www.noticiasdealmeria.com

#COVID19 día 26
Todo es mentira, de verdad

jueves 09 de abril de 2020, 16:27h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia





Es un auténtico dislate el conteo diario de contagiados y fallecidos por COVID19 en España; es una tortura televisada en directo y absolutamente prescindible porque, si algo estamos comprobando, es que todo es mentira, y el gobierno lo sabe.

Podría ser de un modo intencionado con el fin de ocultarnos que las consecuencias sanitarias de su mala gestión son aún mayores que las reconocidas, o podría ser que estemos ante una muestra más de ella.

Las Comunidades de Madrid, Navarra y de ambas castillas, están entre las que han apuntado que el número de fallecidos reales por coronavirus puede ser el doble de lo recogido estadísticamente, ya que solo se anotan aquellas confirmadas como tal tras el paso por los centros hospitalarios, y por tanto de personas previamente diagnosticadas.

Se da la circunstancia de que el número total de fallecidos en el Estado español ha crecido un 56% desde primeros de marzo en relación a años anteriores, y en algunas comunidades el aumento ha sido del 200%, pero eso no tiene luego su traslación a las muertes computadas por coronavirus, con lo que cabría el interrogante sobre qué otro mal está acabando con tanta gente de modo silencioso.

Esa incertidumbre sobre la cantidad de personas que están perdiendo la vida en esta pandemia, se suma a la cantidad real de personas contagiadas, ya que si durante mes y pico solo se realizaron 30.000 test, esa cifra no puede dar una visión cierta del dato de partida, y aunque luego se comenzaron a efectuar unos 15.000 diarios, éstos solo eran a personas sintomáticas, de tal forma que los asintomáticos seguían expandiendo el contagio.

De este modo, hay quienes a día de hoy hablan de unos siete millones de ciudadanos infectados, como detalla un informe del Imperial College de la Universidad de Oxford aplicando proyecciones matemáticas, y rechazado por Fernando Simón, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, el mismo que tal vez sin aplicar más que su intuición, aseguró que como mucho, en España se producirían un par de casos de esta enfermedad. El mismo que defiende que nos aislemos para evitar el contagio, pero hace un mes no veía riesgo en que nos amontonáramos en eventos políticos y deportivos, porque hasta 77 manifestaciones acogió Madrid el 8 de Marzo con el aplauso del Gobierno socialpodemita. Este es el mismo experto que nos enseña cómo debemos toser para minimizar el posible contagio, y en público él hace lo contario, y acaban enfermando él y parte de su equipo.

Por tanto, si el dato de contagios no es riguroso, y el de fallecidos tampoco, no solo es un riesgo para la toma de decisiones políticas en cuanto al confinamiento o la atención sanitaria, también es un sobresalto diario innecesario por cruel.

Rafael M. Martos

Editor de Noticias de Almería

Periodista. Autor de "No les va a gustar", "Palomares en los papeles secretos EEUU", "Bandera de la infamia" y de "Más allá del cementerio azul".