www.noticiasdealmeria.com

Pactar desde Madrís

domingo 09 de junio de 2019, 21:24h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar



Cuando tocó pactar el gobierno de Andalucía ya lo dije. A mí, que un murciano, un catalán y un argentino, se junten en “Madrís” a sentenciar quién y cómo ha de gobernarse Andalucía, me parecía un despropósito.

Esa sensación de que los andaluces estamos siendo objeto de un experimento político, me da regomello, porque me revuelve que se nos considere menores de edad que han de ser tutelados, o lo que es aún peor, que se antepongan los intereses de los partidos en el tablero estatal, a los intereses de esos mismos partidos pero a nivel territorial.

El caso es que como nadie escarmienta en cabeza ajena, la pasada semana volvimos a presenciar otro ejemplo de cómo pactar desde “Madrís” es bastante ridículo, porque solo ha servido para poner en evidencia el desconocimiento de la realidad que allí tienen de lo que aquí pasa, y también de las ansias de Vox por colocarse unas medallas que no les corresponden en su negociación con el Partido Popular, y de cómo éste... se deja.

El tal Espinosa de los Monteros (Vox) daba una rueda de prensa en “Madrís” tras una reunión con Teodoro García Egea (PP) y se arrogaba haber llegado a pactos de gobierno en Almería capital, El Ejido y Roquetas, y los alcaldes en funciones de estas tres localidades salían a desmentirlo directa o indirectamente.

No era verdad… pero bueno… hablamos de Vox… tampoco le vamos a exigir que diga la verdad.

En la capital, Ramón Fernández Pacheco (PP) gobernará en solitario, además, puede elegir entre Vox y Ciudadanos, y por si fuera poco, es materialmente imposible que se una toda la oposición contra él, ya que ver junta a la ultraderecha y a la extrema izquierda de Podemos no parece verosímil.

Por tanto, en Almería ni hay ni habrá pacto… Vox y Ciudadanos tendrán que elegir entre el sí y la abstención, a sabiendas de que elijan lo que elijan da igual, Ramón será alcalde.Y a la hora de gobernar, lo mismo, la cosa queda abierta.

Si miramos el caso de El Ejido, la cosa es aún más irreal. Resulta que Vox ha anunciado que presentará su propio candidato a la investidura si Francisco Góngora (PP) no les mete en el equipo de Gobierno, y éste ha mantenido que gobernará en solitario. De nuevo lo mismo, no solo no hay acuerdo, es que además existe enfrentamiento, y es que no hay alternativa, ya que para que gobernara el PSOE tendría que recibir el voto de Vox, o para que lo hiciera Vox tendría que recibir el apoyo de los socialistas y Ciudadanos… lo que no parece probable.

Y en Roquetas de Mar, más de lo mismo. Gabriel Amat (PP) será el alcalde con o sin Vox, porque para que lo sea el PSOE o los de la ultraderecha precisarán a Ciudadanos y la izquierda, lo que tampoco es muy creíble.

En Adra, la situación es similar. El PP gana de largo, y puede elegir socio habiendo adelantado su alcalde en funciones que quiere gobernar en solitario, porque puede.

Ese afán por ponerse medallas, por demostrar que son imprescindibles… pues la verdad, les ha vuelto a dejar en entredicho. Eso sí, el PP ha preferido no romperle el discurso a Vox, y la verdad, no entiendo por qué… a los gallitos lo mejor es cortarle la cresta antes de que se crezcan. A García Egea se le supone conocedor de la situación específica de estos municipios que Vox se ponía por galones, y si aquí, en Almería, sabíamos que era una fantasmada, pero en España ha colado.