www.noticiasdealmeria.com

Campaña para dummies

miércoles 22 de mayo de 2019, 07:32h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar





Explicar cómo está siendo esta campaña electoral es un poco lioso, la verdad, porque nada es lo que parece, y hay partidos sin candidato, candidatos sin partido, partidos sin programa, y programas que podrían ser de cualquier partido.

Hace cuatro años, en Ciudadanos mandaba la imagen de Albert Rivera, y difícil era encontrar una octavilla con la cara del candidato Miguel Cazorla, mientras que ahora toda la campaña se centra en él… quizá en desagravio por haber sido duda hasta el último instante.

Sobre el PSOE, hay quien se pregunta quién es la sombra con la que últimamente aparece Fernando Martínez en las fotos, y como servicio público, informamos que se trata de la candidata a la Alcaldía, Adriana Valverde. Con fobia a las entrevistas en general y en especial a determinados periodistas en particular, no han querido dejarle asumir el protagonismo que como candidata debería haber tenido alguien que aspira a ser la primera alcaldesa que tenga esta ciudad.

Sobre el PSOE, hay quien se pregunta quién es la sombra con la que últimamente aparece Fernando Martínez en las fotos.



Lo del PP es un poco al revés, porque toda la compaña se ha venido centrando en el candidato, en el alcalde, en el ahora Ramón a secas. El haber apostado por su imagen como gran icono de campaña significa una sola cosa, y es que están convencidos de que es su mejor baza, lo que sin lugar a dudas otorga gran confianza al candidato y al equipo.

En el caso de Izquierda Unida, uno de los aspectos más interesantes será ver cómo les afecta la extraña forma de concurrir a las urnas. A las autonómicas fueron Adelante Andalucía en coalición entre otros con Podemos, a las generales acudieron como Unidas Podemos en concurso exclusivo con los morados, y a las municipales cada uno va por su lado según dónde. En la capital, IU espera recabar yendo con Equo más de un millar de votos que hace cuatro años tuvo esa formación en solitario, pero es posible que todo se quede igual, ya que ahora Podemos sí se presenta, de tal modo que lo comido por lo servido.

Y qué decir de Vox, pues nada. Su programa –que lo tienen, oiga- es un cúmulo de lugares comunes, entre cosas que no son problema alguno en esta ciudad pero pretenden meterlo en debate, otras cuestiones que no son competencia municipal, asuntos que ya están en vías de solución, y es que si les quitas la bandera se quedan en nada, porque unas elecciones municipales son otra cosa.

Luego están los que no saldrán, como Almería Rebelde, Escaños en Blanco, Falange y alguno más, así que por afecto o desafecto, seguro que hay a quien votar.