www.noticiasdealmeria.com
Jóvenes usuarios de los Guadalinfo de Sorbas, Pulpí y Uleila premiados en el CanSat

Jóvenes usuarios de los Guadalinfo de Sorbas, Pulpí y Uleila premiados en el CanSat

viernes 17 de julio de 2020, 16:22h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia

La red Guadalinfo impulsada por Economía y las diputaciones acerca la investigación científica y la tecnología al mundo rural

El equipo ‘SpaceSix’, formado por seis jóvenes de entre 13 y 16 años usuarios de los centros Guadalinfo de Sorbas, Pulpí y Uleila del Campo, ha obtenido el tercer puesto en la final nacional del concurso CanSat convocado por la Agencia Espacial Europea (ESA), coordinado por la Oficina ESERO y celebrado ayer en el Parque de las Ciencias de Granada. En este certamen, dirigido a fomentar las vocaciones científicas entre estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria, el equipo almeriense ha creado un minisatélite que integra en el reducido espacio de una lata de refrescos los subsistemas de un satélite real como alimentación eléctrica, sensores y sistema de comunicaciones.

El equipo SpaceSix ha representado a Andalucía en esta final nacional y además del tercer puesto (tras los equipos de País Vasco y Cataluña) ha recibido una mención especial a su profesionalidad, destacando también por el uso de materiales reciclados. Durante la jornada, los jóvenes recibieron la visita de la delegada de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de Granada, Virginia Fernández.

Los centros Guadalinfo de Uleila del Campo, Sorbas y Pulpí, pertenecientes a la red Guadalinfo en Almería, impulsada por la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad y la Diputación, se han convertido en referentes en la provincia en acercamiento de la ciencia y la tecnología, consiguiendo despertar vocaciones investigadoras.

El delegado de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Emilio Ortiz, ha felicitado a los jóvenes integrantes de SpaceSix por su talento y esfuerzo, así como al equipo de Agentes de Innovación Local de Guadalinfo y los profesionales que les han apoyado en este proyecto y ha remarcado el papel de la red Guadalinfo en la divulgación de la ciencia y la tecnología en los municipios y su capacidad para generar el interés por la carrera científica entre los más jóvenes.

El proyecto de los jóvenes almerienses se puede conocer en https://cansatspacesix.blogspot.com. Los integrantes de SpaceSix han relatado cómo han vivido la final en la cuenta de Twitter @Spacesix1.

La experiencia y formación adquirida durante el pasado verano en un proyecto similar (la construcción y lanzamiento de cohetes propulsados por presión de aire) les ha servido para participar en esta nueva aventura. La realización de pruebas y test de sus misiones les ha permitido controlar de forma muy exhaustiva diferentes posibilidades de errores, añadiendo complementos adicionales al diseño para evitar fallos.

El equipo SpaceSix ha contado con el apoyo de la asociación científico-tecnológica GuadaTech, que nació como proyecto de innovación social de la red Guadalinfo en Almería, y el respaldo de los ayuntamientos de Uleila del Campo, Pulpí y Sorbas y del área de Asuntos Sociales de la Diputación de Almería. El equipo tiene también un capitán, Antonio de Juana, y está asesorado por los Agentes de Innovación Local de los centros Guadalinfo de Sorbas, Pulpí y Uleila y por expertos en Ingeniería Industrial, como Eulogio López; Ingeniería Electrónica, como Galo Heredia; Ingeniería Aeroespacial, como Carlos Hérnandez y Víctor Montero; además de haber contado con el apoyo de Diego Llorente en el área de redes sociales y el blog del proyecto.

Del diseño a la construcción de un minisatélite

Los integrantes de SpaceSix, al igual que el resto de participantes, han trabajado de forma práctica los contenidos aprendidos en el currículo educativo en diferentes disciplinas como la física, la tecnología y la programación. Han seguido las fases de un proyecto espacial real: desde la elección de los objetivos de la misión hasta el diseño del Cansat, la integración de componentes, la comprobación del sistema, la preparación del lanzamiento y el análisis de los datos obtenidos.

Y lo han hecho de una forma diferente a otras ediciones debido a la pandemia causada por la COVID-19. El confinamiento ha impedido que se realicen los lanzamientos regionales, pero los equipos han seguido trabajando en remoto. Así, los finalistas de cada comunidad autónoma se han seleccionado valorando los informes presentados por los equipos y teniendo en cuenta el esfuerzo, constancia y tesón que los ha llevado a seguir trabajando en sus proyectos científicos, pese a las circunstancias tan adversas que hemos vivido en los pasados meses.

Además del desarrollo del satélite, cada equipo ha diseñado una misión científica. Este año los estudiantes han realizado proyectos como el análisis de la calidad del aire pasando por la radiación ultravioleta o la medida de compuestos orgánicos volátiles o de gases nocivos causantes de la lluvia ácida.

De este modo, se familiarizan con la metodología de investigación, que suele utilizarse en las profesiones científicas y técnicas de la vida real, aprenden a trabajar en equipo, desarrollan habilidades en comunicación y se impulsa su motivación por aprender, la creatividad y el espíritu autocrítico. Todo ello contribuye al fomento de vocaciones científicas entre los más jóvenes, que es el objetivo principal de esta actividad.

Los CanSat presentados han sido lanzados mediante unos cohetes diseñados especialmente para esta competición por la Asociación Cosmic Research de la Universidad Politécnica de Catalunya hasta unos 300m de altura, permitiendo comprobar la funcionalidad y operatividad de los proyectos.

En la organización de la competición, que se ha celebrado por primera vez en Andalucía, han colaborado la Fundación Ibercivis y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, las Consejerías de Educación y Deporte y de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta de Andalucía, y durante las fases regionales la Xunta de Galicia, Junta Castilla-La Mancha, entre otras instituciones.

ESERO (European Space Education Resource Office) es un proyecto del Departamento de Educación de la ESA, que se inició en 2006 con su primera oficina en los Países Bajos, y que aprovecha la fascinación que sienten los jóvenes por el espacio para mejorar sus conocimientos y competencias en los temas relacionados con la ciencia, la ingeniería, la tecnología y las matemáticas. Organiza reuniones anuales para la formación del profesorado de Primaria y de Secundaria. Difunde y utiliza recursos de la ESA relacionados con el espacio y promueve el desarrollo de nuevos recursos adaptados a los currículos nacionales y a las necesidades de los diferentes sistemas escolares y planes de estudio. Además, promueve las sinergias del sector educativo y del sector espacial. ESERO está cofinanciado por la ESA y los colaboradores nacionales, en estrecha participación de instituciones educativas.

Las misiones del equipo almeriense

El equipo SpaceSix ha construido y programado su CanSat para que sea capaz de medir durante su liberación y su descenso la temperatura del aire y la presión atmosférica, así como transmitir por telemetría a la estación terrena, al menos una vez por segundo, los datos recopilados. Después, el equipo ha analizado esos datos y los ha plasmado en gráficas.

Además, el equipo ha tenido una misión secundaria, centrada en el estudio de las variables ambientales, para el que han usado sensores de humedad, radiación ultravioleta y temperatura, un giroscopio y un dispositivo GPS. Además, han estudiado la viabilidad del uso de cohetes de agua presión como plataforma de pruebas de CanSats. La alternativa hasta ahora ha sido el uso de drones, globos aerostáticos, barrancos o aeromodelismo, soluciones caras e inaccesibles para un centro educativo estándar y algunas poco sostenibles desde el punto de vista ambiental.

El proyecto de los centros Guadalinfo de Sorbas, Pulpí y Uleila del Campo ha destacado también en este último aspecto: la sostenibilidad, ya que para realizar las pruebas han usado cohetes de agua realizados con material reciclado que no consumen energía ni generan residuos. También han utilizado elementos reciclados en la construcción del CanSat. El proyecto ha incluido una partida para compensar la huella de carbono, que se compensará por medio de la entidad CeroCo2.

Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios