www.noticiasdealmeria.com

#COVID19 día 47
El bonito titular

Por Rafael M. Martos
x
directornoticiasdealmeriacom/8/8/26
jueves 30 de abril de 2020, 19:01h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia





Ha quedado atribuida al senador estadounidense Hiram Johnson la frase “La primera víctima cuando llega la guerra es la verdad”, pronunciada en 1917 durante la Primera Guerra Mundial, pero más allá de la autoría, creo que nadie puede dudar que se trata de una gran verdad, que podemos traer a colación porque es el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, quien se empeña en utilizar terminología bélica en sus discursos y poner a uniformados militares en diarias ruedas de prensa sobre una pandemia.

Iba a iniciarse el desconfinamiento cuando el Gobierno tuviese en sus manos el informe de seroprevalencia que indicaría los niveles de inmunidad por provincias, tramos de edad y demás… pero ambas cuestiones, el estudio y la desescalada, han comenzado prácticamente a la vez.

Pero más allá de eso, más allá incluso de las estimaciones algorítmicas sobre el número real de contagiados por COVID19 que ofrecen instituciones como la Universidad de Oxford, y más allá incluso de si se están contabilizando ciertos fallecimientos a quienes no llegaron a practicarles pruebas pese a tener todos los síntomas… más allá de eso, lo cierto es que ni tan siquiera los datos oficiales casan, y eso sí que es grave.

En este día 30 de abril, el Gobierno central informa que en Andalucía hay un acumulado de 12.048 personas contagiadas, y 1.188 muertos, pues bien, la Junta de Andalucía, que es quien suministra los datos a los señores de Madrid, presenta 13.688 contagios, y 1.217 fallecidos.

El desfase comenzó a producirse cuando el Gobierno central decidió cambiar su criterio de contabilidad, lo que trasladado a los datos de la curva de expansión del virus provocó un abultado descenso, sin que fuese real, ya que no se pueden comparar magnitudes diferentes, o como diría Ana Botella, peras y manzanas. Dando por bueno el nuevo sistema de conteo, lo que no tiene sentido es que el número de muertos varíe, por cuando se supone que si antes lo eran por COVID19 igualmente lo serán después, no pueden reducirse.

No menos sangrante es que se ofrezcan las cifras de la pandemia en una convocatoria de prensa sobre las once de la mañana, y que salgan en todos los medios de comunicación, pero que la web del Ministerio de Sanidad dedicada al COVID19 no los actualice hasta las 21:00 horas. Es más, en la página de La Moncloa sí se incluye un PDF con la actualización, pero no en la específica de Sanidad, que es en la que debería tenerse una actualización más urgente y detallada, y para ello basta mirar cómo lo hace Corea.

Precisamente, si atendemos a lo que cuenta ese documento, observamos que desde el día 25 aproximadamente, quienes han dado positivo son más del doble de los que se recogen en la estadística definitiva, y eso porque aunque son positivos, no lo son por PCR... pero no dejan de ser positivos por ello. Eso tiene dos lecturas, y es que no quieren que la realidad les estropee el bonito titular de la reducción de contagios, y también que es ahora cuando realmente han comenzado a hacerse test de un modo amplio, por lo que a más test, más positivos, pero como vamos a ver, no pueden ser test PCR.

Llama la atención otro hecho contradictorio, como que los datos se detallen por comunidades autónomas y no por provincias, cuando la desescalada va a ser provincial, privándonos así a la generalidad de la ciudadanía del derecho a saber cómo están nuestros vecinos si no son de nuestra comunidad, o al menos complicando en exceso la búsqueda de datos.

Pero hay más trucos contables para que el titular de día sea todo lo bonito que las tristes circunstancias lo pueden permitir, y así llegamos a los porcentajes, ya saben, esa ciencia que determina que si usted se come un pollo y yo no pruebo bocado, cada uno se ha comido medio.

Insisten en detallarnos que el porcentaje de contagios es cada día menor, que el día 29 por ejemplo, solo fue del 0,6%, pero los números nos dibujan otra realidad, porque el porcentaje se establece sobre los casos del día anterior.

Andalucía subió ese día el 0,4% pero fueron 44 las personas contagiadas, pero Asturias con el 0,8% tuvo solo 17 nuevos enfermos, y Madrid, con un 0,7% superaba los 400.

Y luego está el dato de las PCR, porque el 16 de abril, el ministro Salvador Illa dijo en el Congreso de los Diputados que España había realizado 930.230 test PCR, y el día 20, Fernando Simón afirmaba en su comparecencia que eran 700.000.

Pero eso no es todo, ya que dando por buenas las declaraciones a pesar de los desajustes –porque los datos no están en ningún sitio- si en la actualidad se realizan unas 40.000 PCR diarias, y sabiendo que el día 29 se detectaron más de 1.300 casos y se dieron de alta a más de 3.100, y que a una sola persona se le pueden llegar a realizar hasta cuatro o cinco test –uno o dos para confirmar que está contagiado y lo mismo antes del alta definitiva- encontramos que la casi totalidad de estas pruebas se destinan a personas sintomáticas, en tanto que los asintomáticos, siguen siendo una reducida minoría dentro de ese análisis.

Pero nada, a desconfinar, y nos echamos otra partida.

Rafael M. Martos

Editor de Noticias de Almería

Periodista. Autor de "No les va a gustar", "Palomares en los papeles secretos EEUU", "Bandera de la infamia" y de "Más allá del cementerio azul".

Valora esta noticia
0
(0 votos)