www.noticiasdealmeria.com

La EREncia recibida

martes 10 de diciembre de 2019, 19:45h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar





“Gobernantes que sean maestros, Estado que sea escuela, Política que sea arte de educación”.

Blas Infante

Che idea!

Ma quale idea?

Non vedi che lei non ci sta?

Pino D´Angio



Un año después conocemos cual es la herencia recibida, y cabe en tres cajas fuertes ocultas en algún lugar de la fantasmal sede de la Agencia IDEA, por la que se rumorea que cada noche, entre los bizarros sonidos que produce el arrastre de cadenas por sus pasillos, se oye una voz trabajada por los mejores alcoholes destilados susurrando como un eco… “Pormisco… Pormisco… Pormisco…”

Si pasamos directamente al rábano y dejamos las hojas para luego, cabe preguntarse por qué razón se guardan en cajas fuertes de la Junta de Andalucía convenios con empresas, o documentos sobre otorgamiento de subvenciones. La única respuesta posible es que no se quiere que trascienda, porque algo así es público cuando es legal.

Pero no es que haya una, no, han aparecido tres, y si atendemos a las explicaciones –muy gráficas, por cierto- del consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, estaban “llenas” de papeles de los ERE fraudulentos, cuya primera sentencia ya hemos conocido, y ha dejado a los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñan como artífices de una trama corrupta, cuyos detalles se van a ir desvelando a medida que se realicen el centenar y medio de juicios que hay pendientes sobre este asunto.

De todos esos papeles, Bendodo solo se ha referido a uno, fechado en 1998, época de Chaves por tanto. Pero no olvidemos que ha dicho que son tres cajas, no pequeñas, y están llenas.

Aunque ha señalado que todo se ha puesto en manos de los tribunales de Sevilla, a nadie se le escapa que iremos conociendo algunos detalles aún más interesantes en el futuro, que esto ha sido un aperitivo, lo llamaríamos una tapa, pero sería más bien un “destapa”.

Si reiteradamente la Junta que presidía Susana Díaz bloqueó la investigación judicial, y solo colaboró cuando llegó la amenaza por escrito del juzgado de entrar a saco en dependencias oficiales y a por los papeles, podemos intuir que encontrar ahora estas cajas puede suponer un revés para la secretaria general del PSOE-A, más que nada si le añadimos que uno de los papeles es de 2014, con ella en la presidencia del Gobierno.

Todo eso, por seguir con el símil, sería el rábano, pero no está de más echar un vistazo a las hojas, que no son otra cosa que la permanencia de cajas fuertes en una administración durante años sin que nadie –supuestamente- le eche cuentas, o que haya personal de esa misma administración que tarda un año –igual algo menos- en comunicar sus existencia a los nuevos responsables políticos.

Pues esa es la herencia, una administración puesta al servicio de los triunfos electorales de un partido político, que permitía el enriquecimiento ilícito de unos cuantos amigotes, a cambio del reparto de migajas al pueblo con el único fin de perpetuar el sistema corrupto.

Y la pregunta es si los andaluces actuaremos en consecuencia, renunciando a esta gravosa herencia recibida.