www.noticiasdealmeria.com

#COVID19 día 11
De primera necesidad

miércoles 25 de marzo de 2020, 16:44h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar



Cuando comenzó el confinamiento, recuerdo que era lugar común entre quienes no tenemos mascota, ironizar con lo fácil que resultaría saltárselo sencillamente yendo a comprar varias veces al día, pero creo que la realidad nos ha hecho vivir las cosas de modo distinto.

No se trata solo del pánico al contagio que nos están inoculando –que no a la enfermedad, por cierto-, sino del dedo acusador con que te apuntan si sales de casa única y estrictamente lo imprescindible, y siempre dentro de la norma impuesta por el Real Decreto de Estado de Alarma.

Hasta hoy, solo he salido a tirar la basura por la noche, y también lo que va al reciclaje –unos contenedores y otros están en dirección opuesta-, pero dio la casualidad de que en este último caso, en pleno día porque así está establecido, tanto al ir como al volver había una patrulla de Policía Local colaborando con los Bomberos en lo que parecía el arreglo de algo en una farola. El hecho es que pude ver la mirada de uno de los agentes –sin mascarilla, mientras otros sí llevaban- siguiendo mis pasos al ir… y al volver. No me dijo nada, pero confieso que me entraron ganas de salir de naja como si llevase un alijo de droga o le hubiese dado un palo a una ancianita a punta de bardeo nada más salir del banco con la pensión en el bolso.

Es la inquietud de pensar que en estas situaciones estás en manos de quien manda, sin ninguna posibilidad de defensa argumentativa.

En uno de los informativos de televisión –al final los acabas viendo todos, aunque todos cuenten lo mismo- mostraron escenas de quienes intentan eludir la cuarentena, y en una de ellas se veía a dos agentes de policía –no sé qué cuerpo- gritándole a un sujeto lo siguiente:

-“¡Ni comprar cerveza ni ostias! ¡que la cerveza no es un bien de primera necesidad!”

Al chaval lo metieron en el coche, encendieron las luces, y se marcharon, y yo me pregunto por qué esos policías no consideraban la cerveza como un bien de primera necesidad, porque no veo esa especificación en el Real Decreto. ¿Y el café? Es que tanto la cerveza, como el café, como las bebidas alcohólicas están bonificadas para sus señorías en el bar del Congreso y en el del Senado, por lo que no es tan raro pensar que si es así, la única explicación es que sean de primera necesidad. De lo contrario sería inaceptable ¿no?

Lo que no sé es si el policía que me atravesó con la mirada entendía que mi salida de casa estaba justificada, o me estaba perdonando la vida.

Rafael M. Martos

Editor de Noticias de Almería

Periodista. Autor de "No les va a gustar", "Palomares en los papeles secretos EEUU", "Bandera de la infamia" y de "Más allá del cementerio azul".