www.noticiasdealmeria.com

26D: Día de la vergüenza

miércoles 28 de diciembre de 2016, 11:36h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia

Un año más, las fuerzas políticas más conservadoras de nuestra ciudad (PP, Ciudadanos y PSOE) vuelven a representar la conquista de la ciudad de Almería por los Reyes Católicos, mediante la tremolación y paseo del Pendón de Castilla por las calles de nuestra ciudad. Una representación anacrónica del Nacional-Catolicismo, más propia de otros tiempos, que reúne a los principales actores de los 40 años de Dictadura que padecimos los almerienses y el resto de ciudadanos del Estado: clero, ejército y políticos a las órdenes de la potencia colonial que gobierna nuestra ciudad, acompañados por la extrema derecha local que adornaba el “paseillo” con banderas de España y de los “cruzados” genoveses que destruyeron Almería algunos siglos antes.

Hay que recordar que lo que se celebra es el incumplimiento de unas capitulaciones por las que los almerienses reconocían vasallaje a los reyes de Castilla y Aragón a cambio de conservar sus propiedades, costumbres, idioma y religión. A la sociedad multicultural andalusí-almeriense se le impuso el catolicismo excluyente, autoritario y represivo que trajeron los reyes de Castilla y Aragón.

Ayer, las fuerzas políticas representativas del “españolismo” más rancio, celebraban la derrota de nuestros antepasados, celebraban la imposición cultural y lingüística, las leyes de limpieza de sangre, la inquisición, la represión a los que se oponían a la imposición y a la injusticia, la marginación a los diferentes, ya sea por cuestión de religión o de pertenencia a la nación conquistada.

Por todo ello, las militantes de NACIÓN ANDALUZA expresamos nuestro rechazo a este tipo de actos xenófobos, carentes de sentido en una sociedad que pretende ser democrática, multicultural y laica. Es un insulto a las almerienses que se celebre el genocidio sufrido por la población de Almería a manos de los mismos que desfilan por nuestras calles.

La población de Almería dio la espalda a este acto hace ya muchos años, habiéndose convertido en una “procesión” para viejos nostálgicos del franquismo y una demostración de la adscripción a los valores de la España “nacional-católica” por parte de la clase política almeriense y de los poderes fácticos de la ciudad: clero y ejército español, los mismos que ejercieron la represión y genocidio contra la población almerienses.

NO ERAN MOROS, ERAN ALMERIENSES.

POR UNA ALMERÍA LIBRE, EN PAZ Y LAICA, EN UNA ANDALUCÍA SOBERANA

Nación Andaluza

Organización política nacionalista andaluza