www.noticiasdealmeria.com

La investidura, ese juego de tahures

martes 02 de julio de 2019, 21:53h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Sé, que no debo preguntarte, pero aquí abajo nadie lo tiene claro, la actualidad política parece una partida de cartas, una de aquellas que con tanta vehemencia narraba Marcial la Fuente Estefania en sus novelas; y los partidos políticos metidos a Tahúres del Misisipi, miran de lado, sonríen, se echan el sombrero a la coronilla y ocultan sus cartas haciendo creer al resto que su juego es el mejor, en un ejercicio del todo o nada.


No te preguntaría si no fuera porque me da que, como en aquellas partidas de naipes, esto acabe con la mesa por los suelos, las cartas volando, el dinero rodando y el malo con el revólver en la mano termine disparando y matando al barman, y no me preocuparía tanto si no fuera porque la mesa es España, las cartas la constitución, el dinero es de todos los españoles y los ciudadanos hacemos de barman, o pagafantas, en esta partida amañada.

Para darte pistas te diré que salvo el PSOE que ha dicho que “Sí es Sí”, y los partidos de Canarias y Cantabria que tienen bastante claro el Si (con contraprestaciones, inversiones), el resto o se decanta por el “NO es NO” o por la abstención, y esto sale mal para Pedro I, el guapo, que en el mejor de los casos tendría 125 votos de que Si (PSOE, Cca, PRC) contra 191 “Noes” seguros (PP, Cs, UP, VOX); he de decirte que en ésto las abstenciones no cuentan, para que Pedro Sánchez sea investido presidente los “Sies” deben ser mas que los “Noes”.

Otra posibilidad seria que todos los partidos nacionalistas de uno y otro signo ( ERC-SOBIRANISTE, JxCAT-JUNTS, PNV, EH Bildu, COMPROMÍS 2019) dijeran que cambiaban su voto de abstención por el Si; en este caso Pedro contaría con 159 “Sies” contra 191 “Noes”, ¡la cuenta tampoco sale!.

Una formula para que la cuenta le salga a nuestro presidente en funciones, es que UP (unidas podemos) cambia su voto de No a Si. En este caso contaría con 168 votos a favor de investirlo, frente a 149 en contra. La Abstención de UP no sirve de mucho sin el voto a favor de los compañeros de “golpistas” (ERC y JxCAT) y de los herederos de “Asesinos” (EH Bildu), una opción con la que Pedro Sánchez no quiere presentarse ante sus socios europeos, máxime cuando las aspiraciones de nuestro presidente parece que pasan por ser el sucesor de Merkel al timón de Europa. Una aspiración legitima, que en esto de querer ser coronado emperador del “sacro imperio romano germánico” no pueden tener la exclusiva ni Alfonso X, ni Carlos I; tan solo espero que a los españoles no les salga tan caro como cuando se presentaron estos dos.

En cualquier caso, con este panorama, solo queda una opción inverosímil pero que parece cierta; se trata del ofrecimiento de VOX a votar favor de la investidura. Según cuentan, en la reunión entre la presidenta del Congreso y el portavoz de VOX, este le dijo que ellos podrían votar en este sentido como un “acto patriótico”. Con el voto de VOX del lado de los “Sies” el panorama quedaría 150 a favor (PSOE + VOX) contra 167 “Noes” (PP, C’s, UP), si consideramos que el resto se abstuviera; algo que ademas de causar risa, seria inútil si no fuera porque también VOX podría abstenerse como “acto patriótico” y Pedro forzar a que UP a abstuviese; en este caso hipotético, Pedro tendría 126 votos a favor contra 125 en contra, un margen estrecho pero seguro, al que con VOX y UP fuera del tablero, podrían sumarse a los “Sies” el PNV e incluso Compromis (ambos con compensaciones que pagaríamos el resto de comunidades autónomas).

Es por todo lo anterior que al PSOE le interesa tanto el “Si” o la Abstención de UP (Unidas Podemos) o de C’s (algo que no creo nadie contemple, salvo resfriado o pulmonía de Albert Ribera). En cualquier caso a ambos (UP, y C’s) les une una cuestión importante, un nuevo proceso electoral les debilitaría. La debilidad de los primeros vendría porque este adelanto electoral daría tiempo a su antaño compañero Iñigo Errejón, para constituir su nuevo partido y unirles más en la miseria de los resultados electorales (tampoco habría que descartar un giro de IU), y a los segundos (C’s) porque ahondaría su conflicto interno con, seguramente, peores resultados electorales. De estas caídas se beneficiaria directamente PSOE y PP, y seguramente se perjudicaría, de forma indirecta, VOX. El resto quedarían con resultados parecidos.

Obviamente un paso previo es la convocatoria de la cámara para investirlo; despues de lo mal que le resultó a Mariano Rajoy o a Arrimadas no presentarse a sus respectivas investiduras, Pedro no creo que quiera dar ese “campanazo”. Esta escenificación permitiría a nuestro presidente en funciones presentarse como el incomprendido, el martir, aquel a quienes el resto vetan, mejorando su previsible resultado electoral.

Es por eso la mayoría de los analistas políticos ven casi segura, que tras una investidura fallida, se convocaran elecciones generales, salvo que los ludópatas de C’s, UP y Vox, se den cuenta a tiempo, se dejen de gilipolleces y desmonten la estrategia de Pedro antes de que la estrategia acabe con ellos y los españoles paguemos los platos rotos; porque esta claro que al PP-PSOE les encanta el juego, sobre todo porque esta amañando.