www.noticiasdealmeria.com
La Junta abre antes de lo previsto la carretera A-1075 de Alhabia

La Junta abre antes de lo previsto la carretera A-1075 de Alhabia

sábado 01 de mayo de 2021, 16:00h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia

Eloísa Cabrera ha destacado que con una inversión de 474.500 euros se ha devuelto al tramo las máximas garantías de seguridad


La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha puesto hoy en servicio la carretera A-1075, en el término municipal de Alhabia, al finalizar las obras de emergencia realizadas por la Junta de Andalucía para reparar los daños ocasionados en la vía tras las intensas lluvias producidas a finales del pasado año y durante los días 7 y 8 de enero de 2021 por la incidencia de la borrasca Filomena.

La delegada territorial de la citada Consejería, Eloísa Cabrera, que ha estado presente en el acto de apertura junto a la teniente alcalde de Alhabia, Silvia Dolores Martín, se ha manifestado “orgullosa de ser representante de un Gobierno como el de la Junta de Andalucía, que da respuesta a los ciudadanos rápida y eficazmente, especialmente en temas de seguridad vial, ya que unas carreteras seguras salvan vidas”.

Cabrera ha añadido que los trabajos se han centrado en la reparación de la calzada y la eliminación de los riesgos de seguridad vial, así como la instalación de los sistemas de contención en el talud que han devuelto al tramo las máximas garantías de seguridad.

Filomena


En la A-1075 las lluvias provocaron una inestabilidad en el talud existente en el margen derecho de la carretera, a la altura del P.K. 5+750, lo que provocó la caída de una piedra de grandes dimensiones y probablemente desde una altura superior a los 70 metros, sobre la calzada, en el carril izquierdo, y el rodamiento por el talud de este margen. Las consecuencias fueron un importante socavón en parte de la calzada, el derrumbe de parte del talud del margen izquierdo y la destrucción del muro-pretil de mampostería concertada con hormigón también del margen izquierdo.

La principal medida adoptada en un primer momento fue el corte al tráfico de la carretera A-1075, desviándolo por la carretera Provincial AL-3406, hasta la reparación de los daños ocasionados y la restitución de las condiciones mínimas de seguridad vial en el tramo de carretera afectado.

Obras de emergencia


Esta obras, que se declararon de emergencia el pasado 25 de enero por un importe de 474.500,00 euros, se iniciaron el 2 de febrero y contaban con un plazo de ejecución de 5 meses. La delegada ha detallado ”que las actuaciones propuestas tienen un doble objetivo, por una parte, la urgente reparación de los daños producidos por el desprendimiento que mantienen la carretera cortada en la actualidad, y el segundo, mejorar la estabilidad del talud en el tramo mediante la instalación de sistemas de contención que eviten desprendimientos y permitan garantizar la seguridad del tráfico”

Para la reparación de los daños se ha ejecutado un muro de escollera que ha permitido la restitución del perfil del talud afectado, el relleno y compactación del terraplén con suelo seleccionado, la reconstrucción de las capas del firme de la carretera afectadas, así como la reposición de la señalización horizontal existente. Igualmente se han demolido los restos de pretil que han quedado y se han sustituido por una barrera de seguridad; se ha retirado la piedra, reparado la valla de cerramiento y se ha repuesto el cerramiento de la parcela colindante.

Con el objeto de evitar posibles desprendimientos, también se han ejecutado dos sistemas de contención en función del estado de inestabilidad observado en el talud. El principal de ellos ha consistido en una barrera dinámica con capacidad de absorción de impactos de hasta 750 Kj, y 6 metros de altura, instalada en el borde exterior de la "plataforma" elevada sobre el nivel de la traza, reforzando el talud subvertical con una malla de triple torsión anclada en su coronación y diversos puntos del talud. Este elemento tiene la capacidad de recoger las piedras de gran volumen que puedan desprenderse.

Además se ha colocado un recubrimiento de taludes mediante enrejado de malla de triple torsión anclado al terreno, que evitará los desprendimientos y deslizamientos de materiales de menor tamaño.

Las obras se incluyen dentro del Plan Andalucía en Marcha, el programa que la Junta ha previsto para ejecutar inversiones en el periodo 2020-23 y en el que la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha apostado por la seguridad vial y la mejora de la red de carreteras en el conjunto de la Comunidad.
Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios