www.noticiasdealmeria.com

Fernández Pacheco no lo tiene fácil

martes 28 de noviembre de 2017, 12:15h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia

El alcalde de Almería, Ramón Fernández Pacheco, ha hecho balance de situación cuando se cumplen dos años en el cargo, y escuchándole es interesante recordar lo que nos decía hace justo un año en una entrevista, en la que apuntaba que si hubiera tenido interés en marcar un hito en ese aniversario “tendría la ciudad levantada”.

A este alcalde, si algo hay que reconocerle, es trabajar con grandes dosis de realismo, y por ello no poner sobre la mesa grandes proyectos a los que no pueda hacer frente, o dicho de otro modo, a prometer aquello que no pueda cumplir. Es consciente de que el único aval que podrá presentar a los almerienses será su gestión, y que al margen de lo que digan encuestas de cuestionable procedencia, hay un grupo como el de Ciudadanos que ahora le mantiene que podría correr serio peligro si se desestabiliza interiormente; y hay una Izquierda Unida que va a rearmarse con la unión de otras formaciones como Podemos; y que hay un PSOE esperando turno después de lo ocurrido en aquella polémica votación en la que finalmente resultó investido alcalde Luis Rogelio Rodríguez.

Fernández Pacheco no tiene mayoría absoluta, y si no la logra en las próximas elecciones municipales, podría acabar en la oposición. Esto significa ni más ni menos, que el PP no puede contentarse con ser el más votado, que tiene la obligación de recuperar la mitad más uno de los ediles que forman la Corporación, y eso no es nada fácil cuando se lleva tantos años en el gobierno, y cuando a eso se le suma los inconvenientes –muchos y diversos- de no haber sido quien encabezó la candidatura en su momento. Hay mucho de rutina en el trabajo de un concejal cuando lleva años en el puesto, pero lo más que puede hacer un alcalde al respecto, es moverlo de área para que no se apalanque, y eso ya lo ha hecho dos veces, sin descartar que podamos ver nuevos movimientos antes del fin de mandato.

Conociendo lo que esta ciudad lleva sufrido en promesas sobre el soterramiento que es competencia del Gobierno del Estado, y en otros muchos temas que son competencia de la Junta de Andalucía, bien haría el alcalde en no fiar en esas futuras infraestructuras su hoja de resultados para presentarla a los electores.

La ciudad de Almería tiene pendiente un nuevo cambio, tiene pendiente su pequeña revolución, una modernización en el más amplio sentido de la expresión, y quien sea capaz de encauzar esa necesidad será quien marque un nuevo hito, como ya lo hicieron otros alcaldes.

Por eso es tan importante que el alcalde cumpla con los barrios, y es una satisfacción que se comprometa una y otra vez a ello públicamente. Sin duda no son grandes obras, pero es fundamental reequilibrar la ciudad, que aun sabiendo que el centro es el escaparate que se exhibe a los visitantes, son muchos quienes habitan –habitamos- en las afueras, y que también se pagan –pagamos- impuestos y se reclaman –reclamamos- servicios.

La ciudad de Almería tiene pendiente un nuevo cambio, tiene pendiente su pequeña revolución, una modernización en el más amplio sentido de la expresión, y quien sea capaz de encauzar esa necesidad será quien marque un nuevo hito, como ya lo hicieron otros alcaldes. Esa modernización va por lo que ahora se denomina "smart city" o ciudad "inteligente", pero que de un modo más comprensible podríamos llamar "habitable". Y habitable es limpia, respetuosa con sigo misma, con movilidad sotenible, con una administración cercana tanto físicamente como de manera electrónica, una ciudad conectada en wifi en espacios públicos, abierta al comercio, agradable al turista, amiga de la cultura... sí, pueden parecer palabras huecas, pero en defintiva hablammos de una ciudad que aún está a tiempo de reinvetarse en lo que puede mejorar, y de mantener lo que merece ser mantenido.

Fernández Pacheco debe tener la habilidad suficiente para evitar que la ciudad se pare si las otras administraciones lo hacen, pero también se le valorará a él si mantiene con ellas la suficiente tensión que evite más bloqueos en proyectos importantes. Por eso su tarea no es fácil, y más si ante sí tiene la exigencia de recuperar la mayoría absoluta so pena de quedarse en la oposición.

Rafael M. Martos

Editor de Noticias de Almería

Periodista. Autor de "No les va a gustar", "Palomares en los papeles secretos EEUU", "Bandera de la infamia" y de "Más allá del cementerio azul".