www.noticiasdealmeria.com

La derecha pierde el norte

jueves 08 de noviembre de 2018, 12:40h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar





Tras la moción de censura y la llegada de un Gobierno socialista regenerador de la vida pública que ha devuelto la dignidad a las instituciones y ha puesto el país en marcha sacándolo de la parálisis en la que se encontraba por culpa del PP, descubrimos cómo la derecha -el PP y C´s- perdía completamente el norte. Ambos partidos iniciaban una competición a la desesperada entre sí en lugar de demostrar democráticamente a los ciudadanos sus propuestas y sus argumentos o por qué no aceptaban los resultados de la moción, una herramienta democrática y constitucional.

Pero la derecha sigue dando espectáculos. Como senador, soy testigo de cómo, principalmente el PP que es mayoritario en el Senado, ha basado su estrategia en arrollar a todos los grupos con su mayoría durante estos años, en no dialogar y en utilizar las cámaras como un trámite más en su despiadada escalada de recortes y medidas injustas. Ahora, tras la moción de censura a Mariano Rajoy han cambiado bruscamente la acción y la basan en el pataleo, el grito y en montar todo tipo de espectáculos bochornosos que denotan cómo han perdido el norte y cómo necesitan de bastante tiempo para recuperarlo. O, como algunos de los propios miembros del PP afirman, quizás les venga bien pasar un tiempo en la oposición ante tanta degeneración que están mostrando.

Esas actitudes se han acrecentado, incluso, con la campaña de las elecciones en Andalucía, donde también ha entrado en escena el PP de Aznar. Emplean la demagogia, el populismo de derechas, el titular fácil, el discurso plano y la falta de ideas de partidos como Ciudadanos, aderezado con mucho insulto principalmente de sus dos referentes, Albert Rivera e Inés Arrimadas, que ha huido de Cataluña estos días para amparándose en su origen andaluz, arremeter a base de insultos y descalificaciones en la campaña andaluza, no aportando ni una sola propuesta.

PP y C´s ya comenzaron una despiadada carrera por ver quién es más de derechas y utilizan planteamientos absolutamente sectarios y radicales en sus argumentos. Además, convierten nuestra tierra en el escenario de su desesperación y pérdida total del norte, mostrando la peor de las políticas, la del pensamiento plano, la del insulto o la alarma social para obtener algún rédito electoral.

No hablan de educación, pero sí descalifican a estudiantes y profesorado. Tampoco hablan de sanidad, pero se dedican a denigrarla cuando está, objetivamente contrastado, que se trata de uno de los mejores sistemas sanitarios públicos de Europa. Hablan mal de Andalucía y siembran vientos con su actitud irresponsable y de falta de altura política y de proyecto en este momento en Andalucía y en España. Confío en que estos vientos se tornen en tempestades gracias al voto ciudadano, serio, responsable, de futuro y de esperanza de la ciudadanía sabedora de que la ofensa no es el arma para difundir las ideas; tan sólo las malas.

Los actos de la derecha están plagados de simplezas, de posverdades, de ofensas y de ocurrencias que rayan el esperpento con una carrera por realizar la mayor payasada. Así surgen las ruedas de prensa en la puerta de un prostíbulo, o realizar declaraciones utilizando fotos de hace décadas o, si no, la última brillantez de Casado y Moreno Bonilla celebrando lo bien que se lo han pasado en Andalucía este fin de semana con un local de comida rápida como escenario y ejemplo. Todo esto denota que han perdido el norte y que ni antes ni mucho menos ahora se puede confiar en partidos como PP y C´s porque, básicamente, no creen en la gente y tampoco son capaces de dar a conocer ni una sola iniciativa decente para esta tierra ni este país. Tan sólo cargan sus argumentos de insultos y miedos a la ciudadanía. Pero esta sabe, perfectamente, que no se puede depositar el futuro en manos de cualquiera.