www.noticiasdealmeria.com

#COVID19 día 31
No haría falta héroes

martes 14 de abril de 2020, 16:17h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia

No deberíamos necesitar héroes ante el COVID19. Es impropio de una sociedad avanzada, de una sociedad que presume de autocalificarse “del bienestar”, necesitar que sus sanitarios sean héroes.

Lo triste es que sí, que quizá como vitola del discurso belicista con el que Pedro Sánchez, como presidente del Gobierno, reviste sus plomizos discursos televisados -pero tras él, la casi totalidad de la clase política-, necesita héroes anónimos, que no tengan nombre ni rostro concreto, para que así, el único héroe con nombre y rostro sea él.

Ha pasado un mes desde que nos confinó en casa con la promesa de un mundo mejor, pero mientras nosotros aguantamos y nos llama héroes, también califica de héroes a los sanitarios, pero ellos no tendrían que ser héroes, en serio.

Si allá por febrero, el Gobierno hubiese iniciado las gestiones necesarias para comprar mascarillas, batas, buzos y guantes, para este personal, teniendo en cuenta que no caducan, no hubiésemos tenido 3.470 sanitarios contagiados el 22 de marzo, ni 5.400 el 24, ni 9.444 el día 27, casi 20.000 el 7 de abril, y más de 25.000 en estos momentos.

Cuando los soldados van a la guerra, no lo hacen solo con su adiestramiento y su uniforme, lo hacen con armas, y lo hacen con una estrategia de combate en la que se calibran sus propias fuerzas y las del enemigo, pero en este caso, los sanitarios han ido a la guerra sin armas, y sin estrategia de combate.

Quizá, si allá por febrero, el Gobierno hubiese comenzado a comprar respiradores para las UCI, igual los muertos ahora serían menos, y esos respiradores tampoco piden de comer, no caducan. Eso hubiese sido previsión.

No, los sanitarios no debían ser héroes por cumplir con su trabajo, pero quien está al frente del comité de expertos, a quien se supone que el Gobierno escucha para tomar las medidas adecuadas contra la pandemia, no dio importancia a lo que se nos venía encima cuando los participantes en el Mobil World Congress de Barcelona, renunciaron a acudir en él, y no lo vieron cuando en Italia el mal estaba avanzando, y cuando la OMS clamaba que se tomaran medidas urgentemente. Pero aquí no se hizo nada porque solo habría un caso o dos… nada generalizado, pero vaya, quien así lo afirmó y quienes le acompañaban en el comité de expertos, están de baja por el coronavirus.

El problema que tenemos encima no es por los recortes que hubo en el sistema sanitario después de la crisis que comenzó en 2008, pero que José Luis Rodríguez Zapatero se encargó de endurecer por su errático gobierno, o al menos, no es el problema principal.

El problema que tenemos encima no es por los recortes que hubo en el sistema sanitario después de la crisis que comenzó en 2008, pero que José Luis Rodríguez Zapatero se encargó de endurecer por su errático gobierno, o al menos, no es el problema principal. Es más, de ser cierto, sería un agravante en la culpa de quienes ahora gobiernan, que sabedores de la precariedad del sistema público de salud, no planificaron mejor la respuesta a la pandemia, porque como hemos señalado, a la guerra se va con una estrategia.

Ningún sistema sanitario podía estar preparado para un volumen como este de enfermos, ni público, ni privado, ni mixto, como nunca se está preparado para un tsunami, pero si lo ves venir, al menos, puedes desalojar a los habitantes de las zonas costeras, aunque los hoteles, las casas, las infraestructuras, queden derruidas, pero las vidas se salvan.

Ahora podríamos tener en primera línea de “combate” a 25.000 “soldados” más de los que tenemos, que son personas normales que no quieren ser héroes, que se conforman con realizar su trabajo en unas condiciones normales, en las que no se jueguen la vida improvisando un EPI (Equipo de Protección Individual) con bolsas de basura, que no tengan que utilizar un día entero una mascarilla de un solo uso, que tengan gel desinfectante suficiente.

En realidad, que sean héroes, lo único que hace es poner en evidencia lo mal que lo están haciendo los generales.

Gracias.

Rafael M. Martos

Editor de Noticias de Almería

Periodista. Autor de "No les va a gustar", "Palomares en los papeles secretos EEUU", "Bandera de la infamia" y de "Más allá del cementerio azul".