www.noticiasdealmeria.com
El impacto de la tecnología en las finanzas particulares
Ampliar

El impacto de la tecnología en las finanzas particulares

Escucha la noticia

La digitalización de diversas entidades existentes y la aparición de otras tantas nuevas ofrecen mayores opciones a la sociedad

Las mejoras técnicas que ha aportado la tecnología son sensibles a muchos niveles: institucional, empresarial, pero también a nivel particular. Este fenómeno abarca diferentes sectores, como el ocio digital, la salud, el transporte, la comunicación… Evidentemente, la economía de las personas, o más concretamente, la manera de gestionarla, se ha beneficiada con las nuevas posibilidades introducidas gracias a dichos avances.

La era de internet ha implicado una mayor comodidad para muchos ciudadanos, pese a que la adaptación ha sido algo desigual y más sencilla para los nativos digitales. También en el ámbito financiero, especialmente ejemplificada por la banca digital, una herramienta a la que ya se ha adherido una parte muy importante de la sociedad. Se han simplificado muchos de los procesos y se ha aportado comodidad e inmediatez para diversas operaciones habituales, como las transferencias, las consultas de saldo, diversas gestiones o resolución de dudas mediante gestores personalizados con los que se puede contactar online.

Lógicamente, para estas entidades también ha resultado muy beneficiosa esta digitalización, ya que se ha conseguido disminuir los costes y aumentar la oferta de sus servicios. No obstante, estas compañías bancarias no son las únicas que han optado por esta vía. También las sociedades y agencias de valores han querido sumarse a este proceso modernizador y han ofrecido sus opciones digitales a sus clientes para poder operar.

Pero estos avances han aportado algo más. Se trata de una democratización de las posibilidades para los usuarios. Las entidades, llamémoslas, “clásicas” han visto la irrupción de una serie de nuevas empresas que, con el viento a favor de los avances tecnológicos, han aparecido para el gran público, ofreciendo diversos de los servicios que, hasta ahora, estaban reservados sólo a compañías ya asentadas. Las empresas fintech están ofreciendo una diversidad importante de servicios como préstamos, distribución de productos financieros, divisas o inversiones en acciones, entre otros ejemplos.

El hecho de poder realizar inversiones desde las opciones que ofrece la tecnología, con información al momento y la posibilidad de llevar a cabo la acción de forma cómoda y rápida, ha tenido una gran aceptación, no sólo para aquellos que ya lo hacían antes con métodos más tradicionales, sino también para muchos nuevos inversores particulares. Además, las más punteras plataformas de trading españolas, como NAGA, dan la posibilidad de recibir una formación al respecto u otras opciones innovadoras, como el “Copy Trading”, que permite copiar a algunos de los traders más experimentados en sus elecciones.

Otra de las herramientas que ha mostrado un potente avance es el de las formas de pago, que incluye nuevas fórmulas y la adaptación de otras tantas clásicas. Las tarjetas de débito ya no son un patrimonio exclusivo de los bancos. Ahora, algunas de las plataformas, como la citada NAGA Broker, ofrecen sus propios productos, como el NAGA Pay, uno de los elementos de una App con la que, además, se puede gestionar el dinero propio y realizar diversas inversiones de las que hemos hablado anteriormente y otras relacionadas con el Forex o la compra de cryptomonedas.

Por supuesto, existen más servicios que pueden ofrecer estas empresas, según sea su especialidad. Por ejemplo, algunas de ellas están centradas en el asesoramiento y la gestión patrimonial. Otras se han decantado por la financiación alternativa, en ocasiones mediante microcréditos u otras opciones como el “crowd equity”. Sea como fuere, es importante que dichas compañías cumplan con las normas de privacidad, fiabilidad y seguridad. Afortunadamente, las principales disponen de las últimas herramientas tecnológicas y un gran equipo técnico detrás para asegurar estos aspectos, de gran importancia para los clientes y que aseguren una experiencia sin sobresaltos.

En definitiva, hablamos de una tecnología que ha facilitado diversas operaciones cotidianas y ha aportado nuevas opciones a otros clientes que, en muchas ocasiones, no tenían costumbre de utilizar. Evidentemente, la evolución y las mejoras continuarán, por lo que veremos nuevas posibilidades en un breve periodo de tiempo.

Valora esta noticia
0
(0 votos)