www.noticiasdealmeria.com
Cáritas celebra el domingo el 'Día de la caridad'

Cáritas celebra el domingo el "Día de la caridad"

miércoles 10 de junio de 2020, 20:15h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia

Los 92 equipos parroquiales de la Diócesis de Almería están efectuando un enorme trabajo para paliar la grave crisis económica y social que causa Covid-19

Este próximo domingo, 14 de junio, coincidiendo con el Corpus, se celebra el “Día de la Caridad”. Este año, Cáritas Diocesana de Almería vive la jornada bajo la especial circunstancia que marca la pandemia mundial. Ésta provoca que los 92 equipos parroquiales de la Diócesis de Almería estén efectuando un enorme trabajo para paliar la grave crisis económica y social que causa la enfermedad.

La actividad de los economatos se está viendo multiplicada por tres y está activado un fondo solidario para atender las situaciones nuevas que han ido surgiendo desde marzo. Precisamente, el Obispo Diocesano, Adolfo González Montes, ya mostró su satisfacción por la creación de estos economatos en su carta de la memoria de la institución del ejercicio anterior: “¡qué feliz idea han sido estos instrumentos que liberan de la servidumbre de pasar por “pobres”! Sí, liberan de la humillación que nadie quiere, que retrae a tantas personas de pedir lo que necesitan, porque ciertamente cuesta hacerlo”, concluye el Obispo de Almería.

Los economatos existentes en la provincia son el de “San Indalecio” en Huércal de Almería y “La Esperanza”, junto a la Puerta de Purchena de Almería. Ambos atendieron el año pasado a 323 familias, pero en 2020 el número se ha disparado.

En este sentido, el Delegado Episcopal para la Acción Caritativa y Social, Juan Antonio Plaza Oña, reflexiona en su carta a las iglesias de la provincia que “Si alguna vez la Palabra, la celebración y la vida estuvieron separadas en nuestro caminar comunitario, es el momento de recapacitar, reavivar y fortalecer esta unidad y mantener inseparable el pan de la palabra y al pan del sustento; pasando por el pan de la eucaristía que es punto de llegada y de salida para todos”.

El “Día de la Caridad” de este año tiene un significado nuevo con la Covid 19; por ello se ha creado el lema “una pandemia mundial: una oportunidad para el cambio” puesto que emerge una sociedad mucho más frágil y vulnerable con una hoja de ruta más llena de incertidumbres que de certezas. “La enfermedad, la muerte y el aislamiento, han dejado paso a la inseguridad económica y laboral, a la falta de recursos básicos, a la pérdida de empleo o a los ERTES”.

En este sentido, desde Cáritas de Almería se reflexiona: “Todas las personas que formamos parte de Cáritas, voluntarios y técnicos, las comunidades y grupos de las parroquias, las personas que participan en proyectos, las que se acercan puntualmente para pedir ayuda o para ofrecerla, las que realizan donativos, las que ven con buenos ojos nuestra labor y todas las que se sientan invitadas a reconstruir la sociedad de una manera nueva, todas juntas y cada una, tenemos el poder, la posibilidad y la oportunidad de cambiar y transformar nuestro estilo de vida de forma que refleje el ser y el hacer de Jesús”.

Por ello, uno de los objetivos de Cáritas Diocesana de Almería es acompañar a personas que viven en asentamientos de la zona del Poniente y Levante almeriense mediante el proyecto de Intervención en Asentamientos, consistente en ayuda alimenticia, acompañamiento, clases de alfabetización, talleres, cursos de salud integral o talleres de inteligencia emocional. Durante el año pasado se realizaron 3.733 actuaciones a migrantes de Marruecos, Senegal y Mali asentados en “Los Albardinales”, “Cortijo El Uno”, “Cortijo El Granaíno”, “El Viso”, “El Cosario” o “Venta El Viso”, entre otros. Gracias a esta labor, 29 migrantes de entre 20 y 50 años, con cargas familiares, consiguieron empleo en Almería; 17 de ellos, mujeres.

Ya lo expone el Obispo de la Diócesis en su carta incluida en la última memoria de la entidad: “Confieso la predilección que tengo por los talleres pre-ocupacionales; se debe a que su finalidad última, lo más objetivamente fijada, es la inserción laboral. El trabajo es el instrumento de mayor alcance social al servicio de la dignidad de la persona, que se desarrolla mediante el servicio laboral que presta a la colectividad organizada de las personas y las familias”.

En este sentido, en el centro de formación “San Francisco de Asís” de Almería se han impartido más de tres mil horas de clases de distintos programas formativos, gracias a los cuales 118 alumnos terminaron sus estudios y de ellos el 25 % encontró un empleo.

En cuanto a Cáritas Koopera Almería, la solidaridad de los almerienses depositando en los contenedores rojos la ropa que no desean usar, ha permitido que la que sea aprovechable para su reutilización, una vez clasificada, higienizada y etiquetada, sea distribuida y comercializada en “Almería Koopera Store”.

“Por medio de Koopera Store posibilitamos un mayor ciclo útil de la ropa y hemos facilitado ropa a personas que lo necesitan. En dicho punto de venta se pretende aunar acción social, creación de empleo y mejora del medioambiente. Se realiza también entrega de ropa a personas sin hogar a través del sistema de acogida y duchas de Cáritas Diocesana.”

Cáritas Diocesana de Almería afronta el “Día de la Caridad” con 563 voluntarios, aunque siempre con la idea de que “la experiencia de ser voluntario(a), de complicarse la vida con otras personas, de ofrecerse de forma desinteresada, reporta mucho más a la propia vida de lo que uno se pueda imaginar. Los gestos individuales y colectivos son determinantes del cambio y requieren que nos involucremos.”

Finalmente, sobre el tiempo de confinamiento, Cáritas reflexiona así: “hemos visto calles vacías sin ruido y sin humos en muchos lugares del mundo. En medio del dolor y la tensión causada por la pandemia, hemos podido saborear el silencio, disfrutar del canto de cientos de aves que no conocíamos y la primavera ha tomado las calles llenándola de brotes y flores. ¿No podemos ver en esto un signo de la nueva vida que quiere hacerse presente en nuestro mundo? Nuestro consumo se ha reducido, hemos visto que se puede vivir con mucho menos; llevar una vida más sobria nos hace ser más conscientes de lo que somos y de lo que tenemos; y hemos experimentado que la felicidad no depende de las cosas que tengamos sino de querer a la gente y abrazarla.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios