script data-adscript src='https://servedbysmart.com?uid=5cd96c89475de80012f86112&w=300&h=250&click='>
www.noticiasdealmeria.com

Se llama fraude de ley

Por Rafael M. Martos
x
directornoticiasdealmeriacom/8/8/26
martes 24 de mayo de 2022, 13:00h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia

De verdad, aunque algunos de mis artículos suelen tener un toque didáctico, sobre todo cuando se refieren a cuestiones históricas, reconozco que lo último que me podía imaginar era que tendría que dar algunas lecciones de Derecho a toda una abogada del Estado.

A ver, lo que ha hecho la señora Olona, doña Macarena, es un fraude de ley, que la mayoría de los ciudadanos no sabe qué es, pero ella, la abogada del Estado, debía conocer. Un fraude de ley, es cuando se aprovechan los vericuetos legales para hacer algo que va en contra del espíritu –y hasta de la letra en ocasiones- de la ley, pero no es ilegal… al menos en primera instancia.

El empadronamiento de Olona en Saloboreña es un fraude de ley de libro, y ella lo sabe… supongo.

Esta alicantina tiene su residencia habitual en Madrid, y se ha empadronado en Salobreña, en una vivienda propiedad del presidente de Vox en Granada, pero no vive en ella, y solo tiene como fin poder concurrir como candidata a las elecciones del 19J. Un fraude de ley.

Cuando la coalición Andaluces Levantaos la denunció, lo hizo ante la Junta Electoral, no ante el juzgado de guardia, precisamente por eso, por entender que vulneraba el espíritu de la ley, que propugna tener vecindad en Andalucía, ser vecino de aquí, vivir nuestra realidad… eso, evidentemente, es algo que ella no cumple ni de lejos. ¿Imaginan a un inglés que vive en Alemanía empadronándose en Guadalajara dos meses antes de las elecciones generales para poder ser candidato a presidente de España? Pues eso.

Ahora sale diciendo que va a denunciar a la alcaldesa de Salobreña, que es socialista, porque ha sido objeto de persecución, como sus voceros jalean en medios ultra. Pues de nuevo hay que explicarle a la abogada del Estado que, las autoridades –ella también como diputada- están obligadas a perseguir cualquier delito o sospecha de delito, y eso es lo que ha hecho la primera edil.

Si Olona es un personaje conocido, si se sabe que es alicantina, si se sabe que vive en Madrid, si se sabe que se ha empadronado en su pueblo, y que parece no tener vecindad real en el municipio… era un presunto fraude notorio, pues es obligación municipal investigarlo. Y fruto de la investigación, por cierto, se ha demostrado que no estaba en esa vivienda nunca.

Pero repiten los voceros que es una persecución porque a ver a quién le hacen ese chequeo con el empadronamiento, pues de nuevo se equivocan. Que repasen los boletines oficiales de la provincia –puedo hablar de Almería pero no es excepcional obviamente- y verán páginas y páginas de bajas en los padrones ordenados por los ayuntamientos, decenas, centenas… es normal. La policía municipal visita viviendas y revisa si en ellas viven o no viven quienes aparecen en el padrón, y de no ser así, se les da de baja.

Decía el senador por Almería pero con vivienda habitual en Madrid, Rafael Hernando, del Partido Popular, que le parecía mal que por un mero trámite administrativo no pudiera presentarse a las elecciones, y hay que responder que no, que no es un mero trámite administrativo. A no ser que consideremos que también lo es una multa de aparcamiento, o no pasar la ITV… o no portar el DNI... y también es un mero trámite administrativo no tener documentación, como pasa con quienes llegan en patera... total... papeles... papeles... burocracia...

¿Qué dirá Olona, doña Macarena, cuando unos padres sean sancionados por la Junta de Andalucía por empadronar a sus hijos en el domicilio de otras personas para que pueda entrar en un colegio distinto al que se le asigna? ¿a ellos se les sanciona y a ella se le premia? Esto es terriblemente habitual.

Y todo esto, porque no hay ni un solo andaluz al que la dirección de Vox, Abascal y compañía, consideren capacitado para liderar la candidatura en Andalucía… eso sí que tiene guasa.

Rafael M. Martos

Editor de Noticias de Almería

Periodista. Autor de "No les va a gustar", "Palomares en los papeles secretos EEUU", "Bandera de la infamia" y de "Más allá del cementerio azul".

Valora esta noticia
5
(1 votos)