www.noticiasdealmeria.com
Síganos en Telegram: Gratis e inmediato

Una investidura modélica

Por Rafael M. Martos
x
directornoticiasdealmeriacom/8/8/26
sábado 23 de julio de 2022, 20:52h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia

Que Juanma Moreno lleva acertando desde que llegó por primera vez a la presidencia de la Junta de Andalucía no es una opinión, es un hecho corroborado por su mayoría absoluta, y los discursos del debate de investidura, en confrontación con la oposición, y el pronunciado el sábado, determinan que seguirá por la misma senda.

El ya presidente, por medio de su grupo parlamentario, ha dado muestras de generosidad cediendo a Vox un puesto en la Mesa del Parlamento, renunciando a uno de los sillones que aritméticamente le correspondían, pero también ha aceptado la presencia testimonial de Adelante Andalucía, e incluso el nombre de esta formación se ha añadido al de “grupo mixto” que es en realidad el que conforman las dos parlamentarias de la formación.

Moreno juró su cargo a las puertas del Parlamento de Andalucía, lo que justificó con la intención de estar a pie de calle, y es verdad que podrían considerarse solo un gesto, pero si a eso añadimos que cuando ganó las elecciones saludó del mismo modo a los suyos en vez de hacerlo desde el balcón de la sede, y que, por ejemplo, en el caso de Almería, ha venido más de medio centenar de veces en su primer mandato, pues sí, es más que un gesto.

Si atendemos a lo que fueron las palabras en el debate, y luego las pronunciadas en la investidura, se observan dos líneas distintas, siendo la primera la relativa a la gestión y la segunda al transfondo político.

Pero en el debate, quien no dio la talla fue la oposición, y si comenzamos por el principal partido, el PSOE, se vio a un Juan Espadas si proyecto alternativo, y que se centraba únicamente en criticar las deficiencias que aún tiene nuestra Comunidad, y la defensa cerrada del Gobierno de Pedro Sánchez. Incidió el socialista en los mismos errores que le han llevado a tener el peor resultado en la historia del PSOE-A.

No fue, desde luego, el único que tras una mala campaña insiste en la estrategia fallida, porque eso mismo hizo Macarena Olona. La portavoz de Vox, siguió haciendo gala de lugares comunes sobre Andalucía y los años de poder socialista, pero se le sigue notando que habla de oídas, siendo incapaz de ofrecer propuestas concretas para solucionar aquello que aún no funciona, limitándose a marear la perdiz una y otra vez con su agenda ideológica trasnochada.

Inmaculada Nieto, portavoz de un grupo que tiene más partidos que parlamentarios, dejó claro que la función principal de Por Andalucía es ser, junto al PSOE, la voz de La Moncloa en San Telmo. Qué lejos aquellos tiempos en que Izquierda Unida en Andalucía tomaba sus propias decisiones, a veces enfrentándose a las de la dirección estatal. Desde luego Yolanda Díaz no va a tener problemas con la sucursal andaluza… están entregadas.

En cuanto a Adelante Andalucía, hay que reconocer que lo de Teresa Rodríguez sigue siendo de traca, porque quiere ser un proyecto “transversal” pero se sostiene sobre la lucha de clases, y quiere ser andalucista pero le cuesta salir del eufemismo “tierra” para referirse a un territorio al que como nacionalista debía llamar “nación” o “país”, o ateniéndose al Estatuto, nacionalidad, realidad nacional… o Comunidad, pero nada, ella prefiere la “tierra”. Claro que para ella, Andalucía debe tener un “partido propio” como Teruel o Cantabria… es decir, que nuestra identidad y nuestra historia no lo valen… en fin.

No quisiera dejar pasar de la ocasión de criticar a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que una vez más demostró no saber estar en su sitio. No puede ser que después de hablar el presidente de su partido, Alberto Núñez Feijóo, y de estar en un acto cuyo protagonismo corresponde a su compañero Juanma Moreno, ella comparezca ante la prensa -todos lo hicieron- para dedicarle 15 segundos al investido presidente, y enlace sin solución de continuidad con su “preocupación” por la deriva “comunista” de Pedro Sánchez. A ver, presidenta, que de eso quien debe hablar es Feijóo, y el protocolo dicta, como hicieron el resto, felicitar al homenajeado y poco más… a no ser que los periodistas pregunten. Y sí, los periodistas le preguntaron la financiación autonómica, y oiga, que de eso ella no estaba muy puesta… es que ella está en otras cosas.

En medio de este panorama el mensaje conciliador de Moreno, la mano tendida a unos y otros, la visión de objetivos marcados, y el proyecto de futuro, son elementos de suficiente valor político.

Lo cierto es que el presidente tiene por delante cuatro años de gobierno en solitario, ya no tendrá excusas para aprobar presupuestos, para sacar leyes adelante, para hacer nombramientos… y del mismo modo tendrá tiempo para demostrar si su andalucismo es real, porque desde que el andalucismo era tan desconocido como Blas Infante, hasta hoy, las cosas han cambiado mucho, y el andalucismo tiene muchos matices, pero una esencia fundamental, que no es otra que poner los intereses andaluces por encima de cualesquiera otros. Algunos que presumen de ello ya quedaron en evidencia con sus discursos más recientes.

Es una información de noticiasdealmeria.com:..

Rafael M. Martos

Editor de Noticias de Almería

Periodista. Autor de "No les va a gustar", "Palomares en los papeles secretos EEUU", "Bandera de la infamia", "Más allá del cementerio azul", "Covid19: Diario del confinamiento" y la novela "Todo por la patria"

Valora esta noticia
0
(0 votos)