www.noticiasdealmeria.com
URA se empeña en darle emoción a la permanencia
Ampliar

URA se empeña en darle emoción a la permanencia

domingo 03 de marzo de 2019, 19:40h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

(15-28) Las malas decisiones cuestan caro a Unión Rugby Almería, que ‘regala’ vida a un Cisneros Z reforzado por su primer equipo y que se levanta cuando peor lo tenía tras la remontada cruzada







Pocas veces se va a tener un partido más de cara que en esta ocasión, pero de pensarse en la fiesta local, cuando era lo esperado viendo la dinámica de la segunda parte, lo que realmente se vivió sobre el césped fue la fiesta visitante, encima con bonus ofensivo de cuatro ensayos, los cuatro transformados. Los errores, pero sobre todo las malas decisiones, hicieron que se encajase una derrota merecida y, valga la expresión, ‘ganada a pulso’. En la primera parte se recibieron dos ensayos en dos minutos, ambos a raíz de fallos, el primero de los que no se entienden, y en la segunda, con la remontada hecha realidad, lo que hizo sucumbir a los cruzados fue la falta de paciencia y la precipitación.

Así, Unión Rugby Almería dejó escapar el ‘primer punto de partido’ para haber sellado el adiós definitivo al descenso directo. El choque fue muy duro frente a un ‘casi’ Cisneros Z, vistos los refuerzos con los que el ‘Colegio’ se presentó en el Juan Rojas. De hecho, pieza clave en los dos ensayos que logró el conjunto madrileño en la primera parte fue Molina, del primer equipo, cuya ausencia en la segunda se dejó notar para que URA se adelantase, si bien después lo que hizo fue ‘suicidase’ de manera incomprensible. Se ‘regaló’ demasiado y ello tiró por tierra un trabajo que fue merecedor de algo más. Ante un paquete de melé prácticamente de División de Honor, los cruzados mantuvieron el tipo y tiraron de un guion que los puso por delante en el marcador en un golpe transformado.

Era el minuto 10 y Graciarena vio palos en el castigo a Cisneros Z, que no se quedó en eso, sino que fue mayor al decretarse amarilla a Acarreta. Jugando con uno más faltó claridad y algo de buena suerte, con un ensayo que se fue al limbo cuando ya se pisaba zona de marca. Las ‘malditas manos’ no habían sino hecho su primer acto de aparición, en un escenario en el que sentenciaron al equipo de Nacho Pastor. Tan es así que del posible 10-0 se pasó a encajar el primer try, que llegó a raíz de un error infantil al tocar un balón que se iba por el fondo cometiendo avant. De salir desde 22 a ensayo en contra a 5 metros, que se defendió bien, pero que dio paso a un sufrimiento que desencadenó en el 3-7 con juego de delantera madrileña.

Entre el desconcierto almeriense, y con mala ejecución del saque consiguiente, Cisneros se plantó de nuevo en zona de peligro y gestionó muy bien otro error, esta vez de placaje, para ponerse 3-14. Entre los minutos 21 y 23 se había ido todo al traste, pero quedaba mucho partido y se continuó con una escapada de Santiago Martínez, placado por el último hombre cuando iba disparado hacia el try. Graciarena tiró a palos un golpe desde casi el centro del campo, sin lograr su objetivo. Otra vez en superioridad, a una buena jugada de Emilio Arias no se sacó nada por otro error de manos, balón caído dentro de los cinco metros de la raya de ensayo. Incluso en la última jugada antes del descanso de nuevo se rozó la anotación, perdiendo el balón, recuperándolo y cometiendo ‘retenido’ a escasos centímetros de la zona de marca.

A la vuelta del intermedio se cumplió con lo que debía haber sucedido antes, y por fin el rendimiento llegó a modo de anotaciones. Lucas Melián sacó magia y asistió para que un poderosísimo Grasso avanzase arrollando a su paso y el tanteo se pusiera apretado, más todavía con la transformación de Graciarena. Era el minuto 47 y el marcador de 10-14 hacía invitar al optimismo, sobre todo porque tras el dominio tocó sufrir y se hizo bien, recuperando dos touches en contra consecutivas a cinco metros de la propia línea. De una touche salió la remontada, esta vez en el centro del campo, de la que se montó un maul, un cambio de dirección y una escapada en superioridad de Sebas Urgu para subir el 15-14, dejando muy tocado a Cisneros Z.

Era el minuto 57 y quedaba tiempo para pensar en el bonus ofensivo, visto lo visto y con las sensaciones transmitidas. Pero, nada más lejos de la realidad, lo que ocurrió después, encadenando malas decisiones, con un intento de drop fallido en lugar de tirar de más fases como primera muestra, fue lo contrario. En una nueva imprecisión a mano, que ponía a Graciarena a toda velocidad para ensayar en una jugada ya anulada, la melé a favor madrileña se ejecutó de un modo magnífico, con una progresión del zaguero Llorente al que nadie pudo dar caza para otra vez poner a URA por detrás (15-21). Había que tirar de una gran paciencia que no se tuvo, y se cometió otro ‘retenido’ a cinco metros, en lugar de seguir abriendo el oval.

Esa nueva mala decisión costó no solo la derrota, sino que del bonus defensivo se pasase a bonus ofensivo del rival directo. Cierto es que se pidió un ‘retenido’ igual en al otro costado que no interpretó así el señor José Luis Murillo, pero la paciencia que no había tenido Unión Rugby Almería sí que fue la clave con la que Cisneros Z acabó por encontrar el agujero y ensayar para el 15-28 que fue definitivo. Lo único bueno es que todavía se sigue dependiendo de si mismo.




FICHA TÉCNICA



URA (15): Nemo, Rullo, Grasso, Santiago Martínez, PAdilla, Dunn, Tate, Luis Vergel, Damián Jurado, Graciarena, Rhodri, Manolo Ortiz, Cuadrado, Sebas Urgu y Arias. También jugaron Biya, Toti, Lucas Melián y Manu Manchón.

Cisneros Z (28): Fernández-Durán, Díaz, Hattori, Acarreta, Molina, Florea, Cauche, Lay, Cerván, Escario, Nieto, Medina, Peraita, Sarriá y Núñez. También jugaron Pellizzari, Chasco, Villagrá, Mannes, Sotomayor, Pipaón y Llorente.

Árbitro: José Luis Murillo. Expulsó temporalmente a Acarreta (min. 10), a Fernández-Durán (min. 32) y a Peraita (min. 68) por parte de Cisneros Z.

Tanteo: 3-0, min. 10: patada de castigo transformada por Juan Graciarena. 3-7, min. 21: ensayo de Hattori transformado por Peraíta. 3-14, m. 23: ensayo de Escario transformado por Sarriá. DESCANSO. 10-14, min. 47: ensayo de Grasso transformado por Graciarena. 15-14, min. 58: ensayo de Sebas Urgu. 15-21, min. 67: ensayo de Núñez transformado por Sarriá. 15-28, m. 76: ensayo de Lay transformado por Sarriá. FINAL.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima jornada del Grupo C de la División de Honor B disputado en el Estadio Municipal de Rugby Juan Rojas al que acudieron casi un millar de espectadores.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Noticias de #Almeria

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.