script data-adscript src='https://servedbysmart.com?uid=5cd96c89475de80012f86112&w=300&h=250&click='>
www.noticiasdealmeria.com

El huracán tocó tierra

Por Antonio Felipe Rubio
x
afelipeafelipecom/7/7/15
miércoles 22 de junio de 2022, 14:04h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia

Es perder el tiempo hacer un análisis serio de los resultados del PSOE, enseguida llega Adriana Lastra y desbarata cualquier conclusión con los argumentos más lisérgicos que podamos imaginar: El rotundo éxito de Juanma se debe a la generosa “financiación” del dinero que Pedro Sánchez ha destinado a Andalucía y la impresionante maquinaria de propaganda del PP. En fin, para qué discutir sobre tamaña imbecilidad.

En estas elecciones el pueblo andaluz ha despertado del espejismo y la servidumbre impuesta por una izquierda mentirosa y manipuladora que ha causado un daño imposible de cuantificar en oportunidades perdidas, proyectos frustrados y dilapidación de recursos públicos para disfrute de la peor casta que nos podía tocar en desgracia. Sólo falta que la capacidad de exterminio demostrada con Ciudadanos llegue a la izquierda y a la extrema izquierda, auténticas rémoras y factor limitante para el desarrollo de Andalucía.

El PP tiene un extraordinario compromiso con la sociedad, a la que no puede defraudar y a la que hay que responder con nítida gestión y propuestas ilusionantes. Y no es sólo un trabajo a desarrollar en el escenario andaluz, pues lo que haga el PP en Andalucía quedará bajo el microscopio y se mostrará como arquetipo de un posible gobierno nacional en ciernes.

En clamorosa ausencia de autocrítica, VOX se presenta por los analistas como un partido que ha fracasado. O sea, sube en dos parlamentarios más, pero ha perdido las elecciones. Se aduce que no ha alcanzado las expectativas; ¿pero me pueden decir qué partido no concurre a las elecciones con el ánimo de ganarlas? Hasta los menos agraciados en las encuestas expresan sus aspiraciones de ser determinantes para la gobernabilidad. Luego llega la cruda realidad, pero se intenta todo en base a una tímida esperanza o un afortunado golpe de suerte.

Dicen que en los debates Macarena Olona no dio la talla y que Juan Marín estuvo mucho mejor. Pues ahí están los resultados de los debates: Ciudadanos pierde veintiuno y VOX gana dos parlamentarios. Otra cosa son las campañas. VOX ha utilizado argumentos fuera del guion andaluz y ha seguido de carril un pretendido trayecto en clave nacional, fijando el objetivo de su rival en el PP y en políticas de base ideológica. Se puede ser muy y mucho español, pero Andalucía quiere que le digan que somos la región con mayor potencialidad de Europa; que se va a erradicar la etapa del robo y la desvergüenza; que se apuesta por la honradez y la transparencia; que se van a eliminar los gastos innecesarios; que se va a primar el esfuerzo y la preparación; que se defenderá la propiedad privada, la legalidad y el orden; que la generosidad y la solidaridad alcanzará a los más necesitados y no a los vagos, maleantes y oportunistas… y así, hasta conocer lo que todos sabemos que son argumentos esenciales para mejorar nuestro bienestar y convivencia.

Hay partidos que basan su existencia en propuestas que otros no alcanzan, no superan o son incapaces de afrontar. El secreto radica en conocer las limitaciones de tu rival y, con razonable posibilismo e inteligente osadía, superar esa frontera con propuestas prudentes; nunca pretender laminar como enemigo a quien tiene las ideas más afines y, además, la mayor potencia de fuego en la contienda electoral. El formato Viriato, Agustina de Aragón y Don Pelayo es válido para otros tiempos y diferentes escenarios.

Por muy potente que se presente el huracán, cuando llega a tocar tierra, pierde fuerza. Otras impetuosas tormentas desarrollan un tornado: ningún beneficio para el torbellino, y desolación a su paso.

Antonio Felipe Rubio

Periodista
Dirige la tertulia La Luna en Interalmería TV
y la de COPE Almería

Valora esta noticia
0
(0 votos)