www.noticiasdealmeria.com

Rojas expresa su "seria desconfianza" hacia el PP

Por Rafael M. Martos
x
directornoticiasdealmeriacom/8/8/26
https://www.noticiasdealmeria.com

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia

Vox presenta 50 candidaturas en las elecciones municipales de Almería, aunque ha tenido problemas en algunos municipios como El Ejido, Níjar, Vícar o Roquetas. Juan Francisco Rojas, presidente provincial de Vox y candidato a la alcaldía de la capital, destaca la sobrecarga tributaria, la falta de transparencia y la falta de inversiones del ayuntamiento como los principales problemas que deben abordarse. También habla sobre seguridad ciudadana, accesibilidad y el comercio local, así como sobre la participación ciudadana y la necesidad de un cambio político en Almería.

Cuatro años después de estrenarse en los ayuntamientos, Vox vuelve a presentarse en las elecciones municipales, y aunque en Almería las cosas han ido regular porque han tenido numerosos problemas, lo cierto es que sus 20 candidaturas se han convertido en medio centenar.

Juan Francisco Rojas, presidente provincial de Vox y también candidato a la Alcaldía de la capital, explica en esta entrevista la experiencia de este mandato, no exento de problemas. En su caso, comenzaron siendo dos concejales y a los pocos meses el número pasó a ser no adscritos. En El Ejido, tras incorporarse al gobierno municipal, se acabaron marchando y también han tenido divisiones y problemas en otros municipios como Níjar, Vícar o Roquetas.

Rojas cree que los problemas "no son distintos a los que tienen otras formaciones con mayor implantación, pero es verdad que en nuestro caso, al ser una formación de nuevo cuño, tiene más visibilidad". En todo caso, sostiene que "el proyecto debe estar por encima de las personas, y eso es lo que ha hecho que este proyecto haya echado raíces", y por eso valora aquellos 22 ediles obtenidos y sus dos diputados provinciales.

El presidente de Vox admite "errores", pero asegura que ha tenido que hacer "casi un doctorado en política en estos cuatro años, y es verdad que hemos pecado en muchos casos de inexperiencia", porque la gran mayoría de los cargos políticos que han estado estos cuatro años en Vox venían de un mundo ajeno a la responsabilidad pública.

Asegura que ahora tiene una "mayor visión global de lo que es la política", también ha aprendido "a tener mucha más paciencia". Al mismo tiempo, recuerda los intentos que se han producido de dinamitarles desde dentro.

Para el presidente de Vox, concejal, diputado y candidato a la Alcaldía de la capital, la bandera principal de su partido es "decir las cosas claras y con contundencia", mientras que otros se "autocensuran" para ampliar el abanico electoral.

Las claves que, a su juicio, han marcado la presencia de Vox en el Consistorio son tres, indica, siendo la primera "la sobrecarga que tiene el ciudadano de tributos municipales, tributos estatales, directos e indirectos. Al final, al ciudadano le supone más de medio año de su trabajo" y considera que "hay que empezar a ponerle coto, empezar a descargar la administración y podemos empezar desde la administración local".

Otro elemento es la "transparencia" porque "el Ayuntamiento, al final, lo que hace es gestionar dinero, mucho dinero, de los ciudadanos y se hace con poca transparencia", lo que provoca que los servicios prestados no sean de calidad. En ese sentido, recuerda que presentaron una moción para auditar a las empresas concesionarias, pero no se ha hecho.

Y también en el ámbito de la transparencia, se incluye "la falta de inversiones por parte de este ayuntamiento", afirmando que "por mucho que haya querido adornarlo con mucha publicidad, no ha sido un ayuntamiento inversor", puesto que "ha dependido en buena parte de inversiones de otras administraciones".

Para Rojas, el Ayuntamiento tiene que "hacer un esfuerzo por invertir en nuestros barrios, en nuestras calles y poder recuperar muchas zonas que están viéndose cada vez más deprimidas", a lo que añade la importancia de la accesibilidad, la seguridad ciudadana, la cultura y el comercio local.

Sorprenden las declaraciones del presidente de Vox que no hace mención a temas que han sido bandera de enganche en otras ocasiones, como su negacionismo de la violencia machista o del cambio climático, la inmigración... Pero Rojas prefiere centrarse "en nuestras calles y nuestros barrios" y habla de "reforzar la seguridad", pero también de extender el "desierto comercial". Habla de la okupación ilegal de viviendas porque con ello "prolifera la delincuencia, la marihuana, el narcotráfico y, por tanto, la inseguridad". Recuerda que propusieron establecer videovigilancia en determinadas zonas. Y hace especial énfasis en los problemas que está trayendo la marihuana, cuyo cultivo se extiende desde las afueras hasta el mismísimo centro de la ciudad.

En relación a que en ocasiones se les acusa de traer a lo local asuntos que no son competencia municipal, el candidato recuerda que tampoco es competencia municipal la conexión de la A7, pero se reclama igualmente, porque "no es nuestra competencia, pero sí nuestra responsabilidad".

Rojas está convencido de que ha hecho una "oposición responsable", en la que no ha dejado de ser "crítico" y "fiscalizador" con el equipo de Gobierno municipal del Partido Popular. "Hemos intentado ser responsables, servir a la ciudadanía", dice.

Le parece un error hacer política a corto plazo y 'tendríamos que empezar a pensar qué ciudad de Almería queremos', pero reconoce que existe un problema porque el Plan General de Ordenación Urbana no se ha actualizado y solo se hacen ajustes 'cuando la ciudad de 1998 no tiene nada que ver con la de 2023'.

El candidato es un firme partidario de la participación ciudadana, que considera otro pilar fundamental de la gestión municipal, y asegura que "no tengo miedo", aunque muchas de las organizaciones están lideradas por personas vinculadas a la izquierda. "La participación ciudadana es buena y saludable, ahora bien, la politización de esa participación ciudadana es mala".

Aunque "nosotros salimos a ganar", Rojas es consciente de que podría tener que prestar el voto de su formación política para que María del Mar Vázquez por el Partido Popular, o Adriana Valverde por el PSOE, fueran alcaldesas, y tendría que decidir.

En ese sentido, recuerda que ellos han antepuesto los intereses de la ciudad y no han tenido problema en apoyar mociones socialistas cuando así lo han considerado, cosa que no ha sucedido a la inversa, y pone ejemplos. Vox presentó una moción para regular el uso de los patinetes y el PSOE la rechazó porque no era competencia municipal, pero luego el propio PSOE llevó a pleno una propuesta similar. "Por desgracia, con el Partido Socialista en cuestiones que hemos presentado, han antepuesto la posición ideológica", se queja.

Respecto al PP se plantea "una seria desconfianza" porque "con la experiencia acumulada, las mociones que se han aprobado y no se han cumplido presentadas por Vox o presentadas por otras formaciones políticas, pero que se han aprobado y no se han cumplido". (No hay errores ortográficos en el texto)

En ese sentido, afirma que "tanto si gobernamos como si somos decisivos, vamos a ser muy serios y rigurosos". Por lo tanto, marcaremos unas líneas muy claras en cualquier pacto, porque "no estamos por el cambio de siglas como tal, sino por el cambio de política". Añade que "Almería lleva 20 años con las mismas siglas políticas y donde encontramos una Almería bastante estancada y que se mueve más bien por la inercia y un poco más por el impulso de sus ciudadanos".

Rojas insiste en detallar esa política útil que considera ha primado en la acción municipal de Vox, y junto con el tema de la seguridad ciudadana, menciona las propuestas para impulsar el comercio local, la ordenanza cívica, o el uso que debería tener el antiguo edificio de Correos para impulsar la vida en el centro, que es algo que no hará en Smart Green Cube. Pero también habla de la transformación energética, o la polémica creada en relación a la gestión directa por parte del Patronato de los campos de fútbol, "que ha incrementado el gasto del Patronato de Deportes más de 1,5 millones de euros y una gestión que está siendo deficiente". También menciona su lucha contra la "desmembración" del Club de Mar por culpa del Master Plan del Puerto Ciudad...

Respecto a si Vox ha sido utilizado por el PSOE para arrinconar al PP con la idea de que los populares se dejarían caer en manos de la ultraderecha, y por tanto no había que votar a ninguno de los dos, Rojas cree que "ha sido un miedo fundado por el interés de la izquierda por un lado, y luego también por parte del Partido Popular, hay que decirlo, por parte de los dos grandes partidos clásicos que han estado gobernando, para que al final nada cambie, para que solamente pueda haber una alternancia y no una alternativa".

Lo cierto es que otros partidos que surgieron con el fin de romper el bipartidismo no han tenido mucha suerte, como es el caso de Podemos o de Ciudadanos, y la pregunta es si Vox teme seguir el mismo camino. Sobre esto, Rojas reconoce que ha "reflexionado" para aprender de los errores, pero considera que para evitarlo es fundamental afianzarse en el "municipalismo", arraigarse en los pueblos y ciudades, porque "el futuro de este partido político es construirse desde abajo, desde los municipios", para acabar propiciando un cambio que lleve a La Moncloa a Santiago Abascal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios