www.noticiasdealmeria.com

No hay excusas

Por Juan Carlos Pérez Navas
jueves 22 de julio de 2021, 10:23h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia




El debate sobre la financiación de las comunidades autónomas suele ser recurrente, sobre todo para el Gobierno de Andalucía, que lo utiliza cada vez que quiere tapar y quitar el foco de las malas noticias y su falta de acción, como la que nuevamente se está dando estas semanas con los contagios de covid disparados, con una tasa de incidencia muy por encima de la media nacional y sin que Andalucía tenga una estrategia para frenar ese ritmo de contagios y salvar a la vez, económicamente hablando, “el verano”.

Esta situación es la enésima muestra de lo que viene siendo la actuación del Gobierno de Moreno Bonilla en la pandemia, en la que sólo ha acertado a ponerse de perfil, confrontar y lanzar culpas a diestro y siniestro, ya sea a los ayuntamientos, a las policías locales o al Gobierno de la nación. De igual manera, ha vuelto a intentar distraer el foco, quejándose de falta de financiación, aunque, una vez más, tampoco le ha servido de mucho, porque al mismo tiempo que Moreno Bonilla se quejaba, el Gobierno de Pedro Sánchez volvía a cumplir una vez más con los andaluces, aprobando la transferencia a Andalucía de 300 millones de euros para rehabilitación de viviendas, 257 para educación pública y 50 millones para un plan de empleo, que por fin se ha concedido a Andalucía, después de años de que la Junta de Andalucía, en tiempos de gobierno socialista, se lo reclamara al Gobierno central del PP, sin éxito ninguno.

Estas medidas son una prueba constante del compromiso y la sensibilidad del Gobierno de Pedro Sánchez con Andalucía y, sumadas a las ayudas extraordinarias y otras de refuerzo, han supuesto ya la llegada de 4.122 millones a Andalucía tan sólo en 2020. Esto equivale a una financiación de 11 millones de euros al día, cantidad a la que se sumarán 1.881 millones más, provenientes de los fondos europeos gestionados por España, y que deberán destinarse a educación, sanidad, servicios sociales y a apoyar los sectores económicos más dañados por la crisis.

Toda esa ingente lluvia de millones, que ha convertido a Andalucía en la comunidad de España más beneficiada por el reparto, ha dejado sin excusas al Gobierno de Moreno Bonilla para reforzar de manera urgente la atención primaria, recuperar de este modo la normalidad en los centros de salud y en la actividad hospitalaria o para afrontar con más recursos y plenas garantías el próximo curso escolar.
Valora esta noticia
0
(0 votos)