visto los hoteles, los bares, los restaurantes, las tiendas, los taxis… en Semana Santa?

Por si fuera poco, la pregunta que el Gobierno no se hace es cómo pagar a tus empleados si el negocio lo tienes cerrado y sin ingresos, y además tienes que hacer frente a los impuestos. Ya… otro crédito bancario ¿no?

Tenemos un gobierno que nos quiere proteger, pero ya les digo yo que no necesito protección, que ya me protejo yo, y ya protejo a los míos, y a él, lo único que le pido es que no moleste, que no nos cree problemas… Laissez faire et laissez passer, le monde va de lui même; “dejen hacer y dejen pasar, el mundo va solo” como dijo Vincent de Gournay, fisiócrata del siglo XVIII, contra el intervencionismo del gobierno en la economía y que aún hoy debería ser una máxima de quienes defienden la libertad, todas las libertades.

Rafael M. Martos

Editor de Noticias de Almería

Periodista. Autor de "No les va a gustar", "Palomares en los papeles secretos EEUU", "Bandera de la infamia" y de "Más allá del cementerio azul".