script data-adscript src='https://servedbysmart.com?uid=5cd96c89475de80012f86112&w=300&h=250&click='>
www.noticiasdealmeria.com
‘’El pueblo gitano ha sufrido un proceso histórico de estigmatización y criminalización’’

‘’El pueblo gitano ha sufrido un proceso histórico de estigmatización y criminalización’’

miércoles 17 de noviembre de 2021, 19:20h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia

Manuel Martínez es autor del libro ‘El Pueblo Gitano español en las Revoluciones y Guerras Civiles (siglos XIX y XX)

Por Ángela López

Hemos tenido el placer de charlar con Manuel Martínez, autor del libro ‘El Pueblo Gitano español en las Revoluciones y Guerras Civiles (siglos XIX y XX)’, el cual nos cuenta las injusticias que a lo largo del tiempo has sufrido la etnia gitana hasta en pleno siglo XXI.

Este libro nació como una especie de encargo de sus propios alumnos, ya que Manuel Martínez, en 1986, trabajaba como maestro de adultos en el barrio de Los Almendros. Estos, al saber que su profesor había publicado varias cosas, le sugirieron escribir algo sobre la comunidad gitana. Manuel aceptó la propuesta y comenzó a frecuentar el archivo municipal de Almería. Poco a poco comenzó a desempolvar documentación relacionada con esta etnia, y conforme iba encontrando referencias gitanas, iba interesándose un poco más, hasta el día de hoy.

Manuel Martínez entiende que en el momento en el que los pioneros gitanos llegaron al territorio de lo que hoy es España, el mundo se estaba transformando: la Edad Media agonizaba y se estaba abriendo un nuevo marco político el cual terminaría con la formación de los Estados. Los Reyes Católicos pretendieron una homogenización social eliminando los privilegios que poseía la nobleza, así como acabar con las diferencias religiosas y culturales de las minorías existentes en aquel momento, para lo que se estableció un control y una represión que afectó a comunidades como la judía y la musulmana, y finalmente acabó afectando a la gitana, la cual por entonces tenía dificultades para controlar dicha situación por su movilidad espacial. A partir de aquí, reacios a perder su identidad, las sucesivas coronas trataron de integrar por la fuerza al común social del resto de sus vasallos a través de diferentes leyes coercitivas, que buscaban la pérdida de su lengua, vestimenta y forma de vida en general. Una opresión que fue paralela a la construcción de estereotipos y prejuicios, los cuales acabaron deshumanizando al gitano como persona y que le dotó de una estigmatización basada en la sospecha y la desconfianza.

Su libro parte de las páginas más vergonzosas de la historia de España, invisible, como si nunca hubiese existido. Se trata de un proyecto de exterminio biológico de 1749, lo que hoy día podríamos llamar genocidio. Conscientes de la injusticia cometida con tanta crueldad, la política antigitana se suavizó a partir de la orden de libertad de 1765, cuando los gitanos supervivientes pudieron volver a sus casas. Manuel Martínez quiere mostrar con su libro el largo y penoso camino del Pueblo Gitano Español para ir accediendo a sus derechos como tales españoles. Piensa que su estudio permite conocer la situación actual de la comunidad gitana, constituye un paso más para eliminar esa invisibilidad que sufren los gitanos y dar a conocer su historia negada.

Cada época es diferente, pero Manuel Martínez afirma que actualmente podemos asegurar que el pueblo gitano es una comunidad con un alto grado de exclusión social, como resultado de un proceso histórico de estigmatización y criminalización que impide que personas gitanas ejerzan con garantía sus derechos y libertades, dificultándoles la percepción de los beneficios derivados de derechos tan básicos como los laborales, culturales y educativos, además de los avances sociales de los que gozamos el resto de sus convecinos ‘’integrados’’, libres de aquellos prejuicios que sustentan esa exclusión.

Martínez declara que el desconocimiento de la historia y la cultura del pueblo gitano es el que hace posible ese proceso estigmatizador. Es necesario, según el autor, abandonar la aculturación a la que tradicionalmente se haya sometido y emprender un proceso de enculturación que permita comprender mejor las consecuencias que ha provocado la represión y el paternalismo de una sociedad mayoritaria, que todavía está convencida de su intención de proteger a las personas gitanas, pero que bajo un ideal de inclusión, en realidad provoca su exclusión al pretender forzar esa inclusión bajo unos exclusivos parámetros, ya que la mayoría de la sociedad mayoritaria tiene asumido que la comunidad gitana es la que debe integrarse y adaptarse a la mayoría, sin admitir que ese criterio ya supone un prejuicio excluyente. Como sociedad dominante impone la invisibilización del pueblo gitano y la generalización de sus propios estereotipos construidos a lo largo de los siglos, los cuales dificultan el poder demostrar sus capacidades y destrezas.

Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios