www.noticiasdealmeria.com
Reunión de coordinación sobre el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar

Reunión de coordinación sobre el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar

martes 13 de julio de 2021, 16:18h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia

A partir de mañana y hasta el 12 de septiembre quedan balizadas las playas naturales del Parque así como la Reserva Integral Marina del Arrecife de las Sirenas




La delegada territorial de Desarrollo Sostenible, Raquel Espín, ha presidido una reunión de coordinación para adoptar medidas sobre la vigilancia y protección durante este verano del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. En este encuentro han participado, además, la directora del Parque Natural, Lucía Tejera y el capitán marítimo de Almería, José Aranda Vasserot, junto a agentes de Medio Ambiente y agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Tras detectarse en los últimos años un incremento de la actividad náutica recreativa y comercial en el parque, lo que supone no solo un obstáculo para la conservación de los valores ambientales de las playas naturales, sino también un aumento del riesgo de accidentes, se han adoptado una serie de medidas con “el objetivo de garantizar la conservación de estos enclaves naturales y su ordenado uso para este periodo estival”, como ha explicado Espín.

Esta propuesta de regulación fue respaldada en el último pleno celebrado por la Junta Rectora del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar y responde a una demanda que vienen haciendo los colectivos en ella representados desde hace años.

De esta forma, y tras publicarse en BOJA, a partir de mañana y hasta el 12 de septiembre quedarán balizadas las playas naturales del Parque Natural Cabo de Gata- Níjar de Los Muertos, Enmedio, Plomo, San Pedro, Playazo, los afloramientos rocosos contiguos a la playa de poniente de la Isleta del Moro, Genoveses, el cordón litoral de Barronal-Mónsul-Media Luna y el Corralete, así como a la Reserva Integral Marina del Arrecife de las Sirenas.

La delegada territorial ha explicado que “para la adopción de esta medida, la Delegación ha trabajado de manera coordinada con distintas administraciones, principalmente con Capitanía Marítima de Almería, de manera que respondiera a la necesidad de conservación de la riqueza natural, a la vez que se asegurara la seguridad de los bañistas”.

Precisamente, otro de los temas tratados en la reunión fue la necesidad de insistir en la importancia de respetar la señalización donde se advierte del peligro que entraña el acceso a determinadas zonas, especialmente en condiciones de viento. La exposición a estas situaciones de peligro ha aumentado con la utilización cada vez mayor de las redes sociales.

Para garantizar el cumplimiento de esta restricción de accesos, “se ha coordinado un dispositivo de vigilancia donde el servicio Provincial de Agentes de Medio Ambiente, Capitanía Marítima, Guardia Civil y Policía Autonómica y Local, trabajarán de forma conjunta para que todos los usuarios observen y cumplan las medidas adoptadas durante el periodo estival”, tal y como ha afirmado Espín.

Este dispositivo de vigilancia velará asimismo por el correcto cumplimiento de la normativa del Parque, principalmente en lo que se refiere a la prohibición de acampada y pernocta fuera de lugares establecidos para ello de caravanas, autocaravanas y furgonetas cámper, ya que este tipo de turismo itinerante está cada vez más extendido, no respetando en muchos casos las limitaciones medioambientales. Cabe recordar que, si bien este tipo de vehículos puede parar o estacionar en los mismos sitios que cualquier otro vehículo, además de la prohibición de pernoctar fuera de los lugares establecidos, la Ley de Costas y el Reglamento de Circulación prohíben el estacionamiento, la circulación y la acampada en dominio público marítimo terrestre, debiendo hacerlo en lugares habilitados para ello, donde además existen los medios adecuados para la gestión correcta de sus residuos.

La delegada ha asegurado que “se realizarán también dos campañas especiales de sensibilización ambiental para este periodo de máxima afluencia. Una, para la protección de los georrecursos más emblemáticos que se localizan en el litoral protegido como son la Duna oolítica de los Escullos y la Duna de Mónsul, ambas de especial protección, donde no está permitido el acceso. Y otra, de promoción y mantenimiento del espacio protegido como activo para el desarrollo ecoturístico, donde actuaciones de mantenimiento en aquellas playas naturales que no cuentan con servicios para ello”.


Todas estas medidas van dirigidas a compatibilizar el uso y disfrute de cada uno de los enclaves naturales que alberga, con la conservación de los valores ecológicos y paisajísticos que motivaron su declaración como Parque Natural en 1987, de manera que pueda seguir siendo referente de conservación y conservación de ecosistemas.
Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios