www.noticiasdealmeria.com

La necesaria cohesión Europea frente al #COVID19

jueves 09 de abril de 2020, 12:04h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar





Estos días de confinamiento responsable y cívico que estamos llevando acabo todos los ciudadanos en España provocada por el Covid-19, cuyos efectos devastadores sobre las personas y sobre la economía, hacía más de un siglo que no sufríamos desde el virus de la gripe del año 1918, que dejo gravísimas consecuencias y efectos económicos no solo en nuestro país, sino en todo el mundo. Nos están llevando a todos a una reflexión comunitaria en muchos asuntos fundamentales para nuestro futuro. A través de este artículo de opinión quiero trasladar a sus lectores, de lo que podríamos calificar de una aptitud por ahora insolidária (podría optar por una calificativo más grueso) de los países del Norte de la Unión Europea, para los países donde la incidencia de la pandemia esta teniendo mayor impacto como es España e Italia.

Vaya por delante que el que suscribe es un firme defensor de la Unión Europea. Desde que nuestro país el 1 de enero de 1986 entró en un mercado común que a lo largo de estos 34 años, nos ha reportado cientos de miles de millones de euros en subvenciones, lo cual nos ha permitido a todos los ciudadanos disfrutar de una mayor calidad de vida y de un Estado del bienestar, del que gozan todos los países de nuestro entorno.

Durante muchos años España ha recibido más de lo que ha aportado al fondo comunitario, lo cual nos ha permitido afrontar un desarrollo espectacular , no solo en infraestructuras fundamentales ( entre ellas la construcción del Corredor del Mediterráneo) para nuestro desarrollo económico, sino también para nuestra agricultura, industria y general de todos los sectores productivos. Sin olvidarnos de la innovación tecnológica, la educación, la cultura etc.…. También de las ayudas a través de los fondos Feder gestionados por los Grupos de Desarrollo Rural hacía la “ España vaciada” que han potenciado actividades empresariales en zonas rurales más deprimidas, donde las oportunidades para el desarrollo económico eran muy limitadas.

Dicho esto, he leído los objetivos generales y específicos del Tratado de Roma firmado en el año 1957, aparte de los que ya sabemos que son su piedra angular como la libre circulación de mercancías, personas, servicios y capitales. He puesto el foco en uno específico como el de mejorar las condiciones de vida y trabajo de los ciudadanos. Lo he leído varias veces y la conclusión que he sacado, que es un párrafo cargado de bondad y moralidad política a la que tan poco estamos acostumbrados en los últimos tiempos.

Hace unos días, a través de video conferencia todos los Presidentes que conforman la Unión Europea, debatieron sobre que medidas que habría que adoptar, para que una vez acabe la pandemia y se reactive la actividad económica, volvamos a un escenario de recuperación de la normalidad, que previsiblemente va a dejar a muchos países en un escenario de recesión económica.

Nueve países de la Unión entre los que estaban España, Italia y Francia defendieron que las medidas financieras a adoptar, tendrían que pasar por mutualizar la deuda para compartir costes y riesgos mediante la emisión de “Bonos Europeos”, que sirvieran, para facilitar a todas los países, la adquisición de créditos en condiciones más ventajosas, a las de un mercado bancario que estará de muy condicionado otra vez más por esta crisis. Rechazándose por la países del Sur, la posibilidad de los fondos MEDE( Fondos de rescate a países en situación de grave crisis económica) y SÍ la emisión de eurobonos a bajos tipos de interés.

De nuevo hemos visto como los países ricos del Norte de Europa, pusieron pie en pared y adoptaron en la reunión una actitud insolidária , al igual que en la crisis del año 2008 una posición de mercaderes, que esta muy lejos de una Unión Europea social y solidaria , que se preocupe por el bienestar y el empleo de sus ciudadanos.

Si bien al parecer en la última reunión de los Ministros de Economía europeos Alemania ha acercado posiciones para llegar a un acuerdo, no podemos olvidar que éstas posiciones de países como Alemania, Austria , Noruega y Holanda podrían llevar a potenciar que los nacionalismos vuelvan con fuerza a los países que conformamos la Union Europea, con políticas de abandono de las personas, sobre todo de las más vulnerables y con menos recursos económicos.

En los últimos días de la Comisión del Parlamento Europeo se están aprobando medidas solidarias y esperamos que finalmente dentro de pocos días, cuando de nuevo se sienten hablar todos los Presidentes de todos los Estados que conforman la Unión Europea, finalmente se adopten acuerdos de que los países con mayor capacidad financiera echen una mano a aquellos que más lo necesiten.

Es momento de remar todos en una sola dirección, que los dirigentes europeos tengan claro que solo saldremos de esta crisis con la UNIÓN de todos los Estados miembros y donde el objetivo de los acuerdos que se adopten dentro de dos semanas sean las personas por encima de los mercados.

Por que hoy más que nunca es necesaria la cohesión y la solidaridad de Europa!!!!.

José Carlos Tejada

Coordinador de la Mesa del Ferrocarril de Almería