www.noticiasdealmeria.com

Es necesario despejar dudas

domingo 16 de septiembre de 2018, 10:00h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar



Almería tiene en la actualidad importantes dudas acerca de proyectos, actuaciones e infraestructuras clave para nuestro futuro como ciudad. Iniciativas que tenían un cronograma ya en marcha con el anterior gobierno, y que con el actual están sumidos en el letargo y en la incertidumbre. Todos los almerienses tenemos lógico interés por saber qué va a pasar con las obras de inicio del soterramiento, la segunda fase del mismo, la culminación de las obras de la antigua estación de ferrocarril y su posterior cesión a la ciudad, las conexiones Norte y a través del puerto, o el propio Puerto Ciudad, entre otras. Y así hay que entender el episodio vivido recientemente con la negativa del Ministro de Fomento, José Luis Ábalos, a recibirme para abordar la situación actual y futura de los proyectos comprometidos con ese gabinete en Almería. Es una situación que, si bien me sorprende, he de admitir que no me ofende. Cuando me entrevisto con un ministro acerca de los proyectos de infraestructura contemplados en Almería no lo hago como Ramón Fernández-Pacheco, ni como un cargo de mi partido político, sino como el representante de todos los almerienses, con independencia de sus preferencias políticas. Y si eso sorprende, sorprende aún más que el ministro no quiera recibir al Alcalde de Almería mientras que sí ha recibido a los de Sevilla, Granada, Huelva o Hospitalet, todos ellos socialistas. Quiero reunirme con el Ministro de Fomento, así como con la de Transición Ecológica, para saber cómo están los proyectos comprometidos con Almería y si la intención política del Gabinete Sánchez es seguir manteniéndolos en la misma situación en que estaban antes o no. Yo no tengo problemas para reunirme con quien sea en el Ministerio, siempre y cuando tenga capacidad de decisión y sea la persona que, al final, asuma la responsabilidad de dirigir esos proyectos hacia un lado o hacia otro. A mí las únicas fotos que me interesan son las del AVE llegando a Almería de forma soterrada, las de la Estación de Ferrocarril rehabilitada y abierta, las del Puerto integrado en la ciudad de Almería y las de la puesta en marcha de todos los proyectos que interesan y preocupan a los almerienses. Ya digo que no puedo sentirme ofendido por quien prefiere retratarse de ese modo, porque el desaire no me lo está haciendo a mí, sino que se lo está haciendo a todos los almerienses.