www.noticiasdealmeria.com

10M: Villegas (Cs) y la autocrítica

viernes 11 de octubre de 2019, 06:00h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Ni atisbo de autocrítica en Ciudadanos, cuyo secretario general vuelve a presentarse como número uno en la lista al Congreso para las elecciones del 10N, sin apenas haber pisado la provincia en la legislatura del bloqueo.

José Manuel Villegas parece fiar a un milagro de Rivera, Albert, no el que luce la fachada –nunca mejor dicho- de la Catedral de Almería, el resurgir de Ciudadanos frente a las encuestas que le dan según las últimas un resultado que les colocaría por debajo de Vox, donde por cierto ya se quedó él en las pasadas generales, y donde también se quedaron en las autonómicas en esta provincia, y en las municipales en la capital.

Villegas ve en Pedro Sánchez una veleta roja, y en Pablo Casado una veleta azul, pero la veleta naranja no la ve por ningún sitio. Aguantar cinco meses con el no a investir a Sánchez, y en la prórroga ofrecerse, no es cambiar de criterio dice, y afirmar que estarían dispuestos a hacerlo presidente tras el 10N y a la vez considerarlo una tragedia para España, por lo que se muestran partidarios de pactar con el PP, también cree que es comprensible para los votantes… claro, igual por eso las encuestas dicen que cada vez les quedan menos, porque comprenderlo lo comprenden pocos.

Bajo el sol de Almería, Villegas asegura que de ninguna manera Ciudadanos se incorporaría a un gobierno presidido por Sánchez, pero sí a uno del PP, aunque no si entrara en él Vox, y al tiempo responde que la aritmética podría dar una mayoría absoluta a PSOE, Ciudadanos y Más País, pero que una cosa son las matemáticas y otra la política, y eso es políticamente imposible aceptarlo.

Se ve que Villegas confía más de Sánchez que el propio Pablo Iglesias, quien argumentaba su interés en que Unidas Podemos estuviera en el gobierno, en que el socialista no cumpliría sus compromisos si ellos no estaban dentro para controlarle. Ciudadanos por el contrario, sí cree que firmando un pacto de investidura, Sánchez cumpliría con ellos. Eso sí, serían el presidente “catástrofe” y su “banda”, pero con el voto de quienes así le califican. Ahí es nada.

Pero no, Villegas cree que si Ciudadanos baja no es por estas piruetas veletistas, sino porque tienen un voto menos ideologizado y menos tradicional. Ya, pero eso pasaba también cuando entraron por primera vez en el Congreso, o cuando subieron de escaños, y ahora las encuestas apuntan más a estrellarse que al estrellato.

Se deduce entonces que la culpa es del hartazgo de los votantes por el bloqueo, y de éste, su responsable directo es Sánchez, que no se pone de acuerdo con Unidas Podemos ni con los independentistas. Parece que si Rivera ni acepto verse con el presidente en funciones, y luego le ha estado negado por adelantado su voto/abstención, para desbloquear la situación, es que preferían que desbloqueara para el otro lado, para el de Iglesias y lo soberanistas.

Qué complicado nos lo ponen…