www.noticiasdealmeria.com

Los errores que Vox no pagará

Por Rafael M. Martos
x
directornoticiasdealmeriacom/8/8/26
lunes 09 de mayo de 2022, 07:47h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia

Cuando un partido político está en periodo de gracia, los votantes y simpatizantes se lo perdonan todo, que es justo lo contrario de lo que sucede cuando caen desgracia, momento en que no solo no se le perdona una, sino que además le hacen pagar los platos que rompen otros.

Por eso Vox no pagará el cúmulo de despropósitos que se empeña en protagonizar especialmente en Andalucía, a la que siguen tratando con mentalidad colonial, hasta el punto de desautorizar todo el trabajo realizado por sus compañeros andaluces a lo largo de tres años en el Parlamento, cambiar la estrategia 180 grados, e imponer una alicantina como candidata a la Presidencia, porque no hay ni un solo andaluz en sus filas capacitado para esa tarea.

Dice Macarena Olona que es la nieta de andaluces que vuelve a casa, pero lo cierto es que fue presentada por Vox como cabeza de lista en las generales por Granada, y no parece que decidiera irse a vivir allí, ni tampoco que esta circunscripción haya sido su preocupación esencial en los años que lleva calentando escaño en el Congreso.

Pero seguramente Vox no pagará estos desprecios no ya a Andalucía, sino a sus propios militantes, como tampoco pagará su tremendamente perversa posición sobre la política agrícola, y que de tener posibilidades de llevarse a cabo, hundiría en la miseria más absoluta a Almería.

Olona se fotografía con Marie Le Pen, la líder del Frente Nacional francés, y la aplaude, cuando lo que reclama esa formación es dejar de dar ayudas a países como España, o a territorios como Andalucía, cuando lo que reclama es que los productos extranjeros como los tomates o los pimientos almerienses, paguen aranceles por entrar en su territorio.

Vox defiende la soberanía alimentaria, un concepto que por primera vez reclamó en el Parlamento de Andalucía Juan Manuel Sánchez Gordillo, un nacionalista andaluz de extrema izquierda, según los parámetros de la ultraderecha. Sí, también hablaba de soberanía energética, y como ellos, también rechazaba la Unión Europea.

Pero no, Vox no pagará eso ni los discursos desenfocados de líderes charlatanes -aquellos que son cabaces de venderle hielo a un esquimal- como Javier Ortega Smith, quien llega a Almería para denunciar que la Junta de Andalucía, gobernada por el PP y Ciudadanos, no ha hecho nada en materia de inmigración y de seguridad ciudadana, algo que para ellos es prácticamente lo mismo. El problema es que esta administración no tiene ninguna competencia en esta materia, pero a sus votantes, probablemente, ese detalle no les haga reflexionar sobre cómo se les trata desde la dirección del partido, una dirección que critica las “paguicas” pero que fue incapaz de votar en contra de la aprobación del Ingreso Mínimo Vital, o que en Andalucía pide subvenciones para algunos sectores pero las llama “indemnizaciones”.

No dice nada Ortega Smith de que su grupo parlamentario es el que más se ha aprovechado de las subvenciones públicas, cobrando hasta por desplazamientos en plena pandemia, lo que no hicieron el resto de parlamentarios. Y eso que han tenido grupo parlamentario desorganizado y poco trabajador.

La estrategia de Vox de cara a las próximas elecciones autonómicas ya ha sido desvelada por su entorno, y es la de confrontar directamente con el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y con el PP, lo que ya hemos visto en las últimas semanas.

Para Vox, el enemigo es el PP, no el PSOE, por eso se suma a todas y cada una de las críticas de la izquierda al Gobierno andaluz, repitiendo argumentos que se han demostrado falsos, porque les da igual.

La estrategia de Vox es crecer en la única dirección posible, que es arrebatando votos al PP, y eso, si les sale bien, solo conducirá a un punto, y es que el PSOE, junto con la extrema izquierda, puedan gobernar Andalucía de nuevo.

Y es que a Vox, lo que le pase a Almería, o al conjunto de Andalucía, les trae al fresco porque son piezas que se sacrifican cuando se sale de caza mayor; porque no tienen programa andaluz, como no lo tenían para Castilla y León, donde también convirtieron temas como la inmigración en eje del pacto con el PP, cuando tampoco tiene competencias, o el tema del adoctrinamiento en los colegios, cuando el currículo tampoco lo hace la administración autonómica… eso sí, lo importante realmente es imponer su agenda ideológica, las consejería, los asesores, la vicepresidencia… y repartirse a medias el dinero de la publicidad.

Pero que no se preocupen en Vox. Todos estos despropósitos no serán tenidos en cuenta el próximo 19 de Junio por su electorado, como no pesó en el de Podemos los suyos. Somos así.

Rafael M. Martos

Editor de Noticias de Almería

Periodista. Autor de "No les va a gustar", "Palomares en los papeles secretos EEUU", "Bandera de la infamia" y de "Más allá del cementerio azul".

Valora esta noticia
0
(0 votos)