www.noticiasdealmeria.com

Prisas en la vuelta al cole

jueves 25 de junio de 2020, 19:43h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia

El pasado 15 de mayo, la parlamentaria socialista por Almería, Noemí Cruz, pedía a la Consejería de Educación “que deje de improvisar y cumpla desde hoy con los protocolos sanitarios por Covid19”, al tiempo que reconocía que “Los colegios están abiertos desde hoy para realizar las correspondientes tareas de desinfección antes del día 18, fecha en la que se inicia el proceso de escolarización”.

O sea, pide el viernes 15, en que se están desinfectando los colegios, que se cumplan los protocolos de desinfección para cuando se abrieran los centros el lunes 18. ¿Dónde estaba el problema? ¿no estaba ya actuando la Consejería, como admite ella misma, y como demuestra el hecho de que no haya habido ni un solo problema en más de un mes?

El 8 de junio, la misma parlamentaria sostenía que “La comunidad educativa en su conjunto debe saber cómo será la nueva organización escolar adaptada a la pandemia, la programación didáctica de cursos y áreas, la dotación tecnológica, el refuerzo de la competencia digital y el seguimiento y apoyo de la actividad lectiva a distancia” que se está llevando a cabo en estos momentos y que, en caso de necesidad, se pueda volver a llevar a cabo una vez que comience el curso escolar”.

Lo que pasa es que la Guía de Recomendaciones para el curso 20-21 del Ministerio de Educación de la socialista Isabel Celaá, no se remitió a las comunidades autónomas hasta tres días después de sus palabras, con lo cual era el Gobierno central quien, en todo caso, estaba fallando.

Y es que el 14 de mayo, el día antes de esa primera declaración de Noemí Cruz, había otra polémica, porque la ministra Celaá animaba a que los menores de 6 años volvieran a las aulas antes de acabar el curso, y las comunidades autónomas lo rechazaban. Ese mismo día, sindicatos y asociaciones de padres rechazaban la casi totalidad de propuestas de la responsable estatal de Educación, y aun en medio de negociaciones, la parlamentaria andaluza del PSOE no tenía empacho en pedir que el Gobierno andaluz tomara medidas ya, a pesar de que no había marco para ellas.

El 2 de junio, seis días antes de que Noemí Cruz dijera hablar en nombre de la comunidad educativa para conocer cómo sería la vuelta a clase, lo cierto es que las cosas no estaban claras porque los presidentes autonómicos tenían una reunión telemática con el presidente Pedro Sánchez, y con palabras suaves y no tanto, se quejaban del desconcierto que creaba la ministra de Educación y reclamaban una conferencia sectorial. Que no hubiese acuerdos a nivel estatal, no impedían a la parlamentaria exigir que a la voz de ya, el gobierno andaluz estableciera su plan para el próximo curso.

A todo esto, la ministra anunció un día que la vuelta sería por turnos, una semana presencial y otra telemática, posteriormente cambió a todos presenciales, luego cambió las edades de uso de mascarillas, que sorprendentemente no es por cursos, por lo que habrá en una misma aula unos con ella y otros sin ella. Y a todo esto, no está claro de dónde se sacarán nuevos espacios para dar clase, aunque la ministra dice que al aire libre… que en enero debe ser estupendo darlas en el patio en Laujar del Andarax o Bentarique, o en septiembre en Almerimar o Adra… y hacer desaparecer las bibliotecas, y los comedores, y los gimnasios, y las aulas de informática o idiomas… eso no va a ser problema, como necesitar el doble de profesores, o apartar a los docentes que sean personal de riesgo… nada de eso es un problema para la ministra, porque basta con escribirlo en un papel y punto… allá se arreglen las comunidades autónomas, y al final, la realidad será que quien tenga que apañarse son los propios colegios, como buenamente puedan.

A la parlamentaria le da igual si el Ministerio es dubitativo, si cambia de opinión una vez a la semana, si donde antes ponía dos metros ahora pone uno y medio, si donde antes decía telemático ahora dice presencial… lo importante es que el Gobierno andaluz decida… que tiempo habrá de acusarle de haber querido adelantarse, como pasó con la apertura de las playas, que ser acusado de ir demasiado rápido, pasaron a hacerlo de ir demasiado lentos.

Rafael M. Martos

Editor de Noticias de Almería

Periodista. Autor de "No les va a gustar", "Palomares en los papeles secretos EEUU", "Bandera de la infamia" y de "Más allá del cementerio azul".