www.noticiasdealmeria.com

Modernizar y mejorar la gestión

domingo 13 de noviembre de 2016, 10:04h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Este fin de semana he tenido el honor de clausurar en Málaga las IX Jornadas de Modernización y Calidad en la Administración Local, organizadas por el Ayuntamiento de Málaga y la Federación Española de Municipios y Provincias para compartir avances en la gestión pública local, en la atención a la ciudadanía, en la gestión del cambio, en la planificación estratégica municipal y en la puesta en marcha de la administración electrónica a través de las nuevas tecnologías. Para el Ayuntamiento de Almería, la participación en este encuentro supone un paso más en nuestro objetivo de mejorar la planificación estratégica municipal y en seguir rompiendo las barreras que, en ocasiones, ponen distancia entre los administrados y las administraciones. Como dije en ese foro, la modernización de la calidad de los servicios que se prestan a los ciudadanos es la base desde la que poder hacer mejores ciudades para todos. Y este mayor flujo de comunicaciones entre la administración y la sociedad civil está permitiendo avances democráticos como la fiscalización directa de la gestión pública por parte de los ciudadanos; la rápida obtención de respuestas; la disminución de los tiempos y costos de traslados para el ciudadano y la descentralización de los organismos públicos. Los avances tecnológicos y la infinidad de aplicaciones que permiten, son una indiscutible oportunidad para mejorar la gestión municipal y ofrecer nuevos servicios a los ciudadanos. Conceptos como Internet de las Cosas, Big Data o el mismo concepto de Smart City están a la orden del día y prácticamente todos los municipios los han incorporado a su horizonte cercano de actuaciones. Aunque no lo parezca, la gestión del agua tiene que ver con el alumbrado, la recogida de basuras con la movilidad, el riego con la calidad del aire. Todo está unido e interconectado, al menos, por la tecnología. Todos los ayuntamientos nos enfrentamos al desafío de tener que mejorar la eficiencia en la gestión de las infraestructuras municipales y ofrecer nuevos servicios a los ciudadanos, al mismo tiempo que disminuir el gasto y reducir la deuda. En el futuro inmediato, los ayuntamientos habremos de demostrar que somos capaces de resolver problemas complejos, de aplicar el pensamiento crítico y la creatividad para encontrar soluciones a los problemas de la gente y para generar más oportunidades a cada vez mayor número de personas, con resultados tangibles.