www.noticiasdealmeria.com

Ucronía con visos de certeza

Por Antonio Felipe Rubio
x
afelipeafelipecom/7/7/15
jueves 13 de mayo de 2021, 14:10h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia

En multitud de ocasiones hemos imaginado la reacción de ciertos partidos y medios de comunicación si el disparate protagonizado por un dirigente de la izquierda lo hubiese perpetrado alguien del Partido Popular o Vox. El eco mediático y las durísimas admoniciones siempre se han prodigado cuando la derecha la ha cagado de palabra u obra.

El desparpajo para asumir sus dislates, la ausencia de censura mediática y la aparición de noticias de “desviación” para despistar a la audiencia han sido constantes para la maniobrabilidad confortable de la extrema izquierda. No importa el alcance del insulto o la protervidad de la ocurrencia; algunos medios, insertos en la mendacidad colaborativa, se han ocupado de aplaudir ardientemente al inútil o inútila de turno y desviar la atención hacia globos sonda (peajes, cuotas de autónomos…) o a vueltas con Hacienda y el rey Emérito o algunos rebañapailas de la era Barberá… siempre hay recursos para distraer la atención.

La técnica de distracción -propia de trileros del Medievo- ahora, en técnicas de marketing, la llaman “spin doctor”: actor que te cuela una información con efectos nocivos aprovechando un acaecimiento convulsivo mayor. Ahora no hay asesores en el Gobierno de España, la mayoría indigentes intelectuales apesebrados. Ahora es el spin doctor el que maneja, dosifica y modula los globos sonda, okurrencias, disparates y mamarrachadas para envilecer la realidad y enmierdar al contrario.

Si las comparaciones son odiosas; ya no les digo de las ucronías. La ucronía es el ejercicio de jugar con la historia o los acontecimientos cambiando los actores o las circunstancias que acaecieron. Por ejemplo, qué hubiese ocurrido en la Europa de los años 30 de no haber existido Hitler.

Aplicando la ucronía, tuve la percepción de que tras el 4-M la izquierda podría ser tremendamente reactiva ante una exigua victoria de la derecha. Los precedentes no engañan: PP, C´s y el apoyo de Vox posibilitó el gobierno de Andalucía para Moreno Bonilla. El PSOE fue el partido más votado, pero no consintió esta victoria del “trifachito” aunque los apoyos de la izquierda no sumaban para el gobierno de “progreso progresista”. Así, Susana Díaz promovió el flete de autobuses y vituallas para rodear el Parlamento en clara ofensiva “democrática”. Otro tanto acaeció en Madrid cuando Rajoy ganó las elecciones: la izquierda y la extrema izquierda mando a parar y rodear el Congreso; el Coletas -ya Stalinoformo- bajó a enardecer a la chusma en un intento de clarividencia democrática para abortar la mayoría parlamentaria.

Afortunadamente, Ayuso venció por arrolladora goleada a las izquierdas. Pero, ¿qué habría sucedido si el resultado hubiese sido muy ajustado, necesitando todo el apoyo de Vox para sumar dos o tres parlamentarios más que la suma de la extrema izquierda? Esta es la ucronía, no obstante, cargada de certeza: Ahora estaríamos viviendo un infierno mediático, político y social con un Rodea la Asamblea para impedir el avance fascista en la rememoración del ¡No pasarán!

La derecha tiene serias dificultades para la aritmética electoral: o gana por mayoría incontestable o la horda izquierdista le hará muy difícil o imposible gobernar, aunque lo posibiliten los pactos.

Ante los sucesos vividos en el Congreso y el Parlamento de Andalucía, la extrema izquierda y sus detestables apoyos no van a ser asertivos y contemplativos cuando vean el peligro de que las derechas les puedan arrebatar el poder por unos pocos diputados de diferencia. Esa “democracia” no la entiende esta infecta progresía que tiene la encomienda sobrenatural de evitar el ascenso al poder del “fascismo” y sus trágicas consecuencias: movimientos tectónicos, impacto de asteroide… y las 10 plagas de Egipto.

No será nada fácil que estos bergantes acepten un mal resultado por la mínima; aunque esa es la máxima de la verdadera democracia.

Ni con agua hirviendo… Pedro Sánchez ya ha prospectado artimañas para extender su legislatura más allá de 2024 con la excusa de la rotatoria presidencia de la Unión Europea. Las prácticas bolivarianas se reconocen por la perversión de la ley para extenderse en el poder, ¿qué esperaban?

Imaginar es gratis. Pero imaginar lo que puede suceder ante una ucronía con visos de tanta certeza nos puede salir muy caro.

Antonio Felipe Rubio

Periodista
Dirige la tertulia La Luna en Interalmería TV
y la de COPE Almería

Valora esta noticia
0
(0 votos)