www.noticiasdealmeria.com

10N: Desbloquear

sábado 02 de noviembre de 2019, 11:17h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia



La idea fuerza que con insistencia machacan todas las formaciones políticas es la del desbloqueo, no sin razón, pero tal vez lo que le falte a todos sean los argumentos reales con los que convencernos de que ellos sí serán los motores de la reactivación institucional.

Y es que PP, Cs y Vox parten de un premisa falsa, una contradicción en si misma, que el bloqueo se produce porque el socialista Pedro Sánchez está dispuesto a pactar con los separatistas y con la izquierda radical, cuando es justo lo contrario. Es decir, si hay bloqueo es porque Sánchez llegó a la presidencia con una moción de censura en la que obtuvo los apoyos parlamentarios gratis, y cuando llegó la hora de negociar unos presupuestos no quiso ceder ante Unidas Podemos y separatistas, lo que le obligó a convocar elecciones. Tras su victoria, se repitió la situación, y es que no quiso ceder ante separatistas y Unidas Podemos, y por eso no logró ser investido y de nuevo nos encontramos con elecciones.

Lo sorprendente es que ante la evidencia de que si gana Pedro Sánchez, pero no lo hace con una mayoría absoluta o casi, volveremos a estar bloqueados, porque si la investidura depende de los separatistas, seguirá el bloqueo, el PP y Ciudadanos se empeñan repetir que ya lo tienen pactado todo, cuando de ser así, Sánchez no se habría arriesgado a nuevas elecciones.

El PP debería usar el argumento contrario, cual es que si el PSOE gana, será malo, porque si lo hace con mayoría suficiente para gobernar problemas como el económico o el territorial, se pueden agravar, pero si su mayoría es corta y depende de los separatistas para ser investido o gobernar, seguirá el bloqueo.

El PP tiene a su favor el haber logrado pactos en distintos territorios -entre ellos Andalucía- con Ciudadanos, y en algunos con el apoyo externo y vergonzante de Vox, y conseguir que echen a andar gobiernos. Precisamente eso le da a Pablo Casado un aval inmenso para promocionar su candidatura, porque si el PP logra un número de escaños suficiente como para gobernar, él sí se entenderá con Ciudadanos, y si hace falta con algunas otras formaciones, cosa que Sánchez no ha podido hacer... y que si hace, nadie entenderá que no hubiese hecho antes evitando cinco meses estériles -más los de la censura-.

A favor del PP juega otro elemento más, el “con Rivera no” de las bases socialistas. Es decir, que el bloqueo lo tiene Sánchez, que por razones de Estado -quiero pensar que es eso- no pacta con separatistas, por estrategia partidista -estoy convencido de que es eso- no lo hace con Unidas Podemos, y por rechazo de la militancia no puede hacerlo con Ciudadanos... asi que el PSOE está solo, solo en su propio bloqueo.

En vez de invertir el tiempo de campaña en hablar de los pactos del PSOE, sería más sensato dedicarse a explicar que el PP y Pablo Casado tienen capacidad de desbloquear la situación política, que ya va siendo hora.

Rafael M. Martos

Editor de Noticias de Almería

Periodista. Autor de "No les va a gustar", "Palomares en los papeles secretos EEUU", "Bandera de la infamia" y de "Más allá del cementerio azul".