www.noticiasdealmeria.com

Un millón de euros para frenar la COVID

domingo 13 de septiembre de 2020, 05:00h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia

El impacto que la pandemia está causando en todos los ámbitos de nuestra vida hace cada vez más innecesarios, por repetitivos, los discursos políticos. Los almerienses necesitan más hechos y menos palabras. Y esa es la línea en la que estamos trabajando en el Ayuntamiento desde el inicio de esta inesperada crisis. En este sentido, acabamos de poner en marcha el proceso de entrega de las ayudas directas que fueron solicitadas por los empresarios y autónomos almerienses a través del plan municipal REACTIVA 20. Es, sin duda, una de las actuaciones más significativas emprendidas por el Ayuntamiento en las últimas semanas porque, como dije el pasado mes de abril, al comienzo de esta pandemia, la actuación del Ayuntamiento se irá adaptando a las necesidades que el avance de esta emergencia sanitaria pueda ir provocando. Estamos al servicio directo de las familias, comercios y empresas de Almería y, como dije entonces y sigo manteniendo, el Presupuesto Municipal puede y debe ser un documento flexible cuando las circunstancias lo requieren. Por lo tanto, no nos importará asumir renuncias para ofrecer respuestas. Y quizás una de las medidas más importantes que hemos puesto en marcha en los últimos meses ha sido la inyección de un millón de euros entre negocios y pequeñas y medianas empresas que, teniendo local y sede social en Almería, se han visto obligados a cerrar durante el periodo de confinamiento. Más de mil empresas presentaron la solicitud de este ingreso, de las que 750 han cumplido los requisitos precisados. Todas ellas van a recibir una ayuda directa que, en función del volumen de la empresa, ronda aproximadamente y como máximo los mil euros. Sé que es un dinero que no soluciona, pero que sí ayuda. Y ese es nuestro objetivo: ayudar. Estar cerca de la gente. Dar respuestas. Y vamos a seguir trabajando con las empresas que no cumplen los requisitos para ayudarles a ajustar sus peticiones, porque ese millón de euros, de un modo u otro, va a acabar sirviendo para lo que nos propusimos, que es ayudar de manera directa a los almerienses, porque entiendo que ése y no otro es mi primer deber como alcalde de esta ciudad. Ni antes ni ahora es momento de discusiones políticas. Ni antes ni ahora es momento de buscar réditos de la situación. La politización del dolor no salva vidas y la instrumentalización de la crisis no salva negocios. Es tiempo de hablar menos y hacer más.